Castilla y Leon

La Junta levanta ya las restricciones a Segovia y Ávila por buenos datos que León y el Bierzo están lejos de cumplir

El plan de desescalada que anuncia el Gobierno autonómico, aunque dentro del máximo nivel de riesgo y el toque de queda, volverá a permitir abrir a toda la hostelería, centros comerciales y deportivos, y se irán decidiendo el resto de provincias conforme cumplan los requisitos estabnlecidos de baja incidencia general de coronavirus y poca presión hospitalaria. El Bierzo podría tener consideración de provincia, advierte el vicepresidente Igea.

Bares terrazas Vitigudino medidas sanitarias coronavirus pandemia hosteleria barra restricciones junta sanidad
Bares y terrazas estrenan nuevas restricciones. / JESÚS FORMIGO / ICAL
Carlos J. Domínguez | 25/11/2020 - 13:01h.

Desde este viernes 27 de noviembre, dos primeras provincias de Castilla y León volverán a ver bares y restaurantes abiertos, así como centros comerciales y deportivos, gracias a sus buenos resultados en la evolución de la pandemia de coronavirus: serán Segovia y Ávila.

Así lo ha anunciado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, explicando que el levantamiento de las últimas y mayores restricciones acordadas el pasado 6 de noviembre se aplicará en ambas provincias a partir de este viernes 27 de noviembre.

Estas medidas de alivio de la desescalada llegarán a León, como al resto de provincias, cuando se cumplan los mismos criterios que ahora mismo ya son más positivos en Ávila y Segovia: situarse por debajo de 400 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas; situarse por debajo de 200 en la última semana, con lo que se garantice que la incidencia baja; y situarse por debajo del 25% de hospitalizaciones tanto en planta como en UVI en sus centros sanitarios provinciales.

Así, la Junta irá acordando cada semana qué provincias van cumpliendo esos requisitos y se pueden ir 'abriendo' poco a poco a la normalidad, pero siempre teniendo en cuenta que de momento Castilla y León permanece en nivel 4 de alerta, máximo, por lo tanto continúa tanto el cierre perimetral de toda la Comunidad como el toque de queda que obliga a no permanecer en la calle entre las 22.00 y las 6.00 horas, salvo causa justificada.

Además, Igea explicó que con este nuevo sistema de desescalar las restricciones, las provincias que como ahora Segovia o Ávila ya pasen a una nueva fase menos restrictiva quedarán automáticamente confinadas, de manera que en este caso se podrán desplazar entre ellas, ya que tienen el mismo grado de restricción, pero no podría acudir habitantes de otras provincias autonómicas o de otras comunidades, como Madrid.

Sólo se contempla hay una excepción en este sistema anunciado hoy por la Junta: la comarca del Bierzo podría ver aplicados beneficios si sus datos son mejores que los que presente en su totalidad la provincia leonesa, como ya ocurriera al principio de la desescalada del Estado de Alerta en el mes de mayo. Pero a día de hoy, ni Bierzo ni León al completo están cerca de estos criterios, por lo que las restricciones siguen vigentes.

"Ni nos mueven presiones, ni condicionan"

El vicepresidente y portavoz admitió que se les presione en la toma de las decisiones para recuperar la actividad económica, pero aseguró que no se mueven por ellas ni tampoco les condicionan, sino que las medidas se adoptan por criterios racionales y por lo que dicen los expertos.

Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, respondió así ante los planteamientos de los alcaldes y presidentes de diputaciones ayer a la Junta en el Consejo celebrado y presidido por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en el que algunos pidieron que se abriera el sector de la hostelería.

"Ni nos mueven ni nos condicionan estas presiones, nosotros lo que tenemos que hacer es escucharlas, comprenderlas y ver si nuestra estrategia puede sufrir o no alguna variación", argumentó, convencido de que ellos tienen que tomar las decisiones con un criterio racional y el asesoramiento de los expertos.

En tal sentido, reconoció que "todo el mundo tiene interés en que las cosas se muevan lo antes posible y en recuperar la actividad económica pero también todo el mundo tiene interés en mantener la seguridad sanitaria".

En relación a la amenaza de 400 hosteleros palentinos de abrir sus locales el día 4 de diciembre, con o sin permiso de la Junta, Igea afirmó que entiende "la desesperación" de determinados sectores y subrayo que trabajan para paliar sus pérdidas.

No obstante, aseguró que se van a mantener las medidas restrictivas para el control de la enfermedad y advirtió de que "si alguien piensa que vamos a tener economía sin controlar la enfermedad, es que no ha entendido nada trabaja".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad