LABORAL

Ocho años del accidente minero del Pozo Emilio del Valle con el juicio pendiente de celebrar

La antigua explotación minera, hoy reconvertida en instalaciones ganaderas, ya no luce el castillete de la explotación minera aunque mantiene los carteles que explican su pasado.

Antiguo Pozo Emilio del Valle
Antiguo Pozo Emilio del Valle de la Hullera Vasco Leonesa, hoy ya sin castillete.
ileon.com  | 28/10/2021 - 18:18h.

Este jueves, 28 de octubre, se cumplen ocho años del trágico accidente minero en el Pozo Emilio del Valle de la Hullera Vasco Leonesa en la que fallecieron seis mineros: Carlos Pérez, Manuel Moure, Antonio Blanco, Orlando González, José Luis Arias y Roberto Álvarez, todos ellos trabajadores del macizo 7 del también llamado Grupo Tabliza de la cuenca Ciñera-Matallan.

Y han pasado también ocho años sin que un juicio haya depurado las posibles responsabilidades del trágico accidente mortal, ya que el inicio del juicio el pasado mes de abril fue suspendido tras acordarse varias defensas en las cuestiones previas antes de la celebración de la primera sesión del juicio de que tenían seguros de responsabilidad civil que respondían por ellos, por lo que la jueza decidió anular el juicio pero no la instrucción del proceso.

La larga instrucción del proceso por el accidente, con seis fallecidos y otros ocho mineros heridos de diversa consideración, se vio interrumpida para dar lugar a una instrucción suplementaria que dará cabida a los seguros que se encontraron la pasada primavera y que no se notificaron en los más de 7 años de instrucción judicial. Están pendiente de que se conozca la nueva fecha para su celebración.

En el banquillo de los acusados tendrán que sentarse nuevamente un total de 16 personas antes, los principales responsables de la entonces Hullera Vasco Leonesa, en proceso de desguace tras su quiebra en 2015, con la familia Del Valle, propietaria de la firma a la cabeza. Entre ellos figuran el que fuera su presidente, Antonio del Valle; el vicepresidente y consejero delegado, Arturo del Valle; y el vocal Aurelio del Valle. También están imputados el entonces director general, Marco Calvo, y el director facultativo de la explotación, José Eliseo Solís. El resto de acusados son ingenieros y vigilantes de seguridad de la compañía que debía garantizar la explotación. En el juicio estaban convocados además 60 testigos y peritos propuestos por las diferentes partes.

Hoy en las antiguas instalaciones mineras siguen existiendo los carteles que reflejan su pasado minero, donde se instaló un monolito en recuerdo de los fallecidos en el accidente, traslado a la cercana localidad de Ciñera.

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad