Quantcast

Economía

La crisis del coronavirus todavía no se nota en los concursos de acreedores de empresas y personas en la provincia

León registró en el segundo trimestre de 2020 cuatro procesos concursales de compañías, el mismo número que en ese período del pasado año 2019.

quiebra concurso acreedores ere protesta laboral cierre fábrica economia crisis 1
Leticia Pérez / ICAL
ileon.com / ICAL | 05/08/2020 - 10:30h.

Los concursos de acreedores no han notado todavía en León las repercusiones de la crisis sanitaria del coronavirus. León registró en el segundo trimestre de 2020 cuatro concursos de empresas, el mismo número que en este período del año anterior, así como los nueve deudores de esta misma franja temporal (de los que cinco fueron personas físicas sin actividad, dos sociedades limitadas y dos autónomos), según los datos provisionales de la Estadística del Procedimiento Concursal publicada este martes por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

La provincia acumuló 22 concursos de acreedores en todo el ejercicio 2019 por los 20 que sumó en 2018. Ahora afronta un ejercicio excepcional marcado por la crisis sanitaria del coronavirus que conllevó la declaración del estado de alarma y una suspensión de los plazos administrativos entre mediados de marzo y principios de junio que puede haber afectado a esta estadística.

El caso es que los deudores concursados disminuyeron un 7,6 por ciento durante el segundo trimestre del año en Castilla y León en relación al mismo periodo del año anterior, frente al descenso del 41,3 por ciento de la media nacional. En concreto, la Comunidad registró 61 procesos, mientras que en España fueron 1.111.

Esta caída sitúa a Castilla y León en el séptimo lugar del ránking autonómico, por detrás de Cataluña (297), Comunidad Valenciana (173) y Comunidad de Madrid (164), que concentraron el 57 por ciento del total de deudores concursados. En el lado opuesto se situaron La Rioja (seis), Extremadura (13) y Navarra (14), entre otros. La caída interanual en Castilla y León es la segunda más baja del país, solo por detrás de Cantabria, que registró un descenso del 7,1 por ciento.

Por provincias, disminuyeron un cien por cien en Ávila, al pasar de dos a cero; un 50 por ciento en Zamora, hasta los dos; un 33,3 por ciento en Soria, hasta los dos; un 22,2 por ciento en Salamanca, hasta los siete; un 15,7 por ciento en Valladolid, hasta los 16, y un nueve por ciento en Palencia, hasta los diez. Por el contrario, crecieron en Burgos (83,3 por ciento), hasta alcanzar los once, y un 33,3 por ciento en Segovia, hasta los cuatro, mientras que no hubo variación en la provincia de León, al mantenerse en nueve deudores.

En función del tipo de concurso, la gran mayoría fueron voluntarios, 51, frente a cuatro necesarios. Mientras, todos, salvo dos, se resolvieron a través del procedimiento abreviado. De los 61 deudores concursados, 37 eran personas físicas sin actividad empresarial, mientras que los restantes eran empresas (16 sociedades limitadas, seis personas físicas y una anónima).

En cuanto a la actividad económica principal de empresas concursadas en Castilla y León, siete se dedicaban a la industria; una a la construcción; tres al comercio al por mayor, y otras dos al comercio al por menor y vehículos; dos al transporte y el almacenamiento; una a la hostelería; dos a la información y comunicaciones; dos a actividades profesionales, una al resto de servicios y tres están sin clasificar.

Por lo que respecta al número de trabajadores en nómina, las empresas más afectadas por estos procedimientos fueron las compañías con cero empleados con seis casos, seguida de las cuatro que hubo entre las sociedades entre uno y dos trabajadores.

La estadística se enmarca en el frenazo en seco de la economía española, que entró en este segundo trimestre del año en recesión al experimentar el PIB (Producto Interior Bruto) una caída del 18,5%, la mayor desde que hay estadísticas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad