Quantcast

ANÁLISIS

El reparto de las camas UCI en Castilla y León: de 53 sólo 7 para la Región Leonesa

El sociólogo David Díez Llamas analiza la política de la Junta de Castilla y León en este aspecto sanitario de crucial importancia en el que desvela cómo, otra vez más, la Región Leonesa sale muy perjudicada en el reparto y la provincia de Valladolid se lleva más de la mitad de todas las planificadas.

imagen
Un box de una Unidad de Cuidados Intensivos en un hospital. Foto: Eduardo Margareto / ICAL.
David Díez Llamas | 09/08/2020 - 19:00h.

En la Comunidad de Castilla y León se van a instalar 53 nuevas camas UCI. Vamos a analizar en este artículo si el reparto de esas nuevas camas UCI se corresponde con las necesidades de la población o más bien obedece a otros criterios.

Para ello vamos a poner en relación lo que son las camas UCI en cada provincia (antes del reparto de esas nuevas camas) con lo que es su volumen de población. Pues para empezar hay que decir que  en la Región Leonesa el ratio de camas por cada 10.000 habitantes es de 2,03 y que el mismo es inferior al que se da en Castilla de 2,22.

En toda la Comunidad las provincias con peor ratio de camas UCI son León (1,68) Zamora (1,46) Ávila (1,38) y Segovia (1,75). Todas ellas no llegan al ratio de 2 camas por cada 10.000 habitantes.

Sin embargo de las 51 nuevas camas tan sólo 15 van a esas 4 provincias con peor ratio, mientras que a Valladolid le van a ir casi el doble (concretamente 28). Igual alguien tiene que explicar ese desfase especialmente aquellos que desde León le han dado su apoyo.

Aunque los ratios en la Región Leonesa (previos a este reparto) eran peores que los que se daban en Castilla resulta que de esas 53 nuevas camas le han dado 7, mientras que las 46 restantes se han ido a Castilla. ¡Oiga que eso son los datos!

También alguien podría decirnos que no sólo es cuestión del número de habitantes, que también hay que atender a la incidencia, a la gravedad de la pandemia en cada territorio. Un indicador de esa gravedad puede ser el número de fallecidos por cada 10.000 habitantes, por eso también lo hemos recogido en este análisis. Siguiendo ese criterio podemos decir que el número de fallecidos por cada 10.000 habitantes era en la Región Leonesa de 9,26 mientras en Castilla es inferior, 8,62.

En definitiva tenemos que en la Región Leonesa (donde la pandemia es relativamente más grave), la Junta le da 7 camas y que las 46 restantes se van a la Región Castellana. Ya ven tampoco debe ser justificación de ese  reparto el de la gravedad e incidencia de la pandemia.

Las provincias con peores índices de incidencia de esta pandemia son Segovia (13,81), Soria (13,68) y Salamanca (11,33). Esto hace que pueda entenderse que a Segovia con peor ratio de camas UCI por habitante y con mayor incidencia de la enfermedad le correspondan nuevas camas UCI. Lo que ya no se entiende es que Valladolid con un nivel de fallecidos inferior a la media general de la Comunidad, le correspondan más de la mitad de las nuevas camas UCI.

Todo ello significa que el nuevo reparto de camas UCI agudiza el desequilibrio territorial. Así se ha pasado de un diferencial entre la Región Leonesa y la Castellana de -0,19 a otro de -0,34.

Con ese nuevo reparto el ratio de Valladolid es un 90% superior al que se da en la provincia de León. Los peores ratios se corresponden a León, Zamora y Ávila.

Lo que ya riza el rizo es que haya políticos leoneses que hayan dado su aprobación a ese reparto. Son aquellos que priman la obediencia a las directrices del partido en Valladolid por encima de los intereses de sus votantes.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad