PROVINCIA

Nueve días sin agua potable en Piedralba por los niveles de arsénico detectados

La pedanía de Santiago Millas está a la espera de que el Ayuntamiento informe del resultado del segundo análisis de aguas de la semana pasada.

Piedralba
Imagen de Piedralba, de Astorga Redacción.
Astorga Redacción | 11/11/2020 - 08:51h.

Los vecinos de Piedralba, la pedanía de Santiago Millas, no pueden beber agua de sus grifos desde el pasado 29 de octubre. Un 'Aviso Importante' del Ayuntamiento maragato les alertaba de que "el agua suministrada no es apta para el consumo al detectarse niveles de arsénico por encima de lo permitido", tal y como recoge Astorga Redacción. Doce días después, los vecinos desconocen qué ocurrirá con el abastecimiento ante la falta de información por parte del Consistorio que preside Sindo Castro.

Según ha podido saber Astorga Redacción de fuentes del departamento de Sanidad de la Delegación Territorial de la Junta en León, las autoridades sanitarias están a la espera de conocer el resultado del segundo análisis del agua, cuyas muestras se recogieron el pasado 3 de noviembre, para confirmar la existencia de arsénico en el agua de Piedralba en niveles preocupantes. En el primer análisis realizado el 20 de octubre con muestras recogidas en el pozo del abastecimiento - es decir, en la captación -, el nivel de arsénico detectado provocó que nueve días después (cuando se supo el resultado de las pruebas) se informara a los vecinos de la situación.

Las autoridades sanitarias esperan el resultado de las muestras recogidas el día 3 de noviembre en la traída - es decir, en el agua que circula por el entramado de tuberías hasta los hogares de Piedralba -, para determinar las medidas a aplicar. De confirmarse la existencia de arsénico, y en qué niveles, la solución pasará por colocar filtros, si la presencia del elemento nocivo para la salud es en menor medida, y quedará resuelta en unos dos meses; pero si los niveles son altos, el Ayuntamiento deberá buscar otro pozo y la solución se alargará a unos dos años.

Desinformación

Los vecinos, de momento, se autoabastecen comprando agua embotellada, pero en la pedanía algunos habitantes muestran su preocupación ante la desinformación, ya que desde el 29 de octubre ni el Ayuntamiento, ni la Junta Vecinal, están comunicando los datos que las autoridades sanitarias de la Junta les están proporcionando, de manera que por su propia iniciativa están llamando por teléfono a los departamentos de la administración sanitaria encargados de velar por la calidad de las aguas, para saber lo que está ocurriendo.

Astorga Redacción ha podido comprobar la poca disposición que ofrece el alcalde de Santiago Millas, Sindo Castro, pues al ser preguntado por la situación se limitó a declarar que "se está analizando".

Arsénico: una amenaza bien conocida en nuestras comarcas

El problema de la presencia de arsénico en las aguas de nuestras comarcas no es nuevo. En el año 2007, la contaminación por este veneno en Nistal de la Vega y en pueblos de La Sequeda como Castrillo de las Piedras y Tejados, provocó cuadros médicos preocupantes y el trajín diario de camiones en las localidades para abastecer de agua embotellada a los habitantes.

El arsénico y otros elementos nocivos para la salud aparecen cuando los niveles de los acuíferos están bajos. Las sequías son la causa principal para su aparición en el agua, sin embargo, desde la Confederación Hidrográfica del Duero se alertó en 2008 de que que el problema de la contaminación en este tipo de fuentes de abastecimiento es la sobreexplotación de las aguas subterráneas. La existencia de pozos particulares para regar los huertos y los jardines o llenar las piscinas es una sobreexplotación que amenaza el abastecimiento de agua en nuestras comarcas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad