Quantcast

Provincia

Naturgy impulsa un parque éolico de 47 millones, gran altitud y 6,2 kilómetros en la Montaña Central de León

La empresa que ahora clausura la térmica de La Robla plantea esta nueva infraestructura para generar casi 50 megavatios, entre los municipios de La Pola de Gordón, Carrocera y La Robla, destacando que emplearía a 644 personas al año en su fase de construcción pero 10 posteriormente. La nueva normativa del Gobierno le pondría muchas facilidades aunque se encuentra en la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga.

Parque eólico Iberdrola energía Valdeporres Burgos paisaje
Un parque eólico en Castilla y León, imagen de archivo. / Francis Tsang / ICAL
ileon.com  | 30/06/2020 - 08:21h.

El paisaje y la economía de la Montaña Central tienen un nuevo proyecto de importante impacto. Llega de la mano de la empresa energética Naturgy, la misma que ya tramita el cierre de la central térmica de La Robla, y esta vez es un proyecto de producción de energía eólica. Precisamente, ayer lunes se conoció el inicio de su tramitación administrativa por parte del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de la Junta en León, tal y como se publicaba en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL).

Se trata de un gran parque eólico que prevé la inversión de un total de 47 millones de euros, situado a gran altitud, con una media de casi 1.700 metros y palas que medirán unos 200 desde la punta, el cual alcanzaría una extensión sobre las montañas de 6,2 kilómetros de largo por algo menos de 2,5 de ancho.

En concreto, el nuevo proyecto energético de Naturgy afectaría a los municipios de La Pola de Gordón, Carrocera y La Robla, en pleno eje de la Nacional 630, un corredor energético ya muy saturado. Se denomina sobre el papel Parque Eólico de Barrios de Gordón, pero específicamente se situaría en un alto que al noroeste presenta el pueblo de Cabornera, al oeste lindaría con la localidad de Cueva de Vinayo, al sur quedaría Olleros de Alba y en el este las localidades de Barrios de Gordón y La Pola de Gordón.

Entre los pueblos de Cabornera, Cueva de Vinayo, Olleros de Alba, Barrios de Gordón y La Pola se situaría el nuevo gran parque eólico.
Entre los pueblos de Cabornera, Cueva de Vinayo, Olleros de Alba, Barrios de Gordón y La Pola se situaría el nuevo gran parque eólico.

 

El proyecto cuya autorización ahora depende de la Junta de Castilla y León, que lo somete a información pública, anuncia una producción energética media por cada año situada muy oportunamente por debajo apenas de los 50 MW de potencia eléctrica bruta máxima, que implica que el proyecto tiene que evaluarse de otra manera menos exigente. Será la suma de la potencia que generen los 12 aerogeneradores tripala de velocidad variable y paso variable, de 4,16 MW de potencia nominal unitaria.

Para hacerse una idea del tamaño, que recoge el propio proyecto energético, cada una de las doce torres tendrá un tamaño de 119 metros de altura de buje y 162 metros de diámetro, lo que supone 200 metros de punta de pala. Cada uno de los aerogeneradores produce energía a 720 vatios y se prevé su conexión entre sí a través de conductores enterrados y cabinas de entrada-salida de línea, construyendo líneas de generación, las cuales tenderán soterradas en zanja hasta el punto de evacuación del parque eólico.

Como casi siempre ocurre en estos casos, la compañía impulsora hace mención importante de la estimación de puestos de trabajo a crear con esta nueva infraestructura, que cifran en unas 644 personas al año, eso sí, en el momento de ingeniería, fabricación, montaje, instalación y puesta en marcha del parque Barrios de Gordón, que quedarían después en apenas 10 personas en adelante, entre mantenimiento, gestión y operación.

También como es habitual, se destaca que la creación de esos empleos tendrá un desarrollo local en "la mayor parte posible de la ingeniería, montaje, instalación y operación comercial del parque", mencionando en concreto "subcontratos y acuerdos con empresas implantadas en la zona" afectada. No dudan tampoco en mencionar, con estos datos, que "el parque eólico contribuirá además de la creación y diversificación de la infraestructura energética a un aumento de la riqueza local".

Posible reserva de la Biosfera

El proyecto se enmarca en gran medida en la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga, que afecta al municipio de La Pola de Gordón junto al vecino de Villamanín, una figura de alta protección designada en 2005 por la Unesco y que es una de las tres nuevas unidades de una Reserva de la Biosfera a gran escala que abarcará toda la cordillera Gran Cantábrica en el futuro. En concreto, el parque podría interferir en al menos una de las cinco áreas de las que secompone, como es Aralla-Cabornera, y quizá también a la del Valle del Río Bernesga.

Por otro lado, proyectos de este tipo serán ahora más factibles tras la decisión del Gobierno de poner una 'alfombra verde' para instalar energías renovables precisamente en las áreas que pierden centrales térmicas, como es este caso, a través de la aprobación la semana pasada en Consejo de Ministros de un Real Decreto-ley con medidas para impulsar la transición energética y avanzar hacia un sistema eléctrico 100% renovable.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad