CASTILLA Y LEÓN

La Junta se inventa que Garzón pidió a los extranjeros que no consumieran carne española

El ministro de Consumo criticaba en la entrevista a las macrogranjas -"contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados" mientras ensalzaba la ganadería extensiva.

El consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. // Miriam Chacón / ICAL .
El consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. // Miriam Chacón / ICAL .
Alba Camazón / elDiariocyl | 05/01/2022 - 16:40h.

El portavoz de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, se ha inventado que el ministro de Consumo, Alberto Garzón pidió a los extranjeros en una entrevista en The Guardian que no consumieran carne española. "Pide a los consumidores de fuera de España que dejen de consumir la carne producida en España no por su impacto sobre el cambio climático, sino porque es una carne de muy baja calidad y basada en el maltrato animal", ha acusado Carriedo al ministro.

Alberto Garzón criticaba en la entrevista a las macrogranjas -"contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados" mientras ensalzaba la ganadería extensiva de varias comunidades -Castilla y León, Andalucía y Extremadura-. Carriedo ha reprochado que el Gobierno "lance el mensaje de que la carne producida en España no es carne de calidad". "Pone en riesgo nuestras exportaciones y actividad productiva", ha advertido.

El portavoz del gobierno autonómico ha reclamado la dimisión del ministro de Consumo y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que promueva el cese de Garzón por "plantear que la carne no es de calidad y se basa en el maltrato animal". También ha aludido a la "alarma" que -dice- generó el ministro al recomendar una reducción de la ingesta de carne por la contaminación y los efectos de la ganadería industrial sobre el cambio climático.

Carlos Fernández Carriedo ha lamentado que se "desprestigie y perjudique" al sector "que lo está pasando mal en este momento con el importante aumento de los inputs de combustibles, productos energéticos, fertilizantes, o en el caso del sector ganadero, los piensos".

Ante la matización de las declaraciones de Garzón, Carriedo ha criticado que los consumidores británicos no se enteren "si la matización no aparece en The Guardian" y teme que se quede "con la idea de que la carne producida en España es de baja calidad". "Esperamos que el Gobierno defienda los productos fabricados en España para exportarlos, no todo lo contrario", ha zanjado.

El PP revive la polémica del verano

Las declaraciones de Garzón fueron tergiversadas, primero por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que en un mensaje de Twitter criticaba este pasado martes que este atacase "de nuevo" a los ganaderos de Castilla y León y le animaba a "rectificar o a dimitir". El propio ministro de Consumo afeó a Mañueco su tono incluyendo la entrevista completa en un mensaje de respuesta en esa red social.

En las horas sucesivas la bola de nieve fue creciendo a golpe de clic. El socialista Javier Lambán, presidente de Aragón, pedía la dimisión de Garzón señalando que esas "desgraciadas e insensatas declaraciones" son una "agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa, que se esfuerza por ser competitiva y sostenible". "Es en sí mismo un insulto a la inteligencia", escribió.

El presidente de Castilla-La Mancha, el también socialista Emiliano García-Page, le pedía que rectificase, mientras la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, se ha desmarcado de las palabras y ha dicho que son "a título personal" de Garzón

García-Page se unió a las críticas a pesar de que su Gobierno aprobó en diciembre una moratoria indefinida, con rango de ley, para que no se puedan tramitar nuevos proyectos de macrogranjas en la región, con el fin de "compatibilizar el sector ganadero en la región con la sostenibilidad ambiental".

En sus críticas al ministro han seguido la estela de Mañueco otras formaciones de derecha como Vox, y también el líder del PP, Pablo Casado. El partido de Abascal también se limitó a compartir en Twitter el fragmento en el que que Garzón hablaba de la mala calidad de la carne de las macrogranjas. "Desprestigia a los ganaderos cuando concede entrevistas a medios extranjeros. Odian España", señalaban airados.

De forma casi idéntica, el líder del PP, Pablo Casado, tildó de "inaceptable" que el Gobierno dijera a la prensa extranjera que "España exporta carne de mala calidad de animales maltratados. Exigimos responsabilidades y una rectificación inmediata", indicó.

Además de los políticos, las patronales del sector cárnico y varias asociaciones de ganaderos han criticado a Garzón por sus palabras. Las empresas productoras aglutinadas en ANAFRIC, ANICE y FECIC han anunciado que estudiarán posibles acciones legales contra el ministro, mientras que los ganaderos de Asaja piden, por su parte, la dimisión o el cese de Garzón.

La polémica continúa este miércoles en la red social, donde el presidente autonómico ha vuelto a insistir en que Garzón rectifique o que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo cese en su visita este domingo a Palencia.

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad