Provincia

La Diputación de León dejó de gastar 135 millones el año pasado y recuperará 61 para inversiones en este

El remanente de tesorería, que se ha demorado casi tres meses, permitirá elevar un 30% el presupuesto ya aprobado, hasta casi los 193 millones, incrementando partidas para carreteras, planes de obra en los pueblos y patrimonio.

Diputación de León - Paacio de los Guzmanes
Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación provincial de León
ileon.com  | 23/04/2019 - 17:14h.

A la Diputación de León le sobraron 135 millones de euros del presupuesto del pasado año 2018. Ese es el abultando montante del remanente de tesorería -dinero sobrante en la contabilidad- que la Corporación provincial aprobará en el Pleno ordinario de este mes después de que este trámite se haya demorado casi tres meses a causa de un nuevo programa informático para realizarlo.

Las cuentas de la liquidación del presupuesto permitirán a la institución provincial disponer en las cuentas de este año de un total de 61 millones de euros más de los inicialmente aprobados, destinados en su mayoría para inversiones, de manera que una vez incorporado este dinero el presupuesto de 2019 que se había aprobado a final del pasado año por un importe final de 132,4 millones podrá elevarse a la cantidad total de 193 millones.

Según ha avanzado el equipo de Gobierno del PP, y se detallará con precisión de cara al Pleno del miércoles 24 de abril, el montante 'auto-heredado' del pasado año se destinará principalmente a engrosar aún más el plan de mejora de carreteras de la red provincial, así como a hacer crecer algunos planes de obras destinados a los ayuntamientos leoneses de menos de 20.000 habitantes y también aumentar algunas partidas de inversión en Patrimonio que impulsa el Instituto Leonés de Cultura (ILC). También podría recaer alguna cantidad mayor al nuevo plan de impulso y mejora de polígonos industriales.

Según ya se pudo comprobar en la última Comisión de Hacienda celebrada en el Palacio de los Guzmanes a mediados de este mes, al cierre de la liquidación restaban aún importantes cantidades pendientes de pago por parte de la Diputación leonesa, así como pendientes de cobro. En el primero caso, la institución reconocía que en este mes de abril aún se debían afrontar gastos por valor de algo más de 97 millones de euros, mientras quedaban por ingresar casi 77 millones.

Los consorcios de Turismo y Aeropuerto no cumplen

Los informes que conocerán y, previsiblemente aprobarán, en la sesión plenaria del miércoles se recogen además los cumplimientos de todos los organismos dependientes de la propia Diputación leonesa. Así, al ILC  le sobraron de remanentes el pasado año 13,6 millones de euros. En ambos casos, se ha cumplido la regla de gasto, el principio de estabilidad presupuestaria y el de sostenibilidad financiera, en el caso de la Diputación porque, además, se trata del primer ejercicio con deuda en los bancos totalmente a cero.

Sin embargo, en los dos consorcios dependientes de la Diputación, el Patronato de Turismo y el de la Promoción del Aeropuerto de León, se han incumplido las respectivas reglas de gasto y libran por poco el Plan Económico Financiero impuesto por la Junta de Castilla y León.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad