Quantcast

LLAMAS EN LOS PUEBLOS DE LA PROVINCIA

León tendrá 22 parques de bomberos, pero municipales y sin profesionales

Martínez Barazón y Silván se congratulan del acuerdo histórico para impulsar un Plan Provincial de Prevención y Extinción de Incendios para "que los en pueblos duerman tranquilos" aunque sin plazos ni presupuestos concretos. Los parques y los 'voluntarios' los pondrán los municipios, y Diputación y Junta garantizan formación, coordinación, vehículos y medios.

imagen
C.J. Domínguez | 04/07/2014 - 14:06h.

La provincia de León contará con 22 parques municipales de voluntarios de extinción de incendios, asistidos por los bomberos profesionales de los parques de las ciudades de León y Ponferrada. Este es el 'alma' del acuerdo alcanzado hoy entre el presidente de la Diputación, Marcos Martínez Barazón, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Antonio Silván, para desarrollar lo que han denominado el Plan Provincial de Prevención y Extinción de Incendios para atender los incendios urbanos de los municipios de menos de 20.000 habitantes. De momento no hay plazo concreto para su desarrollo ni tampoco un presupuesto preciso.

Lo que quedó claro en la rueda de prensa posterior a la reunión es que ambas administraciones descartan los parques comarcales de bomberos profesionales, que según explicó Martínez Barazón serían doce y tendrían un coste de "más de un millón de euros" que tendrían que pagar también los ayuntamientos y que "saldría a 20 euros al año por cada vecino" de la provincia. "Un coste enorme que es inasumible", zanjó.

Parques de primer orden, extrarradio y periféricos

Por eso, se ha diseñado un entramado que dispondrá de dos centros de referencia, los actuales parques de León y Ponferrada, y otros 22 centros de intervención municipal repartidos de la siguiente manera: seis de primer orden, en las principales cabeceras de comarcas; otros seis de segundo orden o extrarradio; y diez más periféricos para zonas más inaccesibles. Estos 22 centros estarán "cubiertos por empleados municipales de los municipios donde se ubiquen, que además de trabajar en el Ayuntamiento puedan tener una disponibilidad de 24 horas y con formación para ser bomberos", detalló el presidente de la Diputación.

Ni un incendio a menos de 30 minutos

Martínez Barazón incidió en que este entramado no dejará a ningún vecino a menos de 25 kilómetros de un centro de intervención municipal y a un máximo de 25-30 minutos de tiempo de actuación. Y quitó importancia al hecho de que quien intervenga en primera instancia no sea bombero profesional, al contrario que en otras provincias, porque "lo que le interesa al ciudadano es que se apague el incendio".

Por su parte, Silván garantizó que la Junta asumirá en "absoluta colaboración" la formación permanente de este personal municipal, bien en el Centro de Referencia Regional de Salamanca o en León si hay un espacio para ello; la aportación de "material móvil y equipos", tal y como resaltó que ya se lleva haciendo varios años; y la coordinación de todos los recursos a través esencialmente del 112, para hacer que sea suficiente "todo el material disperso ahora por la provincia, con una importante cantidad de autobombas y material, reforzado con nuevos vehículos y equipos".

Ahora, ¿qué ayuntamientos quieren?

Respecto a los plazos de implantación de este sistema provincial asentado en los municipios leoneses, tan sólo se avanzó que "queremos tenerlo en marcha lo antes posible" y que "comenzaremos por los lugares más alejados" de la "compleja geografía y orografía provincial".

Una vez cerrado el marco de acuerdo general, ahora la Diputación irá hablando con los ayuntamientos para definir con precisión cuáles asumirían albergar esos 22 centros municipales de extinción, por lo que aún no se conoce el mapa con precisión. Respecto a los parques en sí, Martínez Marazón aseguró que no habrá una inversión concreta, porque "todos los ayuntamientos disponen de una nave o sitio adecuado" para este plan.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad