Economía

La pandemia provoca que en León ya haya más personas que no trabajan que las que podrían hacerlo

La provincia cerró 2020 con más población inactiva que activa y 12.000 ocupados menos que hace un año, según datos de la EPA del cuarto trimestre.

León San Froilán nuevo confinamiento coronavirus Covid-19
León, en una imagen de finales de 2020. / Peio García / ICAL
ileon.com / ICAL | 28/01/2021 - 10:25h.

La pandemia ha consolidado un vuelco al mercado laboral que deja una lectura dramática para el futuro inmediato de la provincia, donde la población inactiva (la mayor de 16 que cumple las condiciones para trabajar pero no se incorpora a un puesto: no son ni ocupados ni parados) ya supera a la activa (la mayor de 16 que trabaja o está en disposición de hacerlo). Son 203.600 frente a 191.900, según el resultado de la EPA (Encuesta de Población Activa) del cuarto trimestre de 2020 publicada este jueves por el INE (Instituto Nacional de Estadística). León es la provincia de la Comunidad Autónoma que registra una mayor caída de activos.

El cierre del año de la pandemia también deja la paradoja de que se reduzca el número de desempleados (que cayeron en los últimos doce meses de 27.000 a 23.200) con una tasa de paro prácticamente idéntica (del 12,99% al 12,07%) siempre con el matiz de que los afectados por ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) no están considerados como parados.

El número de ocupados leoneses sigue cayendo hasta quedarse en 168.700 a finales de 2020 frente a los 180.500 de hace un año: a un ritmo de 1.000 menos al mes.

Y es que el vuelco que ha provocado en la provincia que la población inactiva (compuesta fundamentalmente por estudiantes, prejubilados, jubilados, así como personas que se dedican a las labores del hogar, que hacen labores sociales sin remuneración o que reciben una pensión) supere a la activa (la que trabaja o está en disposición inmediata de hacerlo) revela una anomalía que se hace palpable al compararlo con la relación inversa que se da a escala nacional: 23.064.100 activos frente a 16.571.400 inactivos en España.

Por otra parte, la tasa de actividad de la provincia bajó en un año del 52,14 del cuarto trimestre de 2019 al 48,51 del cierre de 2020, según datos de la EPA, que también refleja una caída alarmante de las personas que buscan su primer empleo (pasan de 2.400 a 1.100).

Castilla y León

El número de desempleados en Castilla y León subió un 1,36 por ciento en el cuarto trimestre del pasado año, con 1.700 parados más, en comparación con el mismo trimestre de 2020, lo que deja la cifra de parados en 128.300. Este incremento contrasta con la subida del 16,54 por ciento (527.900 personas) registrada en el conjunto de España, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el INE.

De esta forma, la tasa de paro en Castilla y León se sitúa en el 11,61 por ciento, mientras que a nivel nacional sube hasta el 16,13 por ciento. En comparación con el tercer trimestre del año pasado, el paro en la Comunidad registró una caída de 10.200 personas (7,2 por ciento), mientras en España el retroceso fue del 0,08 por ciento (3.100).

Por lo que respecta a la ocupación, en Castilla y León había al cierre del cuarto trimestre del año 976.600 ocupados, es decir, 27.300 personas más que hace un año, lo que supone un 2,72 por ciento más. En este caso, los ocupados en España se cerraron en 19,3 millones de personas, 622.600 menos, es decir, un 3,12 por ciento. En la comparativa trimestral, en Castilla y León se perdieron 5.800 ocupados , un 0,59 por ciento, mientras que el conjunto nacional se ganaron 167.400 ocupados, un 0,87por ciento.

En cuanto a los activos, Castilla y León perdió en el último año 25.600, un 2,27 por ciento, hasta 1.104.900 millones. En España, con 23.064.100 de activos, el retroceso fue de 94.700 (-0,41 por ciento). Con respecto al pasado trimestre, Castilla y León perdió 4.400 activos, un -0,40 por ciento más, mientras que España creció un 0,72 por ciento (164.300).

La tasa de actividad se situó en Castilla y León en 54,21 por ciento, mientras que en el conjunto de España fue del 58,19 por ciento. Las comunidades con una mayor tasa de actividad fueron Madrid (63,33 por ciento), Baleares (61,37 por ciento), Cataluña (61,16 por ciento) y La Rioja (59,41). En el otro extremo se sitúan Asturias (50,18 por ciento) y Galicia (52,30 por ciento). En cuanto a la tasa de paro, Canarias registró el nivel más alto, con un 25,22 por ciento, seguida de Andalucía (22,74 por ciento) y Extremadura (21,32 por ciento). Por el contrario, sólo País Vasco (9,96 por ciento) y La Rioja (10,36 por ciento), presentaron una tasa de paro menor que Castilla y León (11,61 por ciento).

Evolución provincial

Por lo que respecta a la evolución por provincias, el paro bajó en el último año en Burgos, León, Segovia y Zamora, mientras que en resto registró subidas. El mejor comportamiento que registró en Segovia, con una caída del paro del 28,88 por ciento (-2.600), para dejar la cifra total en 6.400 personas. En Zamora el retroceso fue del 22,32 por ciento (-2.500), hasta los 8.700 desempleados, mientras que León se apuntó una bajada del 14,07 por ciento (-3.800), hasta los 23.200. En Burgos el descenso fue de cien personas (-0,62 por ciento) y el número de parados se sitúa en 16.000.

En el extremo opuesto se situaron la provincia de Ávila, con una subida del desempleo del 20 por ciento (+2.00), que eleva la cifra total hasta los 12.000 parados, y Salamanca, donde el incremento fue del 19,38 por ciento (+3.800), hasta los 23.400. Valladolid alcanzó los 28.300 parados tras una subida del 18,41 por ciento (+4.400); Palencia los 7.000, tras un incremento del 6,06 por ciento (+400), y Soria apuntó cien parados más (3,12 por ciento), hasta los 3.300.

La tasa de paro más elevada la registra Ávila con un 16,04 por ciento, por delante de Salamanca (15,75 por ciento), León (12,07 por ciento), Zamora (11,47 por ciento) y Valladolid (11,35 por ciento). Por el contrario, Soria presenta la más baja con un 7,67 por ciento, seguida de Segovia (8,21 por ciento), Burgos (9,40 por ciento) y Palencia (9,64 por ciento).

Activos

Mientras tanto, el número de activos se incrementó en Ávila y Zamora y cayó en el resto. En la provincia abulense la subida fue del 1,76 por ciento (+1.300), lo que deja la cifra total en 74.900, mientras que en Zamora el incremento fue de 200 personas (+0,26 por ciento), hasta las 75.700.

Las caídas fueron lideras por León con un descenso del 7,47 por ciento (-15.500 personas), que deja la cifra total de activos en 191.900; por delante de Soria con un 3,36 por ciento (-1.500), que baja hasta los 43.100; de Segovia, con un 3,34 por ciento (-2.700), hasta los 77.900, y de Palencia, con un 2,81 por ciento (-2.000), hasta los 73.100. La provincia de Valladolid registró una caída del 2,27 por ciento (-5.800), que deja el total de activos en 249.700; el descenso en Salamanca fue del 1,39 por ciento (-2.100), hasta los 148.300, y en Burgos del 0,98 por ciento (-1.700), para un total de 170.400.

La tasa de actividad más alta de la Comunidad la presenta Segovia, con un 59,95 por ciento, que es la única provincia que se sitúa por encima de media nacional (58,19 por ciento), por delante de Burgos, con un 57,01 por ciento. Por el contrario, León es la provincia en peor situación con una tasa de actividad del 48,51 por ciento, seguida de Zamora (50,82 por ciento) y Salamanca (52,83 por ciento). En Palencia la tasa alcanza el 54,56 por ciento, en Ávila el 55,63 por ciento, en Valladolid el 56,75 por ciento, y en Soria el 56,88 por ciento.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad