Quantcast

CONFLICTO: CIERRE DE VESTAS

Miles de personas gritan para que se oiga en Dinamarca: "No al cierre de Vestas en León"

La manifestación por el centro de la capital convocada por los sindicatos unió a más de 7.500 leoneses, según la Policía local, y a todos los partidos en torno a la lucha de unas 2.000 familias afectadas por el cierre de la fábrica, mientras se negocian alternativas.

vestas industria cierre protesta manifestación ccoo ugt política león 2
ileon.com  | 06/09/2018 - 20:40h.

Pocos escucharon la voz de alarma cuando el comité de empresa de la gran fábrica de Vestas, de componentes eólicos, en el polígono industrial de Villadangos del Páramo, denunció el cierre de cuatro de las siete líneas de producción a comienzos del mes de junio.

 

Tuvo que llegar el mazazo de finales de agosto, el anuncio formal de la multinacional danesa de componentes eólicos, la certificación de que la empresa se lleva fuera de España la práctica totalidad de la producción leonesa, para que todos los partidos, los sindicatos, las organizaciones empresariales y la sociedad leonesa se dieran cuenta de la impactante trascendencia negativa de un cierre que afectará a 362 trabajadores fijos, otros casi 200 eventuales y hasta 2.000 familias sumando el amplio número de empresas auxiliares y de servicios.

La cabecera sindical de la manifestación.
La cabecera sindical de la manifestación.

Esa evidencia ha tardado apenas semana y media en convertirse en un clamor social en León en contra de las pretensiones de la compañía. Clamor que esta tarde se ha materializado en una multitudinaria manifestación, con más de 10.000 personas según los sindicatos convocantes y más de 7.500 según cálculos de la Policía Local, que ha recorrido el centro de la capital leonesa y que, como pocas veces, ha unido a todo el mundo en una inusual unanimidad.

Tras una pancarta que rezaba el mensaje "Por la reindustrialización y el empleo de León", con cientos de banderas de León, miles de personas arroparon a los trabajadores en lucha, que abandonaron sólo por unas horas el campamento de protesta ante la factoría de Villadangos, y recorrieron las calles de la capital exigiendo por un lado a la multinacional que dé marcha atrás a sus planes respecto a la fábrica de León y por otro a las administraciones para que busquen en tiempo récord una solución viable que evite la masiva pérdida de empleo que supone.

Entre los presentes, destacaba la presencia de Unay Sordo, secretario general a nivel nacional de Comisiones Obreras, así como altos representantes de UGT y otras muchas centrales sindicales. También representantes de la Patronal, como el presidente del Círculo Empresarial Leonés, Julio César Álvarez, o el de la Cámara de Comercio e Industria de León, Javier Vega Corrales, así como, en una estampa nada habitual, políticos de alto nivel de todos los partidos políticos, empezando por el PP, con su presidente provincial Juan Martínez Majo a la cabeza, o el alcalde de León, Antonio Silván, al que hay que recordar que los trabajadores de Vestas, entre otros, le hicieron un enojado escrache hace semanas cuando los ánimos estaban más caldeados.

Partido Socialista, Ciudadanos, UPL y numerosas asociaciones sociales leonesistas, Izquierda Unida y Podemos dejaron ver a sus más relevantes políticos leoneses sumados a los cientos y cientos de leoneses que desearon transmitir su mensaje contra el traumático cierre.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad