Quantcast

CASTILLA Y LEÓN

PSOE y Podemos piden erradicar la Fundación Siglo por ser "un chiringuito" mientras que PP y Cs defienden su utilidad

"Sabemos las deficiencias, los puntos fuertes y los puntos más débiles de la Fundación, y vamos a trabajar para poder cambiarlo en el futuro", ha defendido el director de la fundación Juan González-Posada

Musac museo arte contemporáneo cultura 15º aniversario león castilla edificio sede archivo recurso
La colorida sede del Musac en León. / Campillo / ICAL
ICAL | 16/06/2020 - 16:32h.

Los grupos parlamentarios de la oposición, representados por el procurador socialista José Luis Vázquez y el portavoz del Grupo Mixto Pablo Fernández, reclamaron hoy en la Comisión de Cultura y Turismo en las Cortes de Castilla y León la "erradicación y supresión" de la Fundación Siglo, un ente que, a juicio de Fernández, "es una administración paralela en B", "solapa y duplica las competencias del a Consejería"y "es una suerte de chiringuito dotado con 30 millones de euros de presupuesto que no vale absolutamente para nada y se caracteriza por la opacidad".

Durante la comparecencia del director de la Fundación Siglo, Juan González-Posada, Vázquez, recordó que el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, se refería a esa institución antes de acceder a su actual cargo como "el chiringuito del siglo", y señaló que "la Fundación es un auténtico fin en sí misma, que ha demostrado ser incapaz de ser útil cuando más necesario era" para los sectores cultural y turístico, en plena pandemia.

Para Vázquez, la Fundación es "absolutamente prescindible", ya que "carece de visión estratégica y de visión global territorial", puesto que "olvida la red de los museos provinciales que estructura nuestro territorio, y pierde la oportunidad de llevar a cabo una política estructurada y vertebradora que sea la base de la creación de un sentimiento identitario para Castilla y León". "Tras 20 años, la incapacidad de la Fundación para gestionar fondos ajenos a los públicos es un hecho irrefutable. Fue ideada para incorporar patrocinios que generaran economía añadida a los recursos públicos, pero desde su puesta en marcha no ha habido un solo ejercicio presupuestario donde hayan alcanzado siquiera el diez por ciento de aportaciones privadas", acusó.

Por su parte, la procuradora de Ciudadanos, María Teresa Gago, recordó que la formación naranja se ha propuesto "racionalizar la 'administración paralela', con atribuciones que puedan ser realizadas por la administración directamente". Así, afirmó que propusieron la extinción o transformación de 16 entidades en la Comunidad, entre las cuales se encontraba la Fundación Siglo. "Las provincias de Soria, Palencia, Ávila y Salamanca carecen de edificios de la Junta, y eso genera desigualdad entre unos territorios y otros de la Comunidad. Las cinco provincias donde existen grandes edificios culturales de la Junta han recibido 3 millones de eurosanuales, mientras que las cinco restantes recibían 12, algo que es una discriminación muy palpable. Esperamos que la repartición de los fondos siga criterios de racionalidad, igualdad y eficacia, porque la Fundación Siglo será eficiente y transparente o no será", expuso antes de preguntar a González-Posada si se han planteado "la reversión de competencias de la Fundación hacia la Consejería", algo que no encontró respuesta.

Pablo Fernández, por su parte, recalcó el "lapsus linguae" del interviniente, que declaró que en la Fundación Siglo están "alienados con los fines de la Consejería de Cultura", y el portavoz del Grupo Mixto recalcó que esa institución "aliena y sustrae las verdaderas competencias de la Consejería". "El sector cultural, a día de hoy, está agonizando y precisa de ayudas inmediatas. Si tenemos una Fundación que recibe 30 millones anuales y que ante la peor pandemia, que ahonda la crisis estructural que vive la cultura en esta Comunidad, no es capaz de decir con qué cuantías han ayudado por ejemplo al sector cultural, para qué sirve", se preguntó.

Además, tanto él como el procurador socialista recordaron los últimos informes disponibles del Consejo de Cuentas, donde se recalca que "la Fundación Siglo oculta contratos y no registra en Hacienda las adjudicaciones que realiza". "Hay nula publicidad en la contratación de altos cargos, uno de los cuales es usted", acusó Fernández antes de señalar que así "vulneran la ley". "No se han respetado los principios de publicidad en la convocatoria en sus bases, ni se reconocen en sus actuaciones los principios constitucionales de igualdad, merito y capacidad. Se ocultan licitaciones en el perfil del contratante y no se han registrado en Hacienda los datos básicos obligatorios de cada servicio pagado con dinero público", añadió.

Un escenario nuevo

Ante las acusaciones, González-Posada señaló que esos informes del Consejo de Cuentas se refieren al ejercicio 2016-2017 y subrayó que desde su nombramiento el pasado 2 de diciembre "muchas de las cosas que ahí aparecen hoy día se han corregido de forma drástica". "Desde que dirijo la Fundación Siglo han cambiado algunas cosas y otras muchas deben cambiar. Es deseo no solo mío sino de un equipo de profesionales de la Consejería. Vamos a intentar mejorar lo más posible los servicios culturales para los ciudadanos y agentes culturales, pero el trabajo no se hace en unos pocos meses. Me ha tocado una etapa bastante difícil, que no la esperaba, a los tres meses tenemos una pandemia terrible con consecuencias terribles, en las que tenemos que adaptarnos a un trabajo completamente nuevo y ahora debemos ver cómo hacer posible que la vida cultural siga presente con los medios que tenemos, para estar presentes en la sociedad", esgrimió.

"Sabemos las deficiencias, los puntos fuertes y los puntos más débiles de la Fundación, y vamos a trabajar para poder cambiarlo en el futuro", afirmó González-Posada, que pidió "unos meses más" para avanzar en "una nueva línea" que tildó de "interesante". "El COVID-19 nos ha demostrado la necesidad de una Fundación para gestionar muchas de las cosas en la Consejería de Cultura. Somos conscientes de que es mejorable y necesaria", afirmó antes de recordar que lleva seis meses en el cargo, en los que se está teniendo que enfrentar a "la peor situación posible que nos podíamos encontrar".

En ese sentido, defendió que cuatro pilares guiarán su actuación: eficacia, eficiencia, excelencia y transparencia. "Nos hemos reinventado", señaló después de asegurar que la Fundación "no puede ser instrumentalizada de forma política". Su objetivo prioritario, apuntó, será "potenciar cultura y turismo como servicios esenciales en la recuperación de la Comunidad, facilitando el acceso a la cultura y facilitando herramientas al turismo para adaptar su situación a la nueva realidad". "Esta situación ha demostrado que la cultura es parte fundamental de nuestra experiencia vital", defendió.

Por su parte, la procuradora 'popular' María José Ortega Gómez aseguró que "es preciso dar un gigantesco salto hacia adelante para dar respuesta a los visitantes de Castilla y León en este escenario nuevo de exigencias", y consideró que "se ha dado un paso importante al definir la cultura y el turismo como actores estratégicos para la Comunidad", ya que "pueden ser el motor que cambie de combustible a la Comunidad, adelantándose a otras autonomías". "Queremos que el trabajo a realizar se asiente en la experiencia, en los años de trabajo previos, no porque sean perfectos sino porque eso da solidez para ver dónde hemos fallado y dónde podemos mejorar", añadió antes de valorar que "se ha trabajado bien, porque existían buenos instrumentos, materiales y profesionales".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad