Quantcast

Camino de Santiago

Los ayuntamientos del Camino de San Salvador buscan incrementar la afluencia turística de cara al 2015

El presidente de la Diputación de León inaugura en Carbajal de la Legua una escultura en homenaje a los peregrinos de este trayecto, una media de diez al día en la provincia de León.

imagen
El autor de la escultura construída en homenaje a los peregrinos que realizan Camino de San Salvador, Carlos Cuenllas. Foto: Carlos S. Campillo/ Ical
S. Gallo/ Ical | 09/09/2014 - 18:03h.

Los ayuntamientos por los que pasa el Camino de San Salvador, uno de los ramales del Camino de Santiago Francés que transcurre entre León y Oviedo, están trabajando para impulsar esta ruta e incrementar el número de peregrinos que cada año recorren este trayecto. De hecho, y dado que se cifra en una media de diez los peregrinos que cada día pasan por esta ruta, lo que se está haciendo es trabajar "al 1.000 por 1.000" para conseguir que el próximo año el número de peregrinos pueda incrementarse al menos por diez, hasta alcanzar una media de 100 diarios.

Así lo declaró la presidenta del Camino de San Salvador, Chari Arias, que incidió en que se quiere que la ruta tenga "el esplendor que tuvo en la Edad Media" y que, al igual que ocurre con el Camino Francés, sea "un motor de desarrollo económico, no solo religioso" y que los albergues con los que cuenta el trayecto "se queden pequeños". Arias insistió en que los 130 kilómetros que cruzan la Cordillera Cantábrica ofrecen al peregrino "unos paisajes inmejorables y unas rutas preciosas", añadió.

Para ello, ya se están poniendo en marcha iniciativas de marketing y de publicidad. "Todo lo que podemos y más" para desarrollar esta ruta y que sea "una pasada y todo el mundo conozca la Cordillera Cantábrica" y la provincia de León, que ya cuenta con una equipación "completa" de albergues, que se espera que se queden "pequeños" en las localidades de Cabanillas, La Robla, Buiza y Pobladura de la Tercia, dijo.

Otra de las acciones promocionales del Camino de San Salvador tuvo lugar este mediodía en la localidad de Carbajal de la Legua, donde se inauguró una escultura con la que se quiere homenajear a los peregrinos de esta ruta. El alcalde de Sariegos, Ismael Lorenzana, incidió en que lo que se quiere es "impulsar el Camino de San Salvador" para que no sólo se hable del Camino Francés.

Desde el Ayuntamiento de Sariegos ya se han adoptado las primeras medidas, como la reparación del trayecto a su paso por el municipio así como ahora la exposición de esta escultura, elaborada por el escultor leonés Carlos Cuenllas. "Vamos a intentar que esto avance, porque queremos que el Camino sea un éxito, ya pasan bastantes peregrinos", explicó Lorenzana.

Al acto de inauguración de esta escultura acudió el presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, que aludió también al "empeño" que persigue la institución provincial por impulsar esta ruta, para lo que se ofreció "todo el apoyo para seguir mejorando" y conseguir que el Camino de San Salvador se convierta en "un auténtico hito y potencial económico y social para los municipios por los que pasa", dijo.

Martínez recordó el dicho de que "el que va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y no al señor" y consideró que el Camino Francés está "suficientemente promocionado y casi saturado", por lo que es el momento de dar proyección a otros trayectos para aumentar el número de peregrinos y dar a conocer las localidades por las que pasa. Para dar este impulso, el presidente de la Diputación de León aclaró que se tendrá en cuenta este trayecto en la oferta de subvenciones para esta materia, con el fin de apoyar el "importante trabajo" que están haciendo tanto a la asociación como los municipios por los que pasa el Camino de San Salvador.

La escultura

La escultura que hoy se inauguró en Carbajal de la Legua es obra del leonés Carlos Cuenllas, que explicó su intención de hacer "una especie de híbrido entre una escultura y una iglesia" en el intento de buscar la singularidad de "la iglesia más pequeña del Camino". Cuenllas recordó que su trabajo pretende que el espectador pueda "interactuar" con la pieza y en este caso, al tratarse de una iglesia se buscó "el doble sentido de asamblea y de templo como lugar sagrado".

La escultura tiene dos vistas diferenciadas, una que es la que presenta durante el día, donde el acero inoxidable refleja los colores del entorno y que se integra "bien" en el espacio, mientras que por la noche cuenta con una luz interior que permite que las vidrieras que adornan la escultura se conviertan en las protagonistas de la pieza.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad