Quantcast

Dibujando

Cibersexo y fetichismo en los futuros proyectos de Miguel Ángel Martín

ileon.com entrevista a uno de los autores de cómic más respetados internacionalmente, este leonés nos habla de sus inicios.

imagen
Sara M. | 03/01/2012 - 07:20h.

Plasmar los pensamientos en dibujos y viñetas, mezclar la realidad con la ficción e inspirarse en todo lo que le rodea, pero sobre todo, vivir exclusivamente de lo que le gusta cosechando además éxitos por su trabajo, así es Miguel Ángel Martín. Ileon.com ha entrevistado a uno de los autores de cómic más activos y alabados por su obra. Controvertida y polémica para unos, reveladora y provocadora para otros, su trabajo no pasa desapercibido.

Martín comenzó su andadura profesional en el Diario de León y la Crónica de León, para quién realizó todo tipo de ilustraciones y tiras cómicas durante más de 12 años. En 1987 dio el salto a Madrid y tras ganar el concurso de la revista Zona 84 se le abrieron las puertas de las publicaciones especializadas de Madrid y Barcelona, Totem, Makoki y El Vívora. Dos momentos en su carrera han sido claves, su obra se reconoció a lo grande con el premio al mejor autor revelación del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, en 1992; y el Yellow Kid al mejor dibujante europeo, concedido en Roma en el año 1999.

Como todo artista, su éxito no está exento de algún escándalo. La obra de Martín traspasó las fronteras nacionales y en 1994 su primer cómic publicado en Italia, Psichopatia Sexualis, fue secuestrado por inducción al homicidio, suicidio y pedofilia, cargos de los que salió totalmente absuelto. "Esto me dio una notoriedad inmediata, si no llega a ser por esto hubiera sido un dibujante más e igual hubiera pasado desapercibido, sin embargo ahora tengo más admiradores y soy más publicado". "Yo siempre digo que estoy a favor de la censura, a mi me vino muy bien", bromea.

"Mis principales fuentes de inspiración son la tecnología, la ciencia y la pornografía"

Francia, Grecia o Estados Unidos son algunos de los países donde Martín ha publicado cómics y revistas underground. Su faceta de guionista de viñetas no le ha impedido abrirse camino como ilustrador, fundamentalmente en la industria editorial y cinematográfica. "He hecho ilustraciones para todo tipo de cosas, para libros de Lucía Etxebarria, portadas para escritores leoneses como Juan Pedro Aparicio y ahora para mi editor actual y descubridor, el periodista leonés Jesús Ejido".

Las inspiración es primordial para los artistas, sin musas no hay obras. "Me inspiro en todo, pero mis fuentes de referencia principales desde hace años son la ciencia, la tecnología y la pornografía", afirma. "Me interesa mucho el mundo contemporáneo y la sociedad en la que vivimos, con todos sus cambios, analizarlos sin juzgarlos". La música electrónica industrial y la literatura también atraen a este artista, "sobre todo el nuevo ensayo de psicólogos evolutivos neodarwinistas", dice.

Tras casi 40 años de trabajo ininterrumpido la obra de Martín ha evolucionado dentro de él y con él al mismo ritmo. "Es una evolución personal que corresponde a la madurez, a medida que he ido avanzando ha cambiado también mi manera de ver las cosas pero no ha sido una evolución intencionada".

¿Lo mejor de tu trabajo? "Por encima de todo vivir de lo que me gusta, nunca he trabajado en otra cosa", "tengo el privilegio de poder dibujar lo que yo quiero, muchos dibujantes trabajan por encargo, les gustaría que se respetara su estilo pero no es así, en mi caso siempre han respetado mi estilo, mis contenidos y mis puntos de vista, aunque no soy un dibujante de masas tengo un público fiel", cuenta.

"Siempre digo que estoy a favor de la censura, a mi me vino bien", bromea

Martín ha conseguido ser profeta en su tierra, "aquí siempre me han tratado muy bien, me han invitado a prácticamente todas las jornadas de cómics que hay en España". A pesar de esto, reconoce que el público italiano tiene una tradición hacia las viñetas que no existe en España. "En Italia mi trabajo es más valorado, me han dado más premios y hay más culto, también es verdad que mis dibujos tienen contenidos peculiares y que allí hay más gente preparada para entenderlos".

Haciendo honor a su fama como uno de los autores más prolíficos del momento, Martín tiene muchos proyectos de futuro y dos inmediatos. Una nueva entrega de su personaje más popular, Brian the Brian, que espera poder presentar en la feria del Libro de Madrid, y un libro ilustrado sobre los 120 días de sodoma del Marqués de Sade. "La novedad será su ambientación en la época actual, habrá mucho cibersexo y fetichismo".

¿Un consejo para los que intentan hacerse un hueco en la profesión? "No hay que dar consejos, hay que dar dinero".



publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad