URBANISMO

Villaquilambre multa con 500 euros a la constructora que empezó sin licencia un edificio en un solar comprado al alcalde

El cuarto municipio por tamaño de la provincia multa con 500 euros a una constructora que inició un edificio en Villaobispo sin la licencia concedida por el ayuntamiento presidido por Manuel García (PP), tras denunciar los hechos el PSOE.

Manuel García, alcalde de Villaquilambre (PP)
ICAL. Manuel García, alcalde de Villaquilambre (PP)
A. Vega | 06/05/2021 - 09:17h.

La constructora Ophisa (Obras y Pavimentaciones Hidraúlicas SL) ha sido sancionada por el Ayuntamiento de Villaquilambre con apenas 500 euros por comenzar las obras sin licencia de un edificio de viviendas en Villaobispo. La obra se ubica en una parcela comprada por la empresa a la familia y al propio Manuel García, alcalde de Villaquilambre por el PP y ahora precandidato a la presidencia provincial del partido conservador.

Según ha podido conocer ILEÓN la escasa sanción se produjo tras la apertura de un expediente motivado por la denuncia pública del PSOE de la construcción ilegal, acusando a Manuel García de permitir la obra de forma irregular pese a sus intereses en la misma. Los socialistas denunciaron el pasado mes de septiembre que en un solar ubicado en Villaobispo, colindante con una de las principales carreteras de la localidad y del municipio, la de Santander, se estaba empezando la construcción de un edificio pese a no tener la licencia concedida.

La constructora leonesa pidió la licencia para levantar un edificio de 15 viviendas y locales el 28 de julio de 2020, con un proyecto realizado por el arquitecto José Luis Mateos. Apenas 4 días antes, el 24 de julio, Manuel García y otros familiares venden a la sociedad Ophisa la finca para levantar el edificio.

El arquitecto encargado del proyecto es, además, uno de los técnicos de cabecera del cuarto municipio de la provincia por población, ya que pese a su tamaño no cuenta en plantilla con un arquitecto municipal, por lo que encarga fuera los informes necesarios. Mateos es uno de los principales arquitectos a los que recurren, aunque en este caso concreto, motivado por la incompatibilidad, los informes municipales han recaído en otras personas.

Los socialistas de Villaquilambre denunciaron que la obra estaba avanzando sin licencia el 7 de septiembre, momento en que se paralizó. La licencia para las obras no fue concedida hasta el 1 de octubre, por lo que el inicio de la obra de manera irregular provocó la apertura de un expediente sancionador contra la constructora.

Tras la denuncia del PSOE, Manuel García aseguró que iba a presentar acciones penales contra el portavoz socialista, Jorge Pérez, por un supuesto delito de calumnias "ya que la falsedad en sus manifestaciones imputando de manera falsa y malintencionada al alcalde Manuel García hechos muy graves constituye un serio atentado tanto en su reputación personal como en cuanto al cargo que representa y cuyas consecuencias se ven agravadas precisamente por su condición de alcalde". Fuentes cercanas a Manuel García han asegurado que ya se produjo el acto de conciliación y que su interposición tendrá lugar en estos días.

Edificio en construcción de Ophisa en Villaobispo
Edificio en construcción de Ophisa en Villaobispo.

Expediente de paralización formal, dos días antes de conceder la licencia de obras

Pese a que fue en la primera semana de septiembre cuando el PSOE denunció que se estaba realizando la obra sin licencia, con la excavación avanzada del garaje como se puede ver en las imágenes que proporcionaron, el Ayuntamiento de Villaquilambre no ordenó paralizar la obra y abrió expediente de sanción hasta el día 29 de septiembre.

En un intenso día documental, el consistorio inicia la paralización y notifica a Ophisa la apertura de un expediente por realizar obras sin licencia. La concejalía de Urbanismo pidió el 9 de septiembre a la Policía Local que hiciera una inspección urbanística sobre el estado de las obras, con fotografías e identificando a sus responsables. La Policía entregó su informe el 20 de septiembre reseñando que había un "vaciado en el terreno que apunta a que se está realizando una construcción subterránea probablemente destinada a garaje para vehículos de edificio de viviendas".

El mismo 29 de septiembre el representante legal de Ophisa, el empresario Julio Aberlardo Feo Martínez, recoge la notificación del expediente y apenas un día después, el día 30 de septiembre declara estar de acuerdo con el expediente sancionador y que la empresa "se compromete a la legalización de los actos sancionados". Un día después, el 1 de octubre, el Ayuntamiento de Villaquilambre aprueba la licencia para construir el edificio.

El consistorio acordó que los actos de inicio de la obra eran ilegales pero "leves", considerando que se realizaban de acuerdo "con el planeamiento urbanístico" vigente. En este tipo de sanciones la ley autonómica de urbanismo contempla multas entre los 1.000 y los 10.000 euros. En la interpretación que del reglamento urbanístico hizo el secretario municipal y exalcalde del municipio, Miguel Hidalgo, se impuso una multa de 500 euros, aplicando la rebaja de los 1.000 euros mínimos a los citados 500 por la colaboración de los autores de la irregularidad, "aplicable en este supuesto por la atención prestada por el sujeto responsable, aceptando la resolución sancionadora y restaurando la legalidad hasta el máximo de las limitaciones físicas insalvables". A favor de la multa de 500 euros también benefició que el 1 de octubre se hubiera concedido ya la licencia municipal.

La finca que el PSOE asegura que es del alcalde de Villaquilambre sin licencia de obras.
La finca del edificio con las obras comenzadas en septiembre de 2020 sin licencia otorgada.

Segregación de la finca, un año antes por un alcalde de Villaquilambre

El proyecto para construir el edificio de viviendas en Villaobispo fue, en realidad, iniciado por el propio alcalde Manuel García Martínez, en representación de su padre y excalcalde de Villaquilambre, Manuel García Santos, a mediados de 2019. Lo hicieron mediante el procedimiento para segregar la finca el 2 de julio de 2019, un año antes de su venta.

Este procedimiento es la separación de una finca mayor de un trozo de la misma, preceptivo para solicitar luego otro tipo de licencia en el solar ya que asigna además la edificabilidad prevista en el ordenamiento urbanístico. Villaquilambre autorizó la segregación el 12 de marzo de 2020, el viernes antes de que el Gobierno dictase el confinamiento general de la población por la pandemia del coronavirus. El proyecto de segregación también estaba firmado por el arquitecto José Luis Mateos.

Seis meses después se presentó el proyecto de obra para el edificio de 15 viviendas en tres alturas, contando también con locales, trasteros y garaje. El coste del edificio, según la información presentada en el Ayuntamiento, ascendía a 1,6 millones de euros. La multa por empezar la obra de forma ilegal, 500 euros.

Desde el Ayuntamiento de Villaquilambre han declinado valorar el resultado de la actuación urbanística, señalando que "los técnicos responsables hacen su trabajo con profesionalidad".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
LO + VISTO
publicidad