FERROCARRILES

La 'solución' de Ábalos para Feve en León no es válida hasta que el tramo no vuelva a la Red de Interés General Ferroviaria

El proyecto de Real Decreto sobre circulación con características tranviarias no afecta al trayecto entre la estación de Matallana y La Asunción, al salir éste de la lista en 2015; aunque una vez aprobado sólo se necesitaría "voluntad política" para volverlo a incluir. Pero al no haber previsión alguna de los los convoyes tren-tram necesarios, y plantear sustituirlos por autobuses, la normativa tampoco podría aplicarse y el bloqueo burocrático impediría la reapertura del tráfico ferroviario a esta terminal que cumplirá cien años en 2023.

Estación de Matallana de FEVE en León
Vías de FEVE en la ciudad de León, sin uso desde hace casi diez años.
Jesús María López de Uribe | 28/06/2021 - 09:13h.

El tramo entre la Estación de Matallana y La Asunción, que este año cumplirá diez sin tráfico ferroviario, no está incluido en el proyecto de Real Decreto sobre Circulación en Tramos con Características Tranviarias de la Red Ferroviaria de Interés General, el mismo sobre el que el ministro Ábalos se basó para asegurar en su última visita a León que sería la solución para volverlo a incluir en el tráfico de Feve.

Es decir, la promesa del Ministro de Transportes realizada en la ciudad de León de que "pronto estaría solucionado el problema administrativo que impide el paso de los trenes" no puede ser realizada en la actualidad, ya que el tramo del que se habla fue expulsado del Catálogo de Líneas y Tramos de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015.

Una decisión que en su momento los expertos destacaron como "un grave error" que ha provocado que se haya quedado en el limbo durante estos años y que la aprobación de este último real decreto impulsado por la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria (AESF) no sirva para reanudar el tráfico en las condiciones legales actuales.

Sí que es cierto que serían necesarios dos pasos, una vez aprobada esta nueva norma, para que vuelva a llegar un convoy ferroviario a la Estación de Matallana (que cumplirá cien años dentro de dos, en 2023) y el primero de ellos es que se volviera a incluir en el listado anual del RFIG este tramo. Eso sería una declaración de mera voluntad política, pero es muy inusual que un tramo vuelva a entrar al mismo una vez fuera de él.

Sin convoyes tren-tram para la línea

El otro problema, que viene a ser doble, es que no existe previsión alguna de dotar a la línea de Ancho Métrico entre León y Bilbao de los convoyes necesarios para aplicar el nuevo real decreto al que José Luis Ábalos se refirió, ya que deben de ser tipo tren-tram (tren tranvía) para toda ella.

El único anuncio de compra de convoyes para esta línea se produjo en junio del año pasado, en el que se aseguraba que se comprarían 26 eléctricos y 5 de alta montaña. Sin embargo, la línea de Feve entre León y Bilbao no cuenta con electrificación, con lo que los primeros no podrían circular y los otros cinco, que serían híbridos, sí; pero no serían trenes tranvía, con lo que tampoco podrían moverse desde La Asunción a la abandonada Estación de Matallana ubicada en la ciudad.

O sea, que para que se pueda cumplir la promesa de que vuelva a circular un convoy por unas obras ya terminadas hace más de tres años se deben cumplir dos condiciones: que haya convoyes adecuados al nuevo reglamento de circulación de características tranviarias y que el Gobierno vuelva a incluir el tramo en la Red de Interés General. El gran problema es que es condición necesaria para cualquiera de las dos circunstancias que ambas se cumplan a la vez, porque para el regreso del tramo al Interés General es necesario disponer de esos convoyes y esos no se comprarían sin haber regresado el tramo a esa condición.

Solución intermedia de Ábalos: autobús en vez de tranvía

En la visita del día 11 de junio, el Ministro de Transportes sí reconoció que no podía dar una fecha para la reapertura del tramo. "No les puedo dar una fecha, lo lamento. Podría hacerlo pensando en que ya vendrá otro que tendrá que sumir la realidad, pero les estaría engañando", apuntó a la Agencia ICAL.

Ábalos recordó que el pasado 28 de mayo la AESF sacó a información pública el real decreto que ampara la circulación tranviaria, que calificó como "un gran paso", y explicó que "el plazo de alegaciones concluye el 30 de junio, tras lo cual pasará al Consejo de Estado donde será sometido a consulta" asegurando: "Posteriormente pasará a Consejo de Ministros, pero esa tramitación irá bien, no me preocupa". Pero el ministro en ningún momento mencionó que esta normativa no afectaría al tramo leonés al no ser de Interés General del Estado.

Sin embargo, sí que dio cuenta del problema del material rodante: "Tenemos que ver la estructura que se ha hecho, el material rodante que tiene que pasar por ella, y alguna solución sobre la posibilidad de conectar con autobuses esa estructura". Ábalos reconoció que con la solución de autobuses desde el Mitma tendrían que "intervenir algo" en esta estructura "porque son elementos material rodante distinto". "Si pensamos en ferrocarril hay que pensar en la homologación del material que se encargó en su día y que no reúne las condiciones... hay elementos prácticos que me impiden ponerle fecha, pero hemos avanzado bastante al incluirlo en la red general y que pase por Consejo de Ministros, y que a partir de ahí sean cuestiones técnicas las que haya que resolver", según indica el teletipo de la Agencia de Información de Castilla y León.

Bloqueo burocrático en bucle

Incluso, pese a que el proyecto de reglamento de la AESF sí indica que se podría conceder el permiso a "tramos ferroviarios de competencia no estatal", esto tampoco aplica al trayecto entre la estación y la parada de la Asunción, ya que la línea en sí es de propiedad estatal (Adif RAM) y por ello ni Junta ni Ayuntamiento tienen competencias ferroviarias definidas sobre ese tramo. Esto demuestra que las declaraciones de José Luis Ábalos sobre la supuesta solución a la puesta en marcha del tren tranvía en León gracias a la nueva normativa no fueron rigurosas en cuanto a la posibilidad de vuelta de los trenes de la antigua Feve hasta su estación original.

Ahora mismo la línea sigue enredada en una maraña legal que puede complicarse todavía más, enquistando el bloqueo burocrático actual, en bucle, para seguir condenando a la Estación de Matallana a cumplir su centenario sin ferrocarril durante sus últimos 12 años. Y además, si se introdujeran autobuses como sugirió el ministro, imposibilitar de facto su regreso. Todo por el empeño de los técnicos del ministerio bajo gobierno del PP de sacarla del Interés General cuando no había motivos para ello mientras se estaban realizando las obras.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad