Quantcast

La fragua literaria leonesa

Adolfo López Reguero: “Me aterra el sistema Orwelliano de ‘1984’”

El novelista de Ciñera de Gordón Adolfo López Reguero, autor de 'El Talib Yàabal' y 'Bog i Havrati', está trabajando en la última parte de su trilogía, con la que pretende cerrar el círculo.

Adolfo López Reguero
Adolfo López Reguero.
Manuel Cuenya | 06/05/2020 - 09:49h.

"Buscando poner tierra de por medio..., la ingeniera de minas Alejandra di Pietro acepta un trabajo en Kazajistán. Allí se verá envuelta en un turbio asunto... que será la fuente de todos sus problemas. Descubierta, se verá forzada a una huida desesperada por salvar su vida, acompañada por un ex-agente del CSID al que todo el mundo conoce como Talib Yàabal... Una frenética huida a través de los entresijos de las redes de narcotráfico, la guerra, el tráfico de armas y la trata de blancas. Un mundo, donde traiciones y gestos desinteresados llegan de donde menos los esperas...", es la sinopsis argumental de 'El Talib Yàabal', la ópera prima de Adolfo López Reguero, una novela de espionaje, que nos lleva por una parte de Asia y la antigua Yugoslavia, que sufre un sangriento conflicto.

Una novela de acción, que nos muestra el mundo podrido en que vivimos.

Cuenta su autor que 'El Talib Yàabal' es un thriller cuya adrenalina te empuja en una sola dirección, que es una huida hacia adelante, una ficción en la que ha trabajado intensamente recopilando datos e información durante muchos años.

Resulta admirable y sorprendente que alguien como López Reguero haya escrito una novela como ésta, habida cuenta de que, además, no es nada frecuente en la literatura leonesa, pues su creador es originario de la población minera de Ciñera de Gordón, conocida sobre todo por el faedo, uno de los hayedos más bellos y mejor conservados de España, una auténtica belleza natural, con el colorido de un colosal cuadro impresionista, una maravilla digna de ser vista al menos alguna vez en la vida.

"Ciñera para mí, como para muchos, significa un lugar multicultural. La mayoría de sus habitantes fueron, y son, de distintos lugares de España. Mis padres eran emigrantes extremeños y así casi todo el pueblo, andaluces, gallegos...", aclara Adolfo.

Tal vez multiculturalidad de la que nos habla le enseñó el camino a seguir en su escritura, llevándonos con sus obras a lugares exóticos y desconocidos como puede ser Kazajistán, que nos invita a soñar, como tantos espacios remotos que existen en la Tierra. Remotos para algunos, claro está.  O bien otros escenarios bélicos como el Líbano, el Alto Karabaj, Somalia o Vukovar, que aparecen en su segunda novela 'Bog (Dios) i (y) Havrati (los croatas)'.

"Ciñera para mí, como para muchos, significa un lugar multicultural. La mayoría de sus habitantes fueron, y son, de distintos lugares de España. Mis padres eran emigrantes extremeños y así casi todo el pueblo, andaluces, gallegos..."

Si es que el mundo, se mire por donde se quiera, está hecho un asco. Con guerras y hambrunas por doquier. Y ahora con este coronavirus que se nos ha colado por la puerta grande de las casas, que Adolfo reconoce vivir con mucho miedo, porque el miedo es un instinto primario, según él, "intrínseco en toda criatura viviente, el miedo es un instinto de supervivencia y procuro sobrevivir en estos momentos".

Respecto a su segunda novela, 'Bog i Hvrati', que en realidad es una continuación de la primera, el noventa por ciento de los personajes son reales, y gran parte de lo que se cuenta es verdad, ocurrió de alguna manera, asegura su autor.

Los Balcanes como escenario novelesco

"Una historia de un mundo real y atroz, llena de tramas, donde las mafias que regentan la ciudad se codean con los Ejércitos, con el Gobierno de la Nación y la UNPROFOR.

Una urbe de asesinos, francotiradores y señores de la guerra, donde María tendrá que enfrentarse a sus propios miedos para evitar caer en la locura. Una ciudad donde nada es lo que parece.

Nada es lo que parece en los Balcanes", es el argumento de esta novela, en la que todo se aborda desde una perspectiva histórica.

Para ello, ha tenido que realizar una búsqueda exhaustiva de información. Como queda reflejada en el capítulo de agradecimientos, que son muchos (... a  Chile 17, por su traducción de los documentos y las declaraciones. A Ana, por la historia de la perrera, los perros abandonados (aún sigue el problema en la ciudad), y el robo del pienso... A todos, una vez más, Hvala –gracias-.

"Los Balcanes no me quedan tan alejados", señala con humor Adolfo, para quien la escritura creativa es una manera de jugar a ser Dios, a crear un mundo, una historia y unos personajes que interactúan dentro de ella.

Es probable que los Balcanes no nos queden tan lejos en historia de Guerra Incivil y posguerra del desastre. Y hasta podríamos decir que estamos hermanamos por lo romaní, la música gitana, con Goran Bregovic como el gran músico por excelencia de los Balcanes.

La escritura como una manera de jugar a ser Dios, sostiene Adolfo, "con la capacidad que tiene el autor de ponerse en lugar de los personajes, en cada uno de ellos, y crear así una trama que atrape a quien la lee", apostilla este todoterreno de la lectura, que ha leído desde el Corán a tesis doctorales o tratados de entomología, pasando por ensayos, novelas de aventuras y de ciencia ficción, novelas policiacas y de terror, así como novelas históricas, entre otras.

"No tengo un género preferido, solo necesito que el libro me cuente algo interesante... no obstante, pienso que J.J. Benítez, con su 'Caballo de Troya', logra la visión más acertada de Jesús de Nazaret. Un libro que está tan bien argumentado y respaldado, que uno se pregunta si no será verdad", afirma Adolfo, deudor asimismo de escritores de la talla de Joseph Conrad o Thomas Mann.

Cabe recordar, sin embargo, que J.J. Benítez (conocido por su obra dedicada a la ufología) ha sido acusado por realizar investigaciones poco rigurosas, que antes están emparentadas con lo pseudocientífico y teorías de la conspiración que con lo puramente científico.

En cuanto al panorama literario leonés, López Reguero cree que en la actualidad existen nuevos talentos, aunque este es un fenómeno no sólo provincial sino nacional, a resultas tal vez de la crisis que vivimos desde hace tiempo, propiciado a su vez por el uso de las redes sociales y plataformas que ofrecen la oportunidad de llegar a sitios donde otrora ni siquiera podíamos soñar. En este sentido, podríamos decir que la escritura se ha democratizado. O globalizado.

La competencia, en todo caso, es voraz, sobre todo en el mundo de la autoedición... hay muchas personas que guardan manuscritos, que nunca verán la luz, incluso gente que escribe diarios, apunta Adolfo.

Además, existe una sobrecarga de libros que, en su opinión, el lector no puede digerir, "más aún si se tiene en cuenta la guerra de las editoriales (incluso las tradicionales) en este mundillo", añade este autor al que le entusiasma el género de espionaje, en el que existen magníficos escritores como Graham Green (léase 'El tercer hombre'), Frederick Forsyth (léase 'Chacal') o el propio Pérez-Reverte, por citar a un español mediático, académico de la lengua y periodista bregado, que viviera en primera persona como corresponsal de guerra de TVE diversos conflictos armados, que ha plasmado en sus novelas como la autobiográfica 'Territorio Comanche' sobre el horror de la guerra de Bosnia, que sería llevada a la gran pantalla por Gerardo Herrero.

"No tengo un género preferido, solo necesito que el libro me cuente algo interesante... no obstante, pienso que J.J. Benítez, con su 'Caballo de Troya', logra la visión más acertada de Jesús de Nazaret. Un libro que está tan bien argumentado y respaldado, que uno se pregunta si no será verdad"

En estos momentos, confiesa que está trabajando en la última parte de su trilogía, con la que pretende cerrar el círculo. "Y luego Dios dirá", señala, consciente de que, después de esta pandemia, todo va a cambiar. "¿De qué manera?", se plantea.  "No lo sé, decantarse por algún modelo distópico sería lo más acertado. Aunque me aterra el sistema Orwelliano de '1984', también lo hace 'Un mundo feliz', de Huxley. Y en uno de esos sentidos parecemos caminar. En lo económico habrá que reinventarse, lo lograremos, la raza humana tiene ese privilegio", concluye con una nota de optimismo.

‘El Talib Yàabal’, de Adolfo López Reguero.
‘El Talib Yàabal’, de Adolfo López Reguero.

 

Entrevista breve a Adolfo López Reguero

"Solo se tiene una vida, no la malgastes"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

He leído y releído unos cuantos, resulta difícil nombrar uno en concreto. Pero me decantaría por 'La reina del sur', 'La piel del tambor' o 'Territorio comanche', todos de Pérez-Reverte. También lo haría con 'El espejo del mar', de Joseph Conrad o un ensayo de Thomas de Quincey, 'El asesinato como una de las bellas artes'. Dentro de la poesía me quedo con 'Tierra baldía', de T S. Eliot.

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

En la literatura diría que Pérez-Reverte. En la vida, mi esposa o mejor dicho mi compañera (por lo de políticamente correcto). Es mi lector cero, mi Torquemada particular. Dura, muy dura a la hora de juzgar lo que escribo.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Paulo Coelho. No puedo con él.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Autodidacta.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

La mente abierta.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Sobre la política prefiero no opinar.

¡Uf!, a día de hoy, intentar catalogar a la sociedad resulta muy difícil. Diría que es una sociedad dormida.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Una buena lectura, algo que te evada o que te haga meditar, creo que no hay nada más apasionante que el conocimiento.

¿Por qué escribes?

Por la necesidad de contar, transmitir y en algunos casos aclarar.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

La historia, la geopolítica, tesis doctorales, así como la gente que vivió aquellas situaciones. En 'Bog i Hvrati' los nombro en los agradecimientos. Sin el testimonio de esa gente parte de mi obra no existiría.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Sigo el canal de Alberto Bustos, y el de Escuela de escritores de Enrique Páez.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Solo se tiene una vida, no la malgastes.

Adolfo López Reguero.
Adolfo López Reguero.

 

 

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad