Quantcast

ELECCIONES GENERALES 26J | LAS CIFRAS RESPECTO A 2015

El candidato de Ciudadanos en León, Enrique Bueno, se quedaría en el paro aún con 5 escaños

La candidatura de Ciudadanos, encabezada por el ex diputado Enrique Bueno, pierde más de dos mil votos y confirma la pérdida del representante en la provincia. El PP habría conseguido tres diputados con los cinco escaños del 20D. La alianza Podemos-IU terminó restando 2.615 votos a Podemos con respecto a 2015 (16.612 sumando las dos fuerzas).

imagen
Jesús María López de Uribe | 27/06/2016 - 16:30h.

El ex diputado de Ciudadanos, Enrique Bueno, se quedaría en el paro incluso en el caso de que la provincia de León hubiera repartido cinco escaños en la cita electoral de este domingo. Los resultados de los pupilos de Luis Fuentes en la autonomía se han estancado también en la provincia, reduciéndose ligeramente su porcentaje de voto del 12,96 al 12,78% pero perdiendo 2.321 votos respecto a diciembre de 2015.

La noticia de que la circunscripción de la provincia de León pasaba de 5 a 4 representantes en el Congreso de los Diputados por pérdida de población ya auguraba que el cabeza de lista de Ciudadanos no conseguiría el sorprendente resultado del 20D. Los datos de la votación del 26J confirmaron que la noche no fue precisamente buena para Bueno.

Es decir, la reiterada apuesta por el ex diputado Bueno no ha sido bondadosa para Ciudadanos, que arrebató al PSOE el segundo diputado en los últimos momentos del recuento en los comicios de diciembre. Hay que recordar que este candidato se convirtió en representante del Congreso de los Diputados por descarte, ya que tuvo que liderar su lista tras la defenestración de Sadat Maraña y la negativa de la formación a apoyar la supuesta candidatura de un conocido empresario leonés.

Entre más cifras destacadas se encuentra el posicionamiento como quinta fuerza política de la provincia del partido animalista PACMA, que relega a la sexta posición a la UPL, que quedó a 65 votos del anterior. VOX consiguió 605 apoyos (perdiendo 140 respecto a 2015). También se certifica la cuasi defunción política de UPyD, que perdió 1.448 votos comparado con el 20 de diciembre para quedar en 599. Como anécdota, el PREPAL sacó 264 votos, más de tres veces menos que los 902 del 20D cuando no se presentó la Unión del Pueblo Leonés.

Otro dato a tener en cuenta fue que en la provincia de León aumentó en casi 4,3 puntos la participación en la votación al Congreso con respecto a 2015 (de 66,87% el 20D al 71,14% este 26J).

¿Y si hubiera seguido León con 5 escaños?

La pregunta que cabe hacerse en esta situación que devolverá a Bueno a las listas del paro, es qué hubiera ocurrido si la circunscripción leonesa hubiera mantenido aún los cinco escaños.

La primera noticia hubiera sido que el PP hubiera conseguido un escaño más, para llegar a tres, conservando uno tanto el PSOE como Unidos Podemos. Un desenlace que habría hecho notar mucho más el espectacular resultado conseguido por los Populares, que hubieran obtenido el tercer escaño con 37.288 restos una vez aplicado el sistema D'Hondt de reparto en la circunscripción leonesa. El PSOE se hubiera quedado a 734,5 y Ciudadanos a 1.707 restos; es decir, tanto PSOE como Ciudadanos hubieran tenido que multiplicar por dos estos coeficientes para arrebatar el tercer diputado al PP. Hubieran necesitado respectivamente 1.470 o 3.415 votos más sumados a sus totales sin un sólo apoyo ciudadano más del Partido Popular en la provincia.

¿Votó alguien de IU a Unidos Podemos en León?

Otra de las inexplicables sorpresas de la noche electoral es la bajada en votos de la coalición Unidos Podemos. Tanto que los casi 48.826 votos obtenidos por esta lista en el 26J son 2.615 menos que los conseguidos únicamente por Podemos en diciembre, y 16.612 menos si sumáramos los 13.997 de IU en los anteriores comicios (las dos formaciones obtuvieron 65.438 en 2015). En este dato en bruto, que posiblemente sea caso de estudio en Ciencias Políticas, surge la pregunta de cuántos votantes de IU concedieron su apoyo a Unidos Podemos en la provincia.

Lo que sí muestra este espectacular descenso de un 25% de voto respecto a lo esperado con la unión popular de izquierdas son las notables tensiones vividas entre los miembros de las dos formaciones durante la campaña, entre las que se encontró la dimisión del alcalde de IU de la Pola de Gordón por la criticadísima postura de UP con la minería del carbón. En todo caso, lo que parece claro es que tanto en León como en España (donde se produce un resultado similar, UP perdió 1.100.00 votos sobre lo esperado con la alianza, e IU había conseguido en diciembre 926.000 apoyos), la conjunción de fuerzas de izquierda en vez de sumar, terminó restando aún más votos que los que supuestamente habría tenido que aportar la formación de Alberto Garzón basándose en los comicios de diciembre.

Destaca también que sumando los votos perdidos del PSOE, UP (con respecto sólo a los de Podemos de 2015), Ciudadanos y los obtenidos por UPL (que no se presentó en 2015), casi coinciden con el aumento del PP. Es decir, que los votos que se han dejado respecto al 20D (más los nuevos de UPL, que restan también) fueron 8.036. El Partido Popular aumentó en 7.787, a falta del recuento del voto rogado del extranjero.

Por último, con los resultados de la noche electoral, Ciudadanos tampoco habría conseguido representante. Para que Bueno hubiera evitado la cola del paro tras el excelente resultado cosechado por el PP (un 7,5% de aumento con respecto a diciembre) hubiera necesitado llegar a los 39.000 votos (aumentar en un 9% los resultados de 2015).

En una extraña ironía del destino, Enrique Bueno parece no haber sido un candidato popular para Ciudadanos; pero si se hubieran mantenido los cinco escaños en la provincia... sí lo habría sido para el PP.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad