Quantcast

DOS EMPRESAS BAJO RIESGO DE CIERRE

Patatas y agua leonesas, salpicadas por dos tramas de corrupción y una inversión millonaria fallida

El supuesto fondo Weston Hill se hizo hace dos años con la patatera Centro AGM, del conocido empresario implicado en la trama 'Enredadera' Angel Luis García, y una planta embotelladora de agua en Folgoso de la Ribera anunciando millonarias inversiones para las factorías. Hoy las dos fábricas están en riesgo de cierre total y 25 puestos de trabajo en el alero.

Campaña de patata
Foto de archivo. / Ricardo Ordóñez / ICAL
A. Vega | 27/11/2018 - 11:30h.

Hace casi tres años el supuesto fondo de inversión Weston Hill Asset Management anunciaba sus primeras inversiones en la provincia de León, con la compra de la patatera Centro AGM y la antigua embotelladora de agua de Pascual en Folgoso de la Ribera. Aseguraban entonces que invertirían 20 millones en la patatera y 4 millones en la embotelladora para ampliar sus instalaciones pero la realidad hoy es que la primera factoría está cerrara a cal y canto y la segunda acaba de despedir a toda su plantilla, que se ha enterado por un mensaje de la Seguridad Social.

En esta historia de fracaso empresarial, con al menos 25 trabajadores afectados, se cruzan dos casos de presunta corrupción, la trama 'Enredadera' y la operación 'Apolonia', relacionado con la gestión de las clínicas iDental.

Enredadera sale a colación ya que quién vendió en 2016 la empresa Centro AGM era nada menos que el considerado uno de los cabecillas de la presunta trama corrupta, el empresario Ángel Luis García 'El Patatero'. El ahora imputado se deshizo del heredado negocio familiar por un importe superior a los 5 millones de euros aunque según fuentes a las que ha tenido acceso este periódico nunca llegó a cobrar todo el importe pactado y se encuentra en los tribunales con el fondo que le adquirió la factoría.

'El Patatero' modernizó el negocio familiar de almacenista de patatas con una fuerte inversión en unas naves en el polígono industrial de Riego de la Vega, epicentro patatero de la provincia con otras 3 empresas allí asentadas. Con la venta de la empresa se orientó a otros negocios, entre ellos la sociedad AGEMA y otras empresas asociado a José Luis Ulibarri que le han costado una multiimputación de varios delitos por presunta corrupción al conseguir contratos en connivencia con políticos y técnicos. Ángel Luis García se desvinculó de la gestión de Centro AGM en 2016 y mantiene un conflicto jurídico con los actuales propietarios.

Actualmente la fábrica, ya bajo la gestión del fondo Weston Hill, se encuentra cerrada a cal y canto tras declarase la empresa en concurso voluntario de acreedores el pasado mes de marzo. En junio los 9 trabajadores que quedaban en la empresa fueron sometidos a un segundo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que dura hasta el mes de diciembre. Los trabajadores de la patatera han expresado su preocupación por la falta de respuestas de la administración concursal a qué pasará con ellos al finalizar el actual ERTE, además de tener sin cobrar varias nóminas adeudadas por la empresa. La factoría se encuentra totalmente parada al no tener ni siquiera suministros básicos como agua o electricidad.

El supuesto fondo cambió el nombre de la empresa, Centro AGM De Manipulacion De Productos Hortofruticolas SL por Patatas Naturales Seleccionadas SL, que en el momento de la quiebra tenía unas deudas de 1,5 millones de euros y una valoración de la masa activa de 5,2 millones de euros, un precio similar en el que valoró el fondo a la patatera, que llegó a superar los 5 millones de facturación y exportaba parte de su producción.

La empresa estaba controlada por otra sociedad, Antilia Hortofrutícola SL, bajo la administración de José Llorente Díaz, que también era administrador de Agua Vitaminada N1 SL, la empresa con la que controlaban la embotelladora de Folsogo de la Ribera. Antilia es una empresa domicilada en Almería constituida en 2017 con un objetivo similar a la patatera leonesa, "procesado y conservación de patatas". Su administrador único es Jaime Bagur Lopez, actualmente en prisión desde el mes de octubre por el escándalo de iDental.

 

Fábrica de AGM en el polígono industrial de Riego de la Vega. / Google Maps
Fábrica de AGM en el polígono industrial de Riego de la Vega. / Google Maps

 

Embotelladora de Folgoso

Cuando Weston Hill anunció la compra de la embotelladora de Folgoso de la Ribera a un fondo que a su vez la había comprado al Grupo Pascual aseguró que construiría una fábrica de hielo y una línea de fabricación de agua vitaminada, con una inversión de 4 millones de euros.

La sociedad de control se llama Agua Vitaminada N1 SL, que cambió su domicilio de León a Tarragona el pasado mes de agosto, y su adminsitrador es el ya citado Jaime Bagur, en prisión por la operación 'Apolonia' de iDental.

Tal y como denunció públicamente Coalición por el Bierzo y los trabajadores, en la factoría berciana de envasado de agua se ha producido un cierre patronal sin previo aviso, al enterarse toda la plantilla, 16 trabajadores actualmente, de su despido vía mensaje de la Seguridad Social avisando de su baja como empleados. No era la primera vez que los dueños de la empresa usaban esta estrategia ya que según ha podido conocer ILEÓN ya en el verano pasado hubo un intento similar de cese de los trabajadores que fue finalmente anulado.

Los trabajadores han pedido intermediación para asegurar el futuro de la factoría de aguas, ya que consideran que es viable desde el punto de vista empresarial y achacan la situación a la particular del fondo Weston Hill, cuya cúpula está en prisión o imputada por el escándalo iDental.

 

Planta de Pascual en Folgoso de la Ribera, una embotelladora de agua.
Planta de Pascual en Folgoso de la Ribera, una embotelladora de agua.

 

Weston Hill

El fondo Weston Hill, cuya web ya no funciona, nació en 2013 y se definía como ·una gestora de vehículos de inversión en activos financieros de alta rentabilidad·, asegurando que eran expertos "en el mercado de reestructuraciones empresariales y gestión de deuda distressed".

La operación 'Apolonia' se desató a partir de las denuncias de miles de clientes a los que iDental dejó sin sus tratamientos al cerrar varias de sus clínicas. Entonces la Policía investigó la creación de un supuesto entramado para desviar los fondos de la compañía, que estaba controlada por el fondo Weston Hill. El pasado 13 de septiembre la sede del supuesto fondo y de iDental fueron registradas y a principios de octubre los ejecutivos Luis Sans, Jaime Bagur y otros dos fueron enviados a prisión provisional, además de imputar a otros 6 miembros de iDental y el fondo. Luis Sans ha figurado como administrador tanto de la patatera leonesa como de la embotelladora de agua berciana.

El juez les atribuye en la operación Apolonia presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad documental, administración fraudulenta, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

La situación creada en el entramado de empresas tras la intervención judicial y las imputaciones y encarcelamientos por Apolonia ha contribuido a que las dudas sobre el futuro de la patatera y la embotelladora estén más en el aire que nunca.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad