Quantcast

La fragua literaria leonesa

Javier Matilla Domínguez: “El poeta Miguel Hernández es un modelo de humildad y superación a seguir”

El polifacético Javier Matilla, ganador del Certamen Versos Burlescos en honor a Genarín y autor de 'A la sombra de la luna', sigue escribiendo cada vez que se encuentra inspirado y motivado por algo.

Javier Matilla Domínguez Ágora de Poesía
Javier Matilla Domínguez, en el Ágora de la Poesía de León./ Manuel Cuenya
Manuel Cuenya | 25/03/2020 - 09:53h.

Días de angustia, noches de insomnio./ Bajo la maleza, los viejos recuerdos/ de un pasado incierto que devora el presente/ convirtiendo el futuro en un lugar sombrío./ Qué noche tan larga es el miedo/ cuando pasan las horas, los días, el año entero,/ sin que una luz ilumine la estancia/ donde se agolpan desordenados los sentimientos/ y, como un eclipse de sol que lentamente se forma/ convirtiendo en sombra todo lo que toca,/ así es la oscuridad que sigilosa se cierne/ sobre la cabeza del hombre que con temor la espera...

(Javier Matilla, fragmento del poema 'Miedo', incluido en 'A la sombra de la luna')

Ganador del Certamen de Versos Burlescos, que convoca la Cofradía de Genarín, Javier Matilla Domínguez es asimismo autor del volumen 'A la sombra de la luna', una bonita metáfora de la vida, en su opinión, habida cuenta de que la luna tiene un inmenso poder sobre todos los seres vivos y además influye en todo lo que nos rodea. Eso con respecto a la luna. Y en lo referente a la sombra, aclara que es la parte inconsciente de la personalidad, tal y como nos dijera Jung.

"La sombra es capaz de sacar a flote nuestro lado oscuro, para así conocernos más y mejor", añade Javier, para quien su ópera prima, auto-editada, resume una primera etapa de su vida en relación con los sentimientos más tiernos y amorosos. Sentimientos que fueron, a la postre, el empujón necesario para descubrir un mundo creativo que revoloteaba en su interior.

"Si tuviera que hacer la sinopsis de los ingredientes emocionales y conceptuales utilizados en la mayoría de los poemas, diría que son: amor incondicional, alegría, sentido del humor, gratitud, confianza o superación", señala Javier acerca de su poemario, que decidió auto-editar porque así podía tener el control sobre todo el proceso, incluido el de la promoción del mismo.

En su caso, como en otros muchos, la literatura llegó a él siendo un adolescente, en una época en que estudiaba Formación Profesional en el colegio Sierra Pambley de Hospital de Órbigo. Y fue una chica (esto me hace recordar lo que contara el maestro Pereira acerca de cómo comenzó a escribir de un modo creativo) la que le hizo descubrir por primera vez lo que era eso de las mariposas en el estómago. Entonces, se le ocurrió escribirle algo que le sorprendiera para que, acaso, se fijara en él.

"Fue como un flechazo, no lo pensé, me puse manos a la obra sin saber siquiera cómo iba a hacerlo, no tenía ninguna referencia en mi entorno en ese momento, ni siquiera sabía si me gustaba la poesía, nunca la había leído, pero el caso es que así nació en mí de alguna manera el gusto por contar lo que vivía y sentía", explica con transparencia, el cual muestra su devoción por el poeta Miguel Hernández, por su capacidad de expresar lo más cotidiano y porque, a pesar de sus orígenes campesinos, sin unos conocimientos académicos que lo avalaran –matiza– pudo reinventarse a sí mismo y crear algo mágico que ha trascendido hasta nuestros días.

"Para mí Miguel Hernández es un modelo de humildad y superación a seguir. Una buena persona", nos dice el ganador del Certamen de Versos Burlescos dedicados a Genarín, el archiconocido personaje leonés, al que se le dedica en la ciudad de León, la noche del Jueves Santo, toda una procesión pagana, digna de ver, al menos alguna vez en la vida. Pena que este año no vaya a ser posible asistir a la misma, a resultas del coronavirus, que nos trae a todos por la calle de la amargura. Ojalá escampe pronto el temporal vírico y podamos volver a la cotidianidad.

Javier consiguió un premio literario con 'El embriagado de la pulchra leonina', dedicado a Genarín. Y posteriormente obtuvo dos menciones consecutivas como finalista en años sucesivos, dedicadas todas a este singular personaje leonés de principios del siglo xx, "tan denostado por unos y laureado por otros", cuenta este autor, que rememora la experiencia de ganar este certamen como algo maravilloso, como un auténtico acontecimiento inesperado en su entorno más cercano.

"Desde aquí, aprovecho la oportunidad para agradecer a todos los que forman el elenco de esta prestigiosa y popular cofradía, que ya ha traspasado las fronteras de nuestro querido León, por la oportunidad que me dio de sentirme recompensado con lo que hacía. Tanto es así que he seguido haciéndolo durante bastantes años, con la sensación de haberle 'cogido el tranquillo' y ser finalista de alguna edición más", afirma, el cual agradece que la Cofradía de Genarín le haya quitado los prejuicios que podía albergar acerca de las supuestas borracheras de esta cofradía, sorprendiéndose, profunda y gratamente, cuando tuvo la oportunidad de adentrarse en su mundo: "descubrí con agrado el nivel humano y educativo de sus componentes, que nada tiene que ver con lo que trasciende a los medios".

Consagrado a la bebida/ y a su instinto picarón, / frecuentaba lupanares, casas de inútil perdón, /y en todos esos lugares/ del barrio de San Lorenzo/ compraba a plazos su honor,/ en "Francisquita" o "Bailabotes"/ con mancebas conocidas/ todas ellas por sus motes.

(Javier Matilla, fragmento perteneciente a su poema 'Hazañas de un cazurrín', incluido en 'A la sombra de la luna')

"Después de más de seis años en los que he participado en el Ágora, siempre que he podido, me ha ayudado a quitar ese miedo al ridículo que es innato en casi todas las personas, y sobre todo me ha permitido conocer a gente maravillosa, y así enriquecer aún más mi lista de buenos amigos. Además, ha sido un honor haber tenido la inmensa suerte de participar en el tercer volumen recopilatorio del Ágora, con tres de mis poemas"

En realidad, Matilla se siente identificado en cierto sentido con el personaje de Genarín (que nadie se escandalice), en el sentido de que él se reconoce como un niño travieso, inconformista y arriesgado, al que de vez en cuando le gusta salir de su jaula de cristal para convertirse en un aventurero lleno de horizontes a los que dirigirse mientras va encontrando la verdadera felicidad. "Eso sí, sin la necesidad de emborracharme...", se sonríe Javier, al que solemos ver en el Ágora de León. Y que comenzó su andadura artístico-cultural escribiendo poemas, "con más o menos acierto". Y posteriormente asistiendo a unas charlas filosóficas que organiza y modera en la biblioteca pública de León el escritor y filósofo Miguel Ángel Castro (a quien hemos entrevistado en este mismo espacio).

"Después de más de seis años en los que he participado en el Ágora, siempre que he podido, me ha ayudado a quitar ese miedo al ridículo que es innato en casi todas las personas, y sobre todo me ha permitido conocer a gente maravillosa, y así enriquecer aún más mi lista de buenos amigos. Además, ha sido un honor haber tenido la inmensa suerte de participar en el tercer volumen recopilatorio del Ágora, con tres de mis poemas", señala este apasionado de León, orgulloso y feliz de ser leonés, hasta el punto de querer gritarlo a los cuatro vientos, dice él.

León, belleza natural y arquitectónica

"León es un lugar precioso, lleno de belleza natural y arquitectónica por los cuatro costados, con un pasado tan regio que es prácticamente imposible imaginarse nuestra querida España, tal como la conocemos ahora, sin la influencia y el influjo del poderoso antepasado del reino de León".

Lástima que los leoneses en general -él, al menos, así lo cree-, tengamos un inútil sentimiento de inferioridad que nos ha impedido experimentar lo que nos corresponde por derecho propio como cualquier otra provincia. "Puesto que tenemos motivos más que suficientes para estar orgullosos de lo que somos, sin que por ello nos salgan plumas de pavo, pues, con una melena de León honesta y responsable tenemos suficiente", sostiene este poeta y músico, consciente de lo importante que está siendo, a la hora de permitirse aflorar la creatividad, la convicción de que lo que puede aportar a la humanidad como incipiente escritor, "dicho con la humildad suficiente", nada tiene que envidiar a lo creado por otras personas. "Así es como nos enriqueceremos todos", apunta este creador para quien escritura y música están interrelacionadas, pues ambas disciplinas parten del mismo plano cerebral: el hemisferio derecho, que es, a su juicio, intuitivo, creativo y holístico, conectado con el manejo de las emociones. No olvidemos, no obstante, que es imprescindible que los dos hemisferios interactúen para conseguir un resultado mejor, nos recuerda.

"Esto de la mente, que me apasiona cada vez más, lo explica, por supuesto muchísimo mejor que yo, el Dr. Mario Alonso Puig en cantidad de vídeos que hay colgados en Youtube. Por si a alguien le interesan estos temas de primerísima actualidad relacionados con la creatividad, este hombre, que dejó la cirugía después de ejercerla durante 26 años, lleva ya unos cuantos años divulgando, y de qué manera, todo lo que tiene que ver con el conocimiento de la mente, basado en estudios recientes que ya algunos iluminados como el Dr. Ramón y Cajal intuyeron hace más de cien años".

Como leonés de pro, "el último en una familia de cinco hermanos, entre la cepeda y la ribera del Órbigo, de padres campesinos, humildes y trabajadores, en un pequeño pueblo llamado Santibáñez de Valdeiglesias, en plena ruta jacobea del camino francés", está convencido de que León, desde hace unos pocos años, está sembrado de lugares donde se presentan libros, se comparte la poesía, la música, se ven películas para luego 'desgranarlas', se debate de filosofía... "en fin, se respira un fabuloso aroma de sabiduría y erudición. Algo, que por lo que me consta, está expandido por otras muchas ciudades".

Como músico en crecimiento, dice él, está logrando poner ritmo a algunos de sus poemas. "Cuando uno realmente se lo propone, es capaz de sacar a la luz toda la creatividad. Es algo que voy descubriendo de mí, y me gusta, me hace sentir vivo e implicado con la humanidad", comenta este autor polifacético, que sigue escribiendo cada vez que se encuentra inspirado y motivado por algo. "A poco que me fije y ponga mi atención, la vida me regala experiencias de todo tipo. También creo que estoy consiguiendo, poco a poco, pulir mis creaciones con amabilidad y cariño, sin exigencias, sin dogmas, hasta conseguir escritos que compendien de una manera visual y sonora eso que realmente quiero destacar".

"Esto de la mente, que me apasiona cada vez más, lo explica, por supuesto muchísimo mejor que yo, el Dr. Mario Alonso Puig en cantidad de vídeos que hay colgados en Youtube. Por si a alguien le interesan estos temas de primerísima actualidad relacionados con la creatividad, este hombre, que dejó la cirugía después de ejercerla durante 26 años, lleva ya unos cuantos años divulgando, y de qué manera, todo lo que tiene que ver con el conocimiento de la mente, basado en estudios recientes que ya algunos iluminados como el Dr. Ramón y Cajal intuyeron hace más de cien años".

Se siente afortunado también por ser coautor de las que él llama otras dos obras humanas sin parangón: Sergio y Beatriz, "los hijos que cualquier padre pudiera soñar para hacer de esta existencia un camino que, aunque lleno a veces de retos y desafíos, tenga la verdadera llave de la felicidad con mayúsculas que todos buscamos. Esa felicidad que no hubiera conseguido sin la compañía de mi mujer, Rocío, que ha sido el complemento perfecto a mi personalidad, para formar una familia típica del siglo y el país en que vivimos. Gracias a los tres, porque todos me inspiráis con vuestras vidas".

'A la sombra de la luna', de Javier Matilla Domínguez
'A la sombra de la luna', de Javier Matilla Domínguez

Entrevista breve a Javier Matilla Domínguez

"La política que se hace en la actualidad es un fiel reflejo de lo que la sociedad está involucionando"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'El Niño Feliz', de editorial Gedisa, donde  Dorothy Corkille Briggs aúna las dos facetas de psicóloga infantil y madre, de manera didáctica por los ejemplos que comparte.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).

J. K. Rowling, en la literatura, por la capacidad de transmitir y contagiar el milagro de los sueños. En la vida, sin duda, para mí: Jesús de Nazaret, por el ejemplo que nos dejó

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

De los libros que he leído, sólo unos pocos los he dejado a medias, pero no los calificaría como insoportables, eso sí, no los recuerdo...

Un rasgo que defina tu personalidad.

La humildad tal vez. Por el 'feed-back' que voy recibiendo.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

La honradez. Creo que la desconfianza que provoca la falta de esa virtud puede acabar con cualquier relación, por fuerte que parezca.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Honestamente, creo que la política que se hace en la actualidad es un fiel reflejo de lo que la sociedad está involucionando.

Y sobre la sociedad, diría que cada vez está más vacía de valores. Las necesidades del ser no se llenan con el tener.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Ese momento mágico donde estás rodeado de personas que vibran en la misma sintonía, y surge la chispa en lo improvisado, la risa que se contagia y se hace alimento para el alma.

¿Por qué escribes?

Si contesto al por qué, lo haría desde la razón solamente. Prefiero contestar al para qué: Para conocerme a mí mismo a través de lo que escribo, y así trascender al pasar el umbral.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Por supuesto, lo que pasa es que creo que no sé manejarme bien con ello, y no las utilizo mucho, la verdad (una creencia limitante en mi mente aún, jejejeje).

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Dicho con la humildad, me considero un poco autodidacta pero, por decir alguna, tal vez Miguel Hernández, y algún buen libro de psicología.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

La verdad es que no, solo puntualmente el de algún amigo o familiar, y de momento, hacerlo yo me da mucha pereza.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

El mundo es una oportunidad única e irrepetible de experimentar la felicidad que nos merecemos por el hecho de estar vivos, a través del pacto entre semejantes, todo lo que no sea compartido, se perderá.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad