Quantcast

La fragua literaria leonesa

Jesús García ‘El Beatle’: “Los Beatles son algo más que una religión verdadera”

El músico y empresario Jesús García, conocido como 'El Beatle', por su devoción al mítico grupo de música de Liverpool, autor de ''40 años de música moderna en León, 1950-1989. Volumen 1', está en estos momentos con la segunda edición de este libro, y trabajando ya en el que será el Volumen 2.

Jesús García 'El Beatle'
Jesús García 'El Beatle'.
Manuel Cuenya | 01/04/2020 - 10:25h.

Si bien no se define como un hombre de letras, ni siquiera como amante o devorador de literatura, Jesús García, más conocido como 'El Beatle', es autor de un voluminoso y sustancioso libro titulado '40 años de música moderna en León, 1950-1989. Volumen 1', una obra que ha tardado nueve años en escribir y que tuvo que terminarlo incluso a marchas forzadas. Un libro que pretende recordar y reconocer la labor de grupos musicales poco conocidos.

Una obra en la que su autor hace un recorrido por la música pop y rock de la provincia leonesa.

"Es un libro que he tardado nueve años en escribir y que lo tuve que terminar porque muchos de sus protagonistas estaban muy enfermos, a punto de fallecer y querían tenerlo", asegura él.

Este libro, editado por Lobo Sapiens, cuyo responsable es el escritor y editor Martínez Reñones, es sobre todo un homenaje a músicos y compañeros de la generación de su creador, "algunos con cierto nivel y trascendencia, pero en su mayoría obreros de la música de Ponferrada, León, Bembibre, Astorga, La Bañeza, etc., personas que no fueron famosos pero que estuvieron ahí, al pie del cañón, durante muchos años dando bienestar a su familia y trabajando duramente en este medio".

Entre estos grupos figuran algunos conocidos como Los Megatones, los legendarios Los Cardíacos (grupo pionero del ska en España, ¿quién no recuerda 'Las noches del Toisón'?) y Los Flechazos (por ahí sigue el músico, librero y editor Héctor Escobar), que tuvieron repercusión a nivel nacional, incluso internacional, otros grupos y orquestas que giraron por medio mundo. Y aun otros, menos conocidos e igualmente interesantes, como Deicidas (fundado por el polifacético Felipe Zapico y José Luis Pajares), Los Ángeles del infierno o Resurrección.

A menudo ocurre que quien sale en los papeles, en las revistas, en los periódicos, en los libros, en la Televisión, son quienes han alcanzado la gloria, el éxito. Pero, ¿qué es la gloria, qué es el éxito, y quién lo decide?

A menudo (casi siempre) es la gente mediática (vivimos desde hace años en la era de los medios de comunicación de masas) quienes acaparan toda la atención y figuran en todos los escaparates. Así que nos alegramos que Jesús el Beatle, músico de raza, haya sacado en su volumen a quienes, aun no siendo estrellas de la música, contribuyeron, con su trabajo artístico, a que la provincia de León reivindique y recuerde la historia de la música de sus paisanos, en un período que va de 1950 a 1989, que es la época que Jesús El Beatle ha recogido en su libro, imprescindible para los amantes de la música, así como aficionados y estudiosos de la música moderna leonesa.

Y lo mejor de todo es que Jesús ya tiene escrita una buena parte de su segundo volumen, confiesa. Espera no tardar otros nueve años como ocurriera con este primer volumen, señala con humor este músico, recopilador de música moderna leonesa y empresario de espectáculos, que tuvo el privilegio de  compartir escenario con grupos y músicos de la talla de Antonio Machín, Julio Iglesias, Massiel, Juan Manuel Serrat, Alberto Cortez o Los Pekenikes, entre otros.

Recuerda que en los años 70 hasta comienzos de los 80 estuvo como músico residente en una sala importante llamada Dancing Club, en Bembibre (León) en una época de esplendor de la villa del Benevívere y de todo el Bierzo en general, con la minería como gran motor económico de la zona.

El Dancing Club, bien conocido en el Alto Bierzo (en el Bierzo, en general) lo regentaba, en un inicio, Fito y su mujer. Y luego pasó a manos de su hijo mayor José Eloy García Iglesias, quien fuera además profesor del Instituto El Señor de Bembibre en el propio Bembibre.

"Mis mejores sensaciones las teníamos en el trato y la cercanía cuando llegábamos cada sábado a Bembibre y nos integrábamos con los vecinos y amigos en bares y otros espacios. Nos invitaban, nos saludaban y sentíamos un gran reconocimiento como músicos. Allí tuve la ocasión de 'telonear' a muchos grandes de la época que luego se hicieron mucho más grandes. Si tengo que quedarme con uno, no lo dudaré ni un solo segundo: Alberto Cortez"

Cuenta que ésa fue su mejor opción –ejercer como músico residente en esta conocida sala bembibrense–, porque manejar un pesado órgano Hammond en furgonetas, en su opinión, resultaba demasiado complicado.

"Mis mejores sensaciones las teníamos en el trato y la cercanía cuando llegábamos cada sábado a Bembibre y nos integrábamos con los vecinos y amigos en bares y otros espacios. Nos invitaban, nos saludaban y sentíamos un gran reconocimiento como músicos. Allí tuve la ocasión de 'telonear' a muchos grandes de la época que luego se hicieron mucho más grandes. Si tengo que quedarme con uno, no lo dudaré ni un solo segundo: Alberto Cortez", rememora Jesús El Beatle, que se hace llamar así porque es un devoto incondicional del grupo Los Beatles.

"Para mí, Los Beatles son algo más que una religión verdadera. Son algo total y absoluto, algo inexplicable e irrepetible en las galaxias y en el tiempo. Quien tenga la menor sensibilidad musical, quien cante, quien toque algún instrumento y sepa captar su lírica y gran calidad, quien sepa destripar cada una de sus canciones en su parte vocal, instrumental, quien sea consciente de que han sido un milagro, como el de la vida en la tierra y sepan valorar su importancia en la historia, pueden entenderlo. Tal vez otros y yo seamos demasiado sensibles,  fanáticos o estudiosos de su existencia, pero es bien cierto que para muchas personas son poco conocidos y valorados, cosa que me entristece profundamente", afirma con contundencia y afecto Jesús García, que se considera un músico del montón, como tantos otros, que formó parte de varios conjuntos musicales de la época, entre ellos Los Mágicos, Los Platinos o Viento Norte, desde 1966 hasta 1989.

"Nada creábamos, solamente hacíamos buenas versiones de temas de otros y eso nos facultaba en los 60, 70 y 80 para vivir cómodamente de la música sin mayores preocupaciones. Ahora todo ha cambiado y se ha venido abajo todo aquel tinglado", señala.

En todo caso, el hecho de haber vivido in situ aquel movimiento musical leonés es lo que le ha permitido recopilar mucha información, fotos incluidas (recuerdos magníficos, una foto siempre es un tesoro), que ha incluido en su libro '40 años de música moderna en León, 1950-1989. Volumen 1'. Y que completará próximamente en su Volumen 2.

Orgulloso de su tierra, cree que León es una ciudad con encanto, maravillosa, con un tamaño justo, ni grande ni pequeña, en la que puedes ir andando a todos los sitios, con buenos museos, bares, abundantes tapas y magníficos restaurantes. Lástima que esto, en sus propias palabras, no se reconozca ni se valore como se merece.

"En León se puede comer y cenar gratis, solamente con ir de vinos con los amigos y degustar las diferentes tapas que te ofrecen gratuitamente los hosteleros. Esto no pasa desapercibido para nuestros visitantes. Ahora lo tenemos mucho mejor y vienen a vernos más veces y de un modo mucho más sencillo, ya que las comunicaciones con otras ciudades han mejorado considerablemente. Son precisamente los forasteros y nuestros amigos de otras ciudades quienes nos lo dicen porque nosotros no solemos valorar esta calidad de vida que tenemos", apunta este colaborador con el Purple Weekend desde sus comienzos, un extraordinario festival de música que ha dado a conocer a León más allá de sus fronteras, cuyos responsables, creadores e impulsores han sido Alejandro Díez y Elena Iglesias, componentes de Los Flechazos, que llevaron el peso de la organización hasta hace pocos años, según Jesús.

León, hospitalario y cordial

"Ser leonés, significa, al menos en mi caso, ser hospitalario y cordial y demostrarlo cada día y en cada ocasión con los que vienen a visitarnos por negocios, trabajo u ocio... Siempre hablamos de gastronomía, de nuestros embutidos, de nuestra intensa historia en común con el resto de España, de nuestra contribución a la unidad de la nación y el papel de la provincia en la reconquista", sostiene este músico y autor, que dice empaparse a conciencia cuando le interesa algo, algún tema, a través de la lectura de libros y también buscando información en la Red.

Y aunque su tiempo es limitado para la lectura, ya que tiene que ocuparse de sus labores, entre ellas dirigir su empresa LEON AUDIO: http://leonaudio.com/, procurando aportar sus mejores técnicos, la mejor maquinaria para espectáculos (audio e iluminación) y la mejor actitud y compromiso para mantenerlo con vida y que siga siendo un referente nacional, él siempre encuentra un rato para escribir, recopilar, como ha hecho y está haciendo en la actualidad.

Interesado por la historia de su León del alma, a Jesús García le gusta explicar que León tuvo entre 19 y 22 reyes (según apreciaciones) durante sus 320 años de existencia, que combatió a los musulmanes desde Covadonga a Tarifa. "Y que en 1188 tuvimos la primera democracia parlamentaria mundial en la que los nobles, la curía y los artesanos se sentaban juntos y debatían sobre el reino y sus leyes con voz y voto", precisa a la vez que se siente alegre llevando a los visitantes a San Isidoro, "la Capilla Sixtina del Románico" para explicarles todo esto hasta la llegada de los franceses, "cuando vaciaron las tumbas de los Reyes de León para hacer abrevaderos para los caballos de sus tropas".

En este sentido, lee lo que le interesa y lo que, a su juicio, puede aportarle conocimientos. Y reconoce que le gustan los libros sobre la historia de España de escritores como Paul Preston, Pérez-Reverte o Stanley G. Payne y sobre todo libros acerca de la época de Felipe II, de la pre-República y la República hasta la actualidad, sobre los grandes conflictos de la humanidad, en definitiva.

"Para mí, Los Beatles son algo más que una religión verdadera. Son algo total y absoluto, algo inexplicable e irrepetible en las galaxias y en el tiempo. Quien tenga la menor sensibilidad musical, quien cante, quien toque algún instrumento y sepa captar su lírica y gran calidad, quien sepa destripar cada una de sus canciones en su parte vocal, instrumental, quien sea consciente de que han sido un milagro, como el de la vida en la tierra y sepan valorar su importancia en la historia, pueden entenderlo".

"La historia tiene y tendrá siempre mi interés por empaparme de ella, conocer los errores cometidos y no volver a caer en ellos, como por ejemplo cuando a la República se les fue de las manos la situación en Asturias y Cataluña, algo que, según están las cosas, puede volver a repetirse", aclara este leonés de pura cepa, convencido de que los leoneses son (somos) gente de palabra, característica que, según él, se aprecia en los negocios cuando sientes que tu cliente al teléfono y sin conocerte se fía de ti, al tiempo que tú también generas confianza en el otro.

En estos momentos, Jesús el Beatle está trabajando en la segunda edición del Volumen 1 porque la primera está a punto de agotarse. "Quiero tener ejemplares disponibles para la Feria del Libro de este año en León y Madrid, si es que se celebran", expone Jesús con incertidumbre, habida cuenta de la crisis vírica, y de otra índole, que tenemos encima.

‘40 años de música moderna en León, 1950-1989. Volumen 1’, de Jesús García 'El Beatle'.
‘40 años de música moderna en León, 1950-1989. Volumen 1’, de Jesús García 'El Beatle'.

Entrevista breve a Jesús García

"Las personas sensibles son las más activas, más honestas, más implicadas y más solidarias"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

Pues aunque suene a broma, 'El Principito' y 'Juan Salvador Gaviota', por recordar matices y readaptar y reafirmar mis conceptos de solidaridad, sueños, ayuda y libertad.

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

Son tantos y tan variados que sería imposible comentar algo de cada uno, pero ahí va la lista: Los Beatles, Santiago Rusiñol, Nikola Tesla, Bill Gates, Mozart, Alejandro Magno, Magallanes, Henry Ford, Jesucristo...

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Ninguno en especial. Si el relato me parece insufrible o poco ilusionante, corto por las bravas sin preguntarme siquiera quien lo ha escrito.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Tesón, disciplina, entrega, colaboración, no estrictas. Más bien a demanda y según la urgencia o la necesidad.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

El grado que tenga de sensibilidad ante las cosas. Algo que a lo largo del tiempo me he dado cuenta de que las personas sensibles son las más activas, más honestas, más implicadas y más solidarias. Mis mejores amigos son artistas, personas muy especiales, sensibles y cercanas.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Detesto la falta de compromiso de la clase política en general y la de un PSOE desconocido que ha sido capaz de socavar sus propios principios fundacionales, inamovibles durante 144 años, para pactar un gobierno con separatistas, pro etarras, comunistas y anti constitucionalistas.

De la sociedad me avergüenza esa acomodación a lo que está pasando. Y de la clase política socialista, esa falta de rigor para denunciar lo que está pasando y no ser cómplice en administración alguna de un partido que necesita refundarse y partir de cero.

Y para terminar, denunciar ese lenguaje moderno y cansino llamado 'génera' muy de moda en algunos sindicalistas, periodistas, locutores, políticos de izquierda, mujerío en general, etc. Personas que sistemática y constantemente niegan el lenguaje genérico y lo desdoblan con vocablos tan absurdos como 'votantes y votantas', 'afectados y afectadas', provocando que me desconecte de la conversación a la primera de cambio.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Ir cumpliendo deseos y objetivos sin angustiarme. Siempre tengo una lista de cosas que anhelo hacer o conseguir y poco a poco voy tachando lo que consigo e introduciendo nuevos retos o sueños.

Procurar ayudar y estar al lado de otras personas que tienen dificultades.

¿Por qué escribes?

Creo que tengo el deber de transmitir todo lo que sé y he vivido, con datos, anécdotas, fotos y amplios comentarios. Eso me hace feliz y me reconforta. Que otros puedan leerlo o no, valorarlo o denigrarlo, no me importa. Ponerme en paz conmigo mismo es lo que realmente me mueve a hacerlo porque creo que estoy aportando vida y conocimientos a otras personas que, de no hacerlo, quedarían en el olvido.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Correcto. Así es. Quien escribe de modo ortodoxo, lo hará así y siempre en las redes e incluso a través de los mensajes por WhatsApp. Detesto mensajes con faltas de ortografía, abreviaturas y emoticones. Soy un clásico en la comunicación escrita.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Estoy influenciado por la maravillosa síntesis de Fernando Ónega, a quien escucho todos los días, y también me ha influido mucho la forma de escribir de José Luis Alvite.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Sigo las publicaciones, comentarios y opiniones de mis amigos en las redes. No tengo demasiado tiempo para zambullirme en blogs ajenos.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Estamos aquí durante un tiempo para ser felices y para ayudar a quienes tengan dificultades para serlo. No perdamos ni un solo minuto ni una sola oportunidad para ayudar al que tienes a tu lado.

Jesús García 'El Beatle'.
Jesús García 'El Beatle'.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad