Quantcast

León

Mobiliario para publicidad en León sí pero marquesinas para esperar el autobús no

Los usuarios del transporte urbano critican que muchas paradas, algunas tan usadas como la del Hospital de León, carezcan de un resguardo para los pasajeros mientras a pocos metros se instalan nuevo mobiliario urbano para colocar y cobrar anuncios por parte de la empresa a la que el Ayuntamiento 'blindó' en contrato hasta el año 2038.

autobús marquesinas mobiliario urbano alesa ayuntamiento de León publicidad alsa bus transporte hospital león 2
Mupi de publicidad sí hay, pero la parada del Hospital de León sigue sin marquesina para guarecerse y descansar.
ileon.com  | 21/02/2019 - 10:25h.

León dispone desde hace semanas de un número mayor de soportes publicitarios. Son muchos los llamados mupis, espacios publicitarios de exterior, que están siendo instalados en diferentes puntos de la capital leonesa, en algunos casos donde ya existían este tipo de soportes con anterioridad pero también en otros muchos en lugares donde nunca hubo un lugar para colocar carteles publicitarios, algunos de ellos en lugares bastante insospechados.

Sin embargo, la aparición de estos espacios ha causado un cierto malestar entre los usuarios de los autobuses urbanos de León capital, que han apreciado que sí se realiza un esfuerzo para sacar un rendimiento económico a la publicidad exterior en la ciudad pero, en cambio, muchas paradas de los autocares de la capital permanecen sin marquesinas para que los pasajeros puedan resguardarse durante sus esperas.

Un caso paradigmático es el que se aprecia en el Hospital de León, una de las paradas de autobús urbano más usadas de todo León. Allí, las mismas personas que no disponen de marquesina sí observan a pocos metros de la parada uno de esos muros publicitarios. Algunos de los que usan esta parada son familiares y allegados de personas que permanecen ingresadas o aquellas que acuden a una consulta, no pocas veces incluso leoneses que no se encuentran en perfectas condiciones de salud.

Parada de autobús, inicio y fin de trayecto, en el Polígono X y sin marquesina para resguardarse.
Parada de autobús, inicio y fin de trayecto, en el Polígono X y sin marquesina para resguardarse.

Sin resguardo de las inclemencias

Para guarecerse de las inclemencias meteorológicas, en la zona donde aparca el bus tan sólo cuentan los pasajeros con el alero que forma el propio edificio del centro hospitalario, con tal altura que por ejemplo cuando llueve hace que sea imposible no mojarse. Con situaciones de calor pasa algo parecido. A eso hay que sumar que al no haber marquesina de espera, tampoco se dispone de un lugar donde poder esperar sentado a la llegada o salida del autobús.

Otro ejemplo se observa en el Polígono X. A escasos 200 metros de donde el bus urbano ejecuta el principio y final de trayecto, y por lo tanto a veces con esperas de algunos minutos por parte de los conductores para que éste parta, sí se ha situado un nuevo mupi publicitario en un punto de la acera donde nunca hubo ninguno, de manera que es de los de nueva instalación. Pero tampoco se ha situado nunca en la parada una marquesina para hacer más llevadera la espera, incluso aunque esas mismas marquesinas también sean un espacio publicitario de primer orden, muy visibles y por lo tanto a un coste no escaso para los anunciantes.

Ese altísimo techo del propio Hospital de León es el único, y poco útil, resguardo de los usuarios del autobús urbano.
Ese altísimo techo del propio Hospital de León es el único, y poco útil, resguardo de los usuarios del autobús urbano.

Se da la circunstancia casual de que la empresa que se encarga tanto de los mupis exteriores como de las marquesinas del transporte urbano de León es la misma: Impursa, una firma de origen alicantino que se ha expandido a nivel nacional con gran rapidez al conseguir contratos municipales de mobiliario urbano en numerosas ciudades españolas, desde Benidorm a Valladolid, Lorca o Játiva, por mencionar algunos.

Un contrato blindado hasta 2038 que deja apenas 30.000 euros/año

Uno de los últimos lugares donde desembarcó fue León, hace un año, a comienzos de 2018. Esta firma se alzó con el contrato público que puso en marcha en equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de León para instalar el nuevo mobiliario de la ciudad (mupis, kioscos, rejoles con termómetro, columnas, marquesinas o mástiles con la bandera leonesa), tomando así con varios años de retraso el relevo de la francesa Jc Decaux.

Ese contrato, como publicó en su día ileon.com, se blindó por el doble de años de los inicialmente previstos, alcanzando un total de 20 años, es decir, dejando en manos de la compañía el mobiliario urbano leonés hasta el año 2038 (ya que el contrato se oficializó finalmente en abril de 2018).

A cambio, la empresa se encarga de gestionar -y cobrar- toda la publicidad que en esos soportes se sitúa, obteniendo así el beneficio que la compensa, a cambio de pagar a las armas municipales leonesas un canon de tan sólo 30.000 euros al año. Es decir, que el ayuntamiento ingresará por ello en el total de las dos próximas décadas la cifra de 600.000 euros en su conjunto.

Más publicidad en León, no se sabe por qué

El contrato en vigor con Impursa obligaba a la empresa a instalar objetos con unas cifras muy específicas, en idéntico número a los que tenía su antecesora: 34 mupis, 14 relojes públicos con termómetro, 2 kioscos, 15 mástiles para banderas, 8 columnas y dos columnas-fuente. En su día, Fernando Salguero, portavoz del equipo de Gobierno del alcalde Silván, mencionó que la compañía había ofrecido algunas mejoras, pero sin especificar cuáles eran. En todo caso, por lo que se ha podido comprobar ahora, un año después, el número de mupis con los que la empresa hace negocio se han multiplicado.

A la derecha, uno de los nuevos mupis publicitarios de los muchos que se han instalado nuevos en la capital leonesa.
A la derecha, uno de los nuevos mupis publicitarios de los muchos que se han instalado nuevos en la capital leonesa. Al fondo, la parada desprotegida.

El propio Salguero, consultado por ileon.com ahora, admite que no está claro, o al menos no le consta de momento, el motivo por el que se han disparado estos mupis publicitarios enla ciudad. Pero sí incide en algo que es cierto: que las marquesinas de los autobuses urbanos leoneses no forman parte de este contrato sino que son una competencia de la empresa pública Autobuses Urbanos de León (Alesa).

Las marquesinas son cosa de Alesa, filial de Alsa

Esta filial de Alsa, por lo tanto, es la encargada de gestionar el servicio de autobuses urbanos de la capital leonesa y, por ende, de decidir mejoras en el servicio tales como la colocación de las marquesinas que muchos usuarios reclaman, como en el mencionado caso del Hospital de León.

Alesa gestiona este servicio desde 2006, cuando se alzó con el contrato público del Ayuntamiento por espacio de 25 años en total (15 años más una prórroga de otros 10 años), es decir, hasta el año 2031.​

Polémica en 2017

La coincidencia es que fue la misma empresa Impursa la que fue elegida por Alesa para renovar en el año 2017 un total de 75 marquesinas de autobuses en la capital leonesa que se encontraban más deterioradas, con no poca polémica por el dilatado tiempo en que dejó a los pasajeros sin un lugar de resguardo en las paradas, coincidiendo con una época de fuertes lluvias y frío.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad