CORONAVIRUS

La tercera ola ha supuesto la cuarta parte de los 2.000 muertos en León por la covid

[CON GRÁFICOS] En los dos primeros meses del año han fallecido 478 personas; de las cuales 247 lo han hecho en los hospitales de León y Ponferrada, que llegaron a las 1.107 víctimas durante los primeros 365 días con pacientes covid. Es decir, el 45% de los muertos por coronavirus en el primer año de la pandemia en la provincia (897) murieron o en residencias o 'a domicilio'.

uci camas de críticos coronavirus
Una unidad de críticos en un hospital. / ICAL
Jesús María López de Uribe | 03/03/2021 - 08:45h.

Ya lo venía advirtiendo enero, que la cosa se iba a poner mal en la tercera ola del coronavirus en lo que a fallecimientos se refería cuando en los primeros veinte días de 2021 se había llegado al centenar de muertes. El resultado ha sido casi cinco veces mayor en el triple de tiempo: los dos primeros meses de la pandemia en 2021 se han llevado a 478 personas hasta el 28 de febrero. Y además, antes de cumplir un año desde la primera muerte el 14 de marzo, se pasa de dos mil muertes en la provincia.

Es decir, la tercera ola, en unos dos meses ha supuesto la cuarta parte de todos los 2.004 muertos en la provincia de León (hasta el 28 de febrero, a fecha de ayer eran ya 2.011) vinculados directamente a las complicaciones de la enfermedad grave del coronavirus, de los cuales 1.107 lo han sido en hospitales y el resto, el 45%, fuera de ellos tanto en las residencias de ancianos como "a domicilio", como define la propia Junta de Castilla y León a aquellos fallecimientos que no tienen las otras dos explicaciones. En estos dos meses han muerto, según los datos de Sacyl, 249 personas en los hospitales de León; es decir, que el 49% han fallecido fuera de ellos.

En 2020 los muertos por coronavirus fueron 1.520 (858 en los hospitales). En un año desde que se ingresó al primer enfermo de coronavirus en la provincia de León ya son más de dos mil. Ninguna otra enfermedad ha sido capaz en este siglo, ni juntando todas las similares de una especialidad, de llevarse a tantas personas por delante en un año. Por poner un ejemplo, todos los muertos por causa de todas las enfermedades respiratorias en la provincia e 2018 –los últimos datos oficiales ofrecidos por el INE de esta casuística– fueron 1.740, de tumores cancerígenos 1.638; por ictus 380 hace dos años fueron cinco veces menos y por infartos agudos de miocardio (201) casi diez.

Con los propios números de la Junta de Castilla y León durante la primera ola entre marzo y junio murieron 676 personas, en el supuesto parón del verano contando julio, agosto y septiembre –en los meses de estío casi no murieron personas en los hospitales, menos de diez, pero afloraron muchas más fuera de ellos cuando aparecieron otros datos de la Junta– murieron 150 personas; en la segunda ola –que aunque empezó la primera quincena de septiembre y terminó más o menos en la misma de diciembre aquí contabilizamos como los muertos de los meses de octubre, noviembre y diciembre–, setecientas personas fallecieron y en los primeros dos meses de 2021, lo que podríamos llamar la tercera ola, ya llevamos casi quinientas.

Los datos apuntan a que mientras la primera ola tuvo una curva tremenda en abril, con 346 muertos –aunque los 155 de marzo fueron a partir del día 14–, la segunda y tercera olas fueron mucho más persistentes en mortalidad. Sólo el mes de diciembre tuvo menos de doscientos muertos (199) mientras que desde noviembre no se ha bajado de esa cifra. Es más, destaca la cantidad de muertos extrahospitalarios en diciembre y enero, que superaron a los fallecidos en los dos centros de la provincia como se puede ver en la tabla de arriba. Hasta los datos del 1 de marzo los decesos en el Hospital de León fueron 911 y en el del Bierzo 196.

Por comparar, en toda la comunidad autónoma han muerto 10.300 personas desde finales de febrero del año pasado, con lo que en la provincia de León han muerto aproximadamente el 20% de todos ellos. Además, es la provincia con más fallecidos, seguida de Valladolid, con 1.760, Salamanca con 1.615 y Burgos con 1.280. En la Región Leonesa, sumando los 689 decesos en Zamora, el coronavirus se ha llevado a 4.115 personas. Es decir, las tres provincias acumulan el 41% de fallecimientos de toda la autonomía.

La mayoría de muertes, entre los de más de 80 años

Revisando los fallecimientos por tramos de edad y sexo, los más afectados en la provincia de León han sido, de largo, las personas de más de 80 años ya que son las tres cuartas partes de todos ellos (1.532). En este rango de edad la mayoría fueron mujeres ya que se han contabilizado 845 muertes de ellas, el 55%. Es, junto a los 687 varones de esos años, la franja de edad donde más muertos ha habido con diferencia.

También se ha visto en esta tercera ola un aumento de decesos en edades inferiores a los 70 años. Entre los sesenta y los sesenta se han llegado al centenar de fallecidos entre los hombres de esos años (mientras que sólo 26 mujeres murieron por causa de las complicaciones del contagio de SARS-CoV-2). Entre los de 70 y 80 años se fueron 189 hombres y 96 mujeres. Los datos indican que por debajo de los ochenta años la mortalidad masculina del coronavirus es muy superior a la de las mujeres.

Por debajo, entre los 50 y los 60 sólo fallecieron 55 personas (32 hombres y 13 mujeres), mientras que por debajo de cincuenta las cifras bajan a 16; la mayoría, 12 por encima de cuarenta. Sólo cuatro personas 3 mujeres y un hombre han fallecido por debajo de treinta y ninguna por debajo de los 29 años en la provincia de León.

Es decir, que el 97% de las víctimas lo han sido en la provincia por encima de los 60 años. El 90,6% de ellas por encima de los setenta. La tasa de mortalidad hospitalaria sobre los 37.026 contagiados detectados por test sería del 3,0% en la provincia, que aumentaría al 4,1% si se hace el portentaje entre los más de dos mil fallecidos computados con los 48.252 diagnosticados de coronavirus por pruebas y síntomas por Atención Primaria en toda la pandemia.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad