Quantcast

Patrimonio

Los restos destruidos en el Casco Histórico son recientes y se eliminan para buscar vestigios romanos

El equipo de Gobierno defiende que, según los arqueólogos, el muro hallado y retirado en horas en la excavación de la Plaza de San Pelayo no tienen "ningún valor" e impedirían seguir profundizando en la cata.

restos arqueólogicos arqueología cultura patrimonio león ciudad reforma aceras casco histórico plaza de san pelayo obras ayuntamiento domingo cueto 5
ileon.com  | 08/06/2018 - 11:58h.

La destrucción de los primeros restos arqueológicos aparecidos en el transcurso de las obras de reforma de algunas calles y plazas del Casco Histórico, en concreto en una cata abierta en la Plaza de San Pelayo, parece tener una explicación. En concreto, el muro o cimiento de piedra que afloró el pasado jueves durante los trabajos realizados por la empresa Domingo Cueto, a la que el equipo de Gobierno 'privatizó' estos trabajos, y que pocas horas después ya había desaparecido, es un resto "sin ningún valor" porque data "de una época reciente".

Así lo ha explicado hoy, tras la polémica abonada por otras muchas previas referentes a Patrimonio en la ciudad, el portavoz del equipo de Gobierno del PP en el Consistorio, Fernando Salguero. Según la versión oficial, tras la aparición de ese muro, el arqueólogo contratado por la compañía que ejecuta el proyecto, que está "vigilante en las obras" porque se sabe que "la zona está sobre restos de época romana", documentó y comunicó al arqueólogo de la Junta de Castilla y León el hallazgo, determinando que no se trataba de nada relevante.

Cierto es que, como ya concretó iLeon.com ayer, la cota en la que el muro se encontró era muy alta, casi a ras de calle, algo que indicaría que esa construcción podría fecharse en época reciente.

Otros expertos en arqueología consultados por este medio confirman que por este tipo de detalles parece plausible la explicación municipal. Y que, de hecho, resulta necesario retirar esos restos de procedencia "más moderna" para poder continuar profundizando en la cata, en busca de lo que verdaderamente interesa en la zona: construcciones de época romana vinculadas a los llamados Principia, el primer asentamiento legionario romano, de la Legio VI (que no VII) en lo que hoy es el centro histórico leonés.

Se sabe por hallazgos de hace años, a pesar de permanecer desde entonces en estado de abandono, que parte de esos Principia se ubican en el solar de la calle Pelayo número 7, a escasos metros de la zona donde ahora se realiza la cata. Y también que en el lado norte, en otro solar que ocupó la casa quemada hace casi 20 años y de la que sólo permanece la fachada mal conservada, se encontraron en su día restos de una residencia principal de aquella época: la del general romano de la época (llamado Legado), con sus propias dependencias como termas y otras.

De manera que los expertos creen plausible que en la nueva zanja actual se pueda encontrar algo, en un estrato más profundo, que permita delimitar hasta dónde llegada la residencia del Legado romano o por dónde se dirigían las vías de comunicación de la época hacia la zona del campamento, que alcanza hasta lo que hoy sería la parte superior de la Calle Ancha, que por algo se conocía como Via Principalis.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad