Universidad

La Universidad de León, una de las pocas que cumple los nuevos requisitos del Gobierno

Solo 12 de 81 universidades españolas cumplen a día de hoy los requisitos que exigirá el Ministerio para seguir siendo consideradas como tal.

Campus de Vegazana de la Universidad de León
Campus de Vegazana (León) de la Universidad de León
Daniel Sánchez Caballero / elDiario.es | 18/03/2021 - 12:01h.

Públicas, privadas, presenciales o a distancia, todas casi por igual. La mayoría de las universidades españolas, sean del tipo que sean, no cumplen con alguno de los requisitos que el Gobierno impondrá a estos centros para seguir considerándolos como tales.

Solo 12 de 81 universidades evaluadas (en total hay 88, pero de algunas no hay ciertos datos) cumplen todos los mínimos que aparecen en el borrador de Real Decreto que está tramitando el Ministerio de Universidades estos días, según un estudio del Observatorio del Sistema Universitario de Catalunya (OSU) a partir de datos sobre todo del Sistema Integrado de Información Universitaria (SIIU). Una de las que sí cumplen es la Universidad de León.

Más aún, solo 18 de esas mismas 81 universidades cumplen los requisitos actualmente en vigor, según el Real Decreto (RD) aprobado por José Ignacio Wert, más laxo que el actual en cuanto a las condiciones.

Actualmente, según el OSU y solo teniendo en cuenta solo los centros propios, no los adscritos, solo las universidades de A Coruña, Almería, Córdoba, Extremadura, Granada, Jaén, La Laguna, León, Oviedo, Politécnica de Cartagena, Politécnica de Madrid, Politécnica de Valencia, Santiago de Compostela, Sevilla, Vigo, Deusto, Loyola de Andalucía y Pontificia de Salamanca (estas tres últimas privadas) están dentro de la legalidad.

Cuando se apruebe el nueve RD, las de A Coruña, Extremadura, Jaén, Deusto, Loyola de Andalucía y la Pontificia de Salamanca se caerán de esa lista por distintos motivos.

Las Universidades van a tener que aplicarse para cumplir con el nuevo RD que prepara el Ministerio que dirige Manuel Castells. El borrador presentado especifica que todos los centros deberán alcanzar los mínimos que se plantean, para lo que tendrán cinco años en el caso de los campus ya existentes, sean privados o públicos, impartan docencia presencial, a distancia o una mezcla de ambas.

El espíritu de los cambios que planea Universidades es evitar la proliferación de centros privados de dudosa calidad, especialmente con un modelo de enseñanza online, que se está dando recientemente, según explicaron fuentes del ministerio cuando se presentó el decreto.

"Hay un incumplimiento generalizado de los requisitos vigentes, que además lo están desde hace mucho, se limitan a cinco y a pesar de eso solo 18 universidades de 81 analizadas cumplen", explica Vera Sacristán, presidenta del OSU y exprofesora de la Universidad Politécnica de Catalunya. Y es un incumplimiento que sale gratis, lamenta: "No ha tenido consecuencias todos estos años".

Requisitos

Así, el nuevo texto legal endurece los mínimos que las universidades deberán cumplir. Los requisitos contemplados abarcan cuatro grandes aspectos de la Universidad: la oferta docente que deben realizar (al menos diez títulos oficiales de grado, seis de máster y tres programas oficiales de doctorado de tres de las cinco grandes ramas del conocimiento; también contar con al menos un 50% de su alumnado en grados y dobles grados y los matriculados en formación continua no podrán ser el doble o más de los que estudian títulos oficiales); la actividad investigadora (cinco proyectos de investigación concedidos, un 60% de profesores con sexenios aprobados entre los profesores doctores, dedicar al menos el 5% de su presupuesto a la I+D+i); plantilla del Personal Docente Investigador (una relación de un PDI por cada entre 50 y 100 estudiantes, no superar el 50% de PDI temporal); y una serie de requisitos relativos a los centros adscritos a las universidades que la mayoría incumple o no ofrece información al respecto.

Estos centros adscritos normalmente son escuelas o entidades similares, casi todos privados, que se unen a una pública para ofrecer sus títulos oficiales bajo ese paraguas.

Sacristán cree que el decreto que tramita el Gobierno es coherente con el sistema universitario español. "El sistema español es conocido por ser un buen sistema para todos. Tiene un nivel alto en general, Merkel pidió ingenieros españoles un momento que les faltaba, a Reino Unido llegaron titulados de enfermería a petición de ellos.

El decreto es coherente con esto e intenta mantenerlo en todas las universidades", valora Sacristán. Respecto a las quejas de las universidades privadas a través del Foro Emilia Pardo Bazán por lo que creen un exceso en la cantidad de requisitos (Stanford no tiene tres áreas de conocimiento o Harvard más másters que grados, aducen), la exprofesora explica que estos centros responden al modelo estadounidense, "de especialización, donde hay un abismo entre por ejemplo el MIT y una población pequeña del medio oeste", un modelo que difiere del español o europeo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad