Quantcast

IGUALDAD EN LA SEMANA SANTA

El obispo rechaza acabar por decreto con la desigualdad de hombres y mujeres en la Semana Santa leonesa

La Diócesis dejará que la posible opción de que en Dulce Nombre o Minerva pujen mujeres, vetadas durante 400 años, se adopte en el seno de las congregaciones. A pesar de que Julián López hace cinco años aplaudió la mediación del arzobispo de Sevilla de poner fin a la discriminación porque "no tenía razón de ser".

imagen
Una 'papona' de Semana Santa frente al obispo de León, Julián López.
C.J. Domínguez | 13/03/2017 - 10:40h.

La discriminación de las mujeres en las cofradías penitenciales de Sevilla acabó en el año 2011, cuando el arzobispo Juan José Asenjo promulgó un decreto por el que obligaba a todas las cofradías y hermandades hispalenses a admitir a mujeres nazarenas en igualdad de condiciones con los hombre para poner fin a toda discriminación por motivos de sexo en el seno de la Semana Santa sevillana.

El obispo de León, Julián López, declaró entonces a la agencia EFE su apoyo a la decisión, argumentando que tal discriminación en los tiempos actuales "no tenía razón de ser". E incluso aplaudió que fuera la autoridad eclesiástica quien lo hiciera a través de un decreto, admitiendo que la antigüedad secular de esta discriminación en forma de arraigada tradición hacía que a las congregaciones les costara acabar con ello "de la noche y la mañana".

Pero lo que valió entonces para Sevilla no pretende aplicarlo para su propia Diócesis. Fuentes oficiales del Obispado de León confirman que el prelado leonés rechaza ahora tomar cartas en el asunto dentro de las congregaciones ponitenciales que aún mantienen la discriminación, que son cinco en total en la capital leonesa, dos de ellas (Dulce Nombre de Jesús Nazareno y Minerva y Veracruz) desde la primera década del siglo XVII, hace poco más de cuatro siglos.

Las mismas fuentes confirman a iLeon.com que desde el Obispado leonés no habrá un decreto similar al sevillano, que normalizó la situación sin mayores problemas, ya que obligaba a las congregaciones a implantar la igualdad en su seno. Al contrario, la Diócesis de León pretende que las cofradías locales tengan capacidad propia de decisión interna de si adoptan la medida de mantener la tradición que impide vestir la túnica y pujar los pasos a las mujeres o si, por el contrario, mantienen el veto como siempre y las féminas únicamente pueden 'procesionar' como manolas.

Según este criterio oficial adoptado por el obispo leonés, aquella congregación penitencial que acuerde en sus órganos internos de Gobierno permitir a las mujeres igualdad de condiciones tendría el visto bueno oficial del Obispado, que también admitirá aquellos casos en los que ese debate concluya con la decisión de seguir impidiendo la igualdad. Pero no habrá imposición eclesiástica, confirman las fuentes mencionadas.

De este modo, el Obispado se pone de lado ante la polémica generada tras conocerse, a raíz de una investigación excusiva de iLeon.com, de las novedades legales que afectan a las dos cofradías centenarias de la Semana Santa de León desde que se inscribieran formalmente en el Registro de Entidades Religiosas, que depende del Ministerio de Justicia, acto se supone un acatamiento de facto de los preceptos de igualdad de género que consagra, entre otras leyes, la propia Constitución Española, como remarca incluso el Artículo I del Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede firmado en el Vaticano en 1979.

En base a estos argumentos, pueden ocurrir ahora que aquellos que deseen poner fin a la discriminación interna por razón de sexo utilicen dos posibles vías: una, plantear un debate y votación en el seno de las propias cofradías, y alzarse con una mayoría en favor de la igualitaria participación de las mujeres; otra, que cualquier mujer 'papona' acuda a la vía judicial por su cuenta y pleitee por sus derechos en este sentido, para tratar de que un Tribunal le dé la razón.

De momento, esto último podría ocurrir en la Cofradía de Minerva y Veracruz, en la que en torno a un centenar de mujeres ya forman parte pagando idénticas cuotas que los hombres pero pudiendo sólo desfilar como manolas. Sin embargo, existe el precedente de abrir este debate en 2012, que resultó fallido ante el veto de la Junta General de Hermanos. Está por ver si este debate renace este año o no.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad