León

Los nuevos veladores de San Marcelo en León no tienen autorización de Patrimonio pese a estar en zona protegida

La Junta ya investiga una posible infracción relacionada con la máxima protección que afecta a este punto, por estar en el Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad, ya que ni los promotores del polémico proyecto hostelero ni el Ayuntamiento de la capital han notificado nada, algo obligatorio.

cafetería restaurante hostelería marcela terraza veladores suelo patrimonio camino santiago san marcelo plaza palomas obras ayuntamiento licencia
Los veladores en plena instalación en el centro patrimonial de León.
C.J. Domínguez | 02/09/2021 - 10:43h.

Que la polémica estaba servida en varios frentes por la instalación de unos grandes veladores en el corazón de León capital, en un conocido establecimiento hostelero de la ciudad, con sustanciales obras y cambios en la Plaza de San Marcelo, era algo que ya por sí mismo se convirtió en noticia dada su gran repercusión. Pero la polémica va más allá, como avanzaba la noticia publicada por ILEÓN y ahora confirma oficialmente la Junta de Castilla y León.

Y es que la gran estructura instalada en la cafetería restaurante Marcela, en la también conocida como Plaza de las Palomas, que incluso ha modificado el suelo en la zona pare elevarlo con un solado de madera sobre el empedrado, no cuenta con el visto bueno de Patrimonio de la Junta. Es más, ni siquiera se ha notificado el proyecto, confirman fuentes de la Delegación Territorial autonómica en la provincia leonesa. Algo que es de obligatorio cumplimiento.

La situación revisa ahora una nueva gravedad, dado que también confirma Patrimonio que no cabe duda oficial de que el lugar donde se instalan los veladores y la estructura para sustentarlos está de facto en plena zona protegida con algunas de las figuras más elevadas posibles: como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Conjunto Histórico, Primer Itinerario Europeo y Patrimonio de la Humanidad que es el Camino de Santiago en todo su recorrido. También a su paso por la capital leonesa.

Obligaciones de alto nivel que no se cumplen

En tales áreas, es obligatorio y preceptivo comunicar los proyectos que puedan afectar a estas figuras de protección a la Comisión Territorial de Patrimonio. Algo que afecta a este proyecto y en este punto.

Sin embargo, las mismas fuentes confirman que nadie, ni propietarios ni Ayuntamiento de León, de quien dependería la obligatoria licencia, ha comunicado en modo alguno los trabajos ni el proyecto.

Por ese motivo, la Delegación de la Junta envió ayer a un técnico del área de Patrimonio para corroborar in situ lo ya publicado por ILEÓN y documentar lo que se viene realizando en la terraza de la Plaza de San Marcelo, pasos previos a la apertura de oficio de un expediente por estos hechos por presunta afección de las tareas a la protección patrimonial de la zona.

Este medio ha recabado información del Ayuntamiento de León sobre el proyecto y el trámite de la licencia, de haberse concedido, sin que de momento tenga respuesta municipal.

Precedentes

No es la primera vez que algo así ocurre en el caso del proyecto hostelero de la familia Vázquez, propietaria de otros conocidos establecimientos de León como los hoteles Alfonso V o Conde Luna, entre otros.

Ya durante la reforma de este mismo establecimiento, iniciada en el año 2017, en una fase inicial tras el cierre después de seis décadas de la conocida tienda textil de la marca Yálex, aparecieron en el interior del inmueble una serie de restos arqueológicos bajo el subsuelo.

El alcalde de León, José Antonio Diez, comprobando en persona la evolución de los trabajos en la terraza céntrica terraza.
El alcalde de León, José Antonio Diez, al fondo, comprobando en persona la evolución de los trabajos en la céntrica terraza.

Sin embargo, las obras continuaron hasta que alguien se interesó ante Patrimonio por la relevancia, o no, de tales restos. Finalmente los trabajos se tuvieron que paralizar largo tiempo hasta cumplir con todos los requisitos administrativos que es obligatorio seguir en situaciones similares.

El establecimiento, con esa demora añadida, vio la luz a finales de 2019, sin saber entonces que muy pocos meses después se vería afectada, como todo el sector de la hostelería, por una crisis sanitaria global marcada por el coronavirus.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad