Coronavirus

La Junta cambia su versión y admite que hubo 4 positivos en la grabación de 'Prodigios' en plena tercera ola de Covid

La Consejería de Cultura precisa ahora que se desconoce el origen de los positivos de dos músicos diagnosticados tres días después de acabar el programa grabado para TVE.

valladolid grabación temporada concurso talentos Prodigios TVE Boris Izaguirre Ainhoa Arteta Nacho Duato
Presentadores y jurado del programa de TVE 'Prodigios' de la temporada pasada, con Boris Izaguirre, Ainhoa Arteta o Nacho Duato. / RTVE
Laura Cornejo / elDiariocyl | 10/02/2021 - 17:31h.

La Junta de Castilla y León cambia ahora su versión y admite que hubo cuatro positivos en la Orquesta Sinfónica (OSCyL) y no los dos que comunicó en un principio durante la grabación del programa de TVE 'Prodigios' en plena tercera ola de la pandemia sanitaria. Aun así, el Gobierno autonómico sigue sin detallar cuantas personas del centenar largo que participaron en el montaje, iluminación y grabación del programa acabaron contagiados de Covid-19.

En un comunicado remitido este miércoles, la Consejería de Cultura y Turismo precisa que "el desarrollo de rodajes audiovisuales no sufre en la actualidad restricciones" en la Comunidad y que "los rodajes cinematográficos y televisivos pueden celebrarse cumpliendo las normas especificadas en el punto 2.10 del Acuerdo 76/2020 de la Junta de Castilla y León, ya que permite el desarrollo de rodajes y grabaciones audiovisuales cumpliendo una serie de condicionantes de seguridad, descritas como Medidas de higiene y prevención en la producción y rodaje de obras audiovisuales".

La Consejería, a través de la Fundación Siglo, que gestiona el Centro Cultural Miguel Delibes, había firmado un contrato en el mes de diciembre por el que pagaba casi 500.000 euros a la productora Shine Iberia por la grabación de 5 galas, menciones expresas y una rueda de prensa sobre el programa. En concreto el importe final patrocinio es de 353.928,21 euros, más IVA (74.324,92 euros), y el total, IVA incluido 428.253,13 euros.

A su vez, la Fundación y la productora firmaron dos contratos. Por una lado, para la contratación por parte de Shine de la participación de la OSCyL y del director musical Salvador Vázquez (116.777 euros) en el concurso y, por otro, para la contratación de espacios en el Centro Cultural Miguel Delibes (311.475 euros).

Grabación en Valladolid de la tercera temporada del concurso de talentos ‘Prodigios’ de TVE, en plena tercera ola de la pandemia. / CCMD / ICAL
Grabación en Valladolid de la tercera temporada del concurso de talentos ‘Prodigios’ de TVE, en plena tercera ola de la pandemia. / CCMD / ICAL

Según el comunicado, la Consejería de Cultura y Turismo "decidió el mantenimiento del acuerdo de grabación del programa televisivo" atendiendo "a la protección de la industria audiovisual y al mantenimiento de los objetivos de legislatura relativos a la atracción de rodajes y desarrollo de la industria audiovisual, y una vez comprobados los protocolos de la empresa productora, con una amplia experiencia en rodajes similares en todo el territorio nacional (la productora también es responsable de programas como MasterChef, MasterChef Junior, MasterChef Celebrity o Maestros de la Costura)".

Precisa además que "todas" las comunidades autónomas "están permitiendo la celebración de rodajes audiovisuales previa comprobación de los protocolos de seguridad". La parte que omite es que el mismo día en que arrancó la grabación, el 20 de enero, Castilla y León había 2.981 positivos nuevos, y la subida era "en pared".

La incógnita de Shine: sólo Ainhoa Arteta comunicó públicamente su contagio

Pese a que como relata la Junta "en todo momento se cumplieron escrupulosamente los protocolos de seguridad establecidos por las autoridades sanitarias, tanto por parte del personal dependiente de la Fundación como de la productora", tras la grabación del programa del día 20 de enero, la soprano Ainhoa Arteta, jurado del programa comunicó a la productora su contacto estrecho con un positivo, de manera que no se reincorporó (posteriormente ella contó en sus redes sociales que finalmente había dado positivo).

Pero la Junta sólo habla en su comunicado al personal de la Fundación Siglo, y admite que "durante la grabación del programa se detectó un positivo el 22 enero en la OSCyL y otro en el coro Piccolo, el 23 de enero". La novedad respecto a la primera versión que se dio a elDiario.es es que "una vez finalizadas las grabaciones, dos músicos causaron baja por Covid, el 1 de febrero", pero eso sí, dice la Junta que "sin poder determinar el origen del contagio", a pesar de conocerse los dos anteriores.

La Junta sigue negándose a concretar cuantos positivos se produjeron en total entre el centenar de personas que trabajaron o participaron en el talent show. "En cuanto al personal dependiente de la productora, al tratarse de una actividad organizada por un tercero, la Fundación ha comprobado durante la grabación el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad, pero es a la empresa a quien compete el deber de informar sobre sus trabajadores", arguye.

Pese a ello, sí señala que la Consejería "tomará las medidas que considere oportunas, en caso de detectarse alguna irregularidad o denuncia sobre este asunto", como ha retado públicamente el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y que "continuará con sus acciones y programas encaminados a atraer rodajes" a Castilla y León, obviando que en el caso de 'Prodigios' no lo ha "atraído" sino que lo ha contratado por una cantidad que casi llega al medio millón de euros.

Adelante a pesar del cierre perimetral, de centros culturales y el adelanto del toque de queda

Respecto a la normativa que la Junta puso en marcha, además del cierre perimetral, el 3 de noviembre la Junta aprobó medidas en cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares, así como en recintos al aire libre y en otros locales y establecimientos destinados a espectáculos públicos y actividades recreativas durante el nivel de alerta 4.

Grabación del Programa Prodigios en 2020. // RTVE
Grabación del Programa Prodigios en 2020. // RTVE

En concreto determinó un aforo máximo del 33%, "siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila, en caso de asientos fijos, o 1,5 metros de separación si no hay asientos fijos, entre los distintos grupos de convivencia, sin perjuicio de que se puedan adoptar medidas sanitarias preventivas excepcionales, entre las que podrá acordarse la suspensión de la apertura al público y la suspensión de la actividad".

De ese modo, el 14 de enero, día en el que se notificaron 2.321 nuevos contagios se pusieron a la venta las entradas para las diferentes galas del programa 'Prodigios'.

Dos días después, el 16 de enero, se publicó el acuerdo por el que el presidente de la Junta adelantaba el toque de queda a las 20.00 horas. El plan de grabación de la productora establecía que cada programa se acababa de grabar a las 21.30 horas, por lo que se decidió, "de común acuerdo verbal con la productora Shine Iberia, la cancelación de la venta de entradas para las galas y que éstas fueran grabadas sin público". La decisión se vio refrendada por otra nueva restricción el 21 de enero por la que se suspendieron "los servicios presenciales a los ciudadanos en los centros culturales dependientes de la Consejería de Cultura y Turismo".

Explica la Junta que "cualquier actividad que se llevara a cabo no podía tener público, debiéndose realizar a puerta cerrada, aspecto éste que se cumplió escrupulosamente".

Concluye la Junta que "la producción del programa televisivo en ningún momento se vio afectada normativamente ya que, como se puede ver, en ningún momento se dicta la prohibición de llevar a cabo una actividad de este tipo en un espacio como el Centro Cultural Miguel Delibes, siguiéndose además las indicaciones recogidas para producciones y rodajes audiovisuales" y que el personal de la Fundación Siglo "estuvo comprobando y supervisando la puesta en práctica de las medidas de prevención emanadas de los protocolos de actuación", desde que comenzaron los trabajos de montaje el día 7 de enero hasta la salida del último transporte el día 29 de enero.

Presentadores y concursantes sin mascarillas

Aunque la Junta no considera que deba de informar de los contagios del personal de Shine, sí afirma que la productora "surtió a todos los trabajadores asistentes, tanto propios como de contratas externas, de mascarillas ffp2", mientras que la Fundación Siglo hizo lo propio con los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, así como al resto de su personal, "estuviese o no implicado en la grabación del programa televisivo".

"En lo relativo al cumplimiento de las normas aplicables y de forma genérica, la empresa de seguridad confirma que en todo momento se cumplieron las normas establecidas", añade la Junta.

"Las únicas personas que no llevaron mascarilla en algún momento fueron los presentadores y concursantes durante el momento específico de grabación por razones obvias, poniéndosela en cuanto concluía la grabación". En realidad había muchas más personas sin mascarilla. Por razones obvias los músicos de la sección de vientos no pueden usarla.

Nada se dice acerca de si se rastreó o aisló a quienes habían estado cerca de los positivos. Sí que refiere que "todos los trabajadores, entre los que se encuentran los miembros de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, que han participado en la grabación del programa así como personal de la Fundación Siglo adscrito a este evento, han pasado por diversas pruebas de antígenos antes de entrar a la Sala Sinfónica del centro".

El día 11 de enero se realizó un primer test serológico a todo el personal presente en las labores de montaje. Para tal fin de dispuso una mesa en el pasillo de la zona de archivo y los test fueron realizados por personal (dos TCAE) contratados por la productora.

No sé aisló a pesar del positivo de Arteta

A partir del día 13 de enero se realizaron test de antígenos a todos los integrantes del programa, incluyendo los miembros de la productora, participantes, orquesta, coros y técnicos cada dos días hasta el día 21 en el que este test comenzó a realizarse diariamente dado que comenzaba la fase de producción más importante.

En esta ocasión, para que fuera más ágil la realización de los mismos, se dispuso una zona en el foyer del CCMD cubierto por el mismo personal contratado por la productora. Los test realizados al personal de la productora así como los participantes "se llevó a cabo en el hotel donde se hospedaban".

Nada se dice del número de personas aisladas por contacto estrecho con los positivos. El mensaje de la consejera de Sanidad ha sido tan claro como repetitivo en los últimos meses: "si he tenido contacto con un positivo, aunque el test me dé negativo, me quedo en casa". En el caso de los jurados, no fue así.

Aunque Arteta dio positivo y había estado sin mascarilla durante la grabación junto a otros dos jurados, estos continuaron acudiendo al Miguel Delibes mientras que la soprano permanecía aislada y no llegó a incorporarse más a la grabación.

Todo el personal de la productora, presentadores, jurado, participantes y demás técnicos permanecieron hospedados en hoteles de Valladolid. El movimiento entre estos hospedajes y el CCMD se realizaba por medios propios de la productora. Para reforzar la seguridad y el control, el movimiento interno en el CCMD fue diseñado por personal de la Fundación Siglo para que fuera el más corto y directo, impidiendo el libre acceso de personas de la producción a espacios comunes.

Según la Junta "durante la grabación de Prodigios, todos los concursantes permanecieron en espacios seguros junto al equipo de Producción aislados de cualquier contacto exterior" y "sólo presentadores, concursantes y equipo indispensable formaron parte de la producción y acudieron al set de grabación".

136 personas en la Sala Sinfónica

Durante la grabación, la ocupación máxima referida de la Sala Sinfónica fue de 136 personas –un 7,93% del aforo de la Sala- y no de forma permanente, ya que la participación del coro, por ejemplo, se reducía a una intervención por programa, abandonando la sala una vez concluida su participación. Lo mismo ocurrió con el personal técnico (maquilladoras y jefes de escenario) que entraban en la sala "en momentos puntuales".

La grabación de las cinco galas estaban inicialmente previstas los días 18, 20, 23, 25 y 28 de enero de 2020. Finalmente, el calendario de grabación se modificó y se desarrollaron los días 20, 23, 24, 26 y 27 de enero. Estos cambios fueron producto, según informó Shine Iberia, de ajustes dentro de su producción del programa.

De la realización de las pruebas se detectan, en el personal dependiente de la Fundación, un positivo entre el personal de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (22 enero) y otro en el coro Piccolo (23 de enero). A partir de este resultado, en ambos casos abandonan el centro con anterioridad al inicio de la grabación, la Junta no precisa si participaron en los ensayos previos a estas grabaciones, "y por lo tanto no accedieron a la sala, poniéndose en contacto de forma inmediata con su Centro de Salud".

En el caso del miembro de la OSCyL, la Fundación Siglo se puso en contacto con la empresa de Prevención de Riesgos Laborales Cualtis para exponerle el caso, confirmándose por su parte que "no cumplía los parámetros para considerarse contacto estrecho por encontrarse en todo momento a una distancia mayor de metro y medio y actuar siempre con mascarilla ffp2". "En ningún momento se ha recibido queja o malestar alguno por parte de algún miembro de la OSCyL durante la grabación ni ensayos del programa".

Cuarentenas y positivos tras la grabación del "programa estrella"

Además, el director de la Orquesta, Salvador Vázquez, abandonó la grabación el día 25 por considerarse contacto estrecho con un positivo. Lo mismo sucedió con dos músicos de la Orquesta; uno por contacto estrecho durante los ensayos con una persona fuera del ámbito laboral y otro por contacto estrecho dentro de este ámbito. Ambos permanecieron en cuarentena y en todo momento dieron negativo, tantos en los controles realizados en el CCMD, como en los controles posteriores.

Una vez finalizadas todas las grabaciones, dos músicos de la OSCyL causan baja el día 1 de febrero por Covid, "sin poder determinar el origen del contagio", dice el comunicado. También añade la Junta datos sobre los contrarios de patrocinio y alquiler de espacios. En ambos se precisaba que si la situación epidemiológica provocaba la suspensión de las grabaciones, ninguna parte indemnizaría a la otra. A pesar de que no habría consecuencias económicas, la decisión no se tomó.

En el comunicado, la Junta incluye los datos de audiencia de lo que considera un "programa estrella", lo que "hace que la presencia del Centro Cultural Miguel Delibes y de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León en Prodigios sea considerado por la Consejería de Cultura y Turismo enormemente beneficiosa, tanto desde el punto de vista cultural como turístico".

Es más, afirma que "la marca 'Prodigios' está unida a Castilla y León y al moderno equipamiento cultural que lo acoge, donde conviven y se entrelazan la excelencia y la formación. La Comunidad ofrece un espacio privilegiado y de referencia en la difusión de la música clásica y de las artes escénicas, como es el Centro Cultural Miguel Delibes, lo que, sin duda, aporta un extraordinario valor a la personalidad y singularidad de este concurso".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad