Campo

¿Cuál es el mejor fertilizante para el crecimiento?

Agregar abono y otra materia orgánica es importante para mejorar la salud y la fertilidad a largo plazo de tu suelo, pero los fertilizantes juegan un papel importante al proporcionar los nutrientes fácilmente disponibles que mantienen las plantas creciendo fuertes.

Fertilizante abono
ileon.com  | 15/01/2021 - 20:12h.

Agregar abono y otra materia orgánica es importante para mejorar la salud y la fertilidad a largo plazo de tu suelo, pero los fertilizantes juegan un papel importante al proporcionar los nutrientes fácilmente disponibles que mantienen las plantas creciendo fuertes.

Las plantas necesitan ser fertilizadas porque la mayoría del suelo no proporciona los nutrientes esenciales necesarios para un crecimiento óptimo. Incluso si tienes la suerte de comenzar con un excelente suelo de jardín, a medida que tus plantas crecen, absorben nutrientes y dejan el suelo menos fértil. Al fertilizar tu jardín, repones los nutrientes perdidos y te aseguras de que las plantas tengan la comida que necesitan para florecer.

Por lo tanto, si tienes un jardín, lo ideal es que fertilices tus plantas cada cierto tiempo consiguiendo los fertilizantes en Eurogrow.es para que así tengas la seguridad de que estarás utilizando productos de calidad que cuidarán tus plantas y harán que crezcan saludablemente para que tu jardín luzca estupendo y se mantenga en excelente estado.

¿Por qué las plantas necesitan fertilizantes?

Todos los nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas están presentes en el suelo o flotan en el aire, entonces, ¿cuál es el punto de fertilizar? El punto es que no todas las plantas pueden acceder a los nutrientes claves que se encuentran en el suelo o en el aire.

Cada tipo de suelo tiene su propia mezcla de ingredientes nutricionales, por lo que antes de considerar qué fertilizantes puede requerir una planta, debemos considerar el suelo en el que está creciendo.

Actividades como la agricultura intensiva, la construcción y el tráfico pueden alterar la química y la estructura del suelo, limitando los nutrientes que las plantas pueden usar. En algunos casos, los nutrientes no están naturalmente ahí para empezar o se han filtrado con el tiempo.

Por estas razones, debemos reponer, reemplazar o ayudar a liberar aquellos elementos que están más allá del alcance de nuestras plantas.

Asimismo, hay que tener en cuenta que cuando se trata de fertilizar, más no significa mejor. Es posible sobrealimentar tus plantas, de hecho, demasiado fertilizante puede dañar e incluso matar tus plantas. Antes de aplicar cualquier fertilizante, es una buena idea analizar el suelo para que puedas seleccionar el tipo y la fórmula que se adapte a las necesidades de tus plantas. A cambio, las plantas te recompensarán con flores más grandes, hojas más grandes y frutas y verduras más grandes.

Tipos de fertilizantes

Hay dos tipos de fertilizantes disponibles para el jardinero doméstico: granular y soluble en agua. Cada tipo tiene ventajas y desventajas. Los fertilizantes granulados entregan el alimento a la planta lentamente pero tienen la ventaja de la longevidad.

Dado a que deben descomponerse con el agua antes de que una planta pueda usarlos, los fertilizantes granulares no se filtran del suelo tan rápidamente como los tipos solubles en agua. Los fertilizantes solubles en agua son de acción más rápida pero más transitoria, lo que significa que deben aplicarse con más frecuencia que los de tipo granular.

Ambos tipos de fertilizantes son efectivos, por lo que el que elijas dependerá de si deseas darles a tus plantas una solución rápida pero frecuente o una alimentación lenta pero prolongada.

Pero sin lugar a dudas, para esas personas que están muy ocupadas, nada supera a los fertilizantes granulares de liberación prolongada, algunos de los cuales requieren solo una aplicación cada seis a nueve meses.

Hay varias formas de aplicar fertilizantes granulares y solubles en agua, pero hay algunas pautas generales que se deben seguir al aplicarlos. Evita aplicar un fertilizante en días ventosos o lluviosos porque esto puede hacer que se pierda y sea ineficaz.

Cuando utilices un fertilizante granular, asegúrate siempre de quitar el fertilizante de las hojas de las plantas para evitar quemaduras. Nunca apliques un fertilizante granulado cuando el suelo esté extremadamente seco, y riégalo bien después de aplicarlo para evitar que la planta se queme.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad