AGROALIMENTACIÓN

Herrera ve en la agroalimentación y actividades afines “la nueva energía del Bierzo”

La presentación del Programa de Impulso Agroalimentario Integral reúne a responsables de destacadas industrias agroalimentarias.

imagen
César Sánchez / ICAL El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.
Elena F. Gordón/ ICAL | 14/11/2017 - 12:46h.

Una implicación pública y privada para aprovechar la realidad y la potencialidad de la comarca berciana. Es lo que este martes concretó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como pilares para sostener el Programa de Impulso Agroalimentario Integral que hasta 2020 pondrá en marcha 24 medidas que persiguen definir el primer parque rural del sector en Castilla y León, con una inversión de 15,8 millones. Este proyecto, señaló, debe servir, en conexión directa con otros sectores como el turismo o el forestal, para conformar "la nueva energía del Bierzo, el motor de un desarrollo imparable".

Se trata, remarcó, de conseguir poner en marcha una nueva manera de trabajar, "interconectada, proactiva e integral, orientada al emprendimiento agrario y agroalimentarios". Para ello, dijo, además de la apuesta institucional, los empresarios "tienen que apostar, crear riqueza y empleo", camino en el que la Junta concreta su compromiso con propuestas que se desarrollarán en tres etapas, la primera de las cuales se escenificó hoy en el Palacio de Canedo con la adhesión de empresas, figuras de calidad, cooperativas, comunidades de regantes, Cámara de Comercio, Universidad, ayuntamientos e instituciones como la Diputación de León al plan bautizado como 'Bierzo Hub'.

Una de las iniciativas que acompañarán a esta fase inicial es la creación, en el primer trimestre de 2018, de la figura del agro-tutor, labor de la que se harán cargo trabajadores de la Consejería de Agricultura y Ganadería. En una segunda etapa de estímulo se buscarán potenciales emprendedores y proyectos y se establecerán contactos con las entidades adheridas. Habrá también un asesoramiento externo y una figura de coordinación que correrá a cargo del gerente de siete marcas de calidad con las que cuenta el Bierzo, Pablo Linares.

Después, se apoyarán y acelerarán los proyectos viables y se buscarán socios inversores y se dispondrán activos como suelo industrial en condiciones muy ventajosas, además de todo tipo de asesoramiento.

Para lograr la consolidación de la actividad emprendedora se dispondrá además de una línea de financiación que inicialmente alcanzará los 90 millones y que la Junta, la administración central y los fondos europeos permitirán que se llegue hasta los 520 millones de préstamo, con especiales condiciones para los jóvenes.

"Tenemos productos, personas con talento e ilusión y una plataforma de impulso", remarcó Herrera antes de incidir en que "donde hay fortalezas, hay oportunidades y nuestra obligación es aprovecharlas". Se precisa, dijo, un compromiso global con importantes empresarios del Bierzo, de la provincia leonesa, la Comunidad y toda España; una "implicación agentes institucionales y privados que pueden convertirse en protagonistas del futuro de la comarca".

El Bierzo, recordó, cuenta en la actualidad con 3.000 productores, 22.500 hectáreas de cultivo y 120 transformadores y es la comarca agraria con más figuras de calidad agroalimentaria. El 'hub' o concentrador que ahora comienza su andadura supone, dijo, otra fortaleza, una herramienta específica de dinamización, basada en las plataformas de productividad y competitividad, con un equilibrio entre los distintos eslabones de la cadena alimentaria.

Todo, remarcó, con los objetivos de rejuvenecer el sector, fomentar el cooperativismo, desarrollar variedades autóctonas, implementar nuevas formas de prolongar la vida útil de los productos e impulsar la concentración parcelaria y la modernización de regadíos, además de mejorar la comercialización. Se plantea, advirtió, con actuaciones específicas, a la medida de las necesidades del territorio y vinculado a otras actividades que también pueden contribuir a fijar población e incrementar la calidad de vida de la comarca.

El empresario José Luis Prada ejerció de anfitrión del concurrido encuentro al que no faltaron representantes de todos los ámbitos de la sociedad berciana y numerosos responsables institucionales, politicos, empresariales y de toda Castilla y León o implantados en la Comunidad.

Los empresarios ven necesario dar valor añadido a los productos

La presentación del Programa de Impulso Agroalimentario Integral del Bierzo, celebrado este sábado en el Palacio de Canedo, congregó en una de sus mesas-debate a destacados representantes de industrias del sector, que pusieron de manifiesto su apuesta por dar valor añadido a los productos y mejorar la formación y la innovación. La concentración parcelaria es, consideraron, otra herramienta para avanzar en el desarrollo del sector.

Moderada por Félix Moracho, fundador de Huercasa y presidente de Vitartis, la sesión dedicada a la generación de empleo en agroalimentación contó con la presencia de líderes de exitosas empresas que ofrecieron su testimonio y consejos coincidiendo con la puesta en marcha del proyecto 'Bierzo Hab', en que la Junta invertirá 15,8 millones hasta 2020 en esa comarca leonesa.

Isabel Pérez Balboa, de Ibsa (Industrias del Bierzo), reclamó formación y tecnología para los agentes implicados en la agroalimentación y buscar soluciones que hagan ser rentables y competitivos tanto a los productores como a la industria transformadora y comercializadora. "Hay que darle valor añadido a los productos del Bierzo, crear o fomentar la figura del empresario agroalimentario, cuyo negocio tiene que ser rentable y permanente, no dedicarse una campaña en un momento puntual del año", reclamó antes de apostar por recuperar "con dignidad e ilusión pero con realismo la afamada cultura de la huerta".

La agricultura, dijo, es viable en el Bierzo, como lo demuestra, por ejemplo, el crecimiento el pasado año de las exportaciones de vegetales y hortalizas en un siete por ciento, cifra que en el caso del pimiento llegó al 12 por ciento. También pidió que la comarca albergue más iniciativas relacionadas con el sector -en el que ve "muchos nichos interesante de valor añadido- al tiempo que llamó la atención sobre la escasa presencia de mujeres en el acto de presentación del Programa de Impulso Agroalimentario Integral del Bierzo.

El presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual, defendió la necesidad de moverse, "innovar y buscar soluciones" a los retos que plantea el sector como, dijo, hizo en su día su padre para envasar la leche y evitar que se estropease antes de hacerla llegar al consumidor. La calidad y la innovación,señaló, permitirá incrementar la rentabilidad. "Hay que pensar en el consumidor y ofrecerles productos que a veces no sabe que quiere", dijo, antes de apostar por la unión de fuerzas para crecer.

Por su parte, el presidente del Grupo Siro, Juan Manuel González Serna, apostó por "soñar alto y hacer cosas diferentes porque el que hace lo mismo que 25 se convierte en uno de 26 imprescindibles". También, animó los productores a unirse para lograr ser más competitivos.

Francisco Iglesias, socio de Cascajares, buscar valor añadido a los productos. "Hacer marca es hoy en día vital para una zona como ésta y hay que hacer cosas con valor añadido que repercuta en toda la cadena. Que el éxito no sea sólo de uno y repercuta en toda la comarca.


publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad