TRIBUNALES

El juicio por agresión sexual contra los futbolistas del Arandina será a puerta cerrada para proteger a la joven

Ricardo Ordóñez / ICAL Los exjugadores de la Arandina C.F. Viti (I), y Raúl (D), acompañados por sus abogados acuden a prestar declaración
Los exjugadores leoneses de la Arandina C.F., Viti (I), y Raúl (D), acompañados por sus abogados uno de los días que prestaron declaración. / Ricardo Ordóñez / ICAL
ICAL | 15/10/2019 - 16:36h.

La celebración del juicio oral del denominado 'Caso Arandina', por la presunta agresión sexual a una chica menor de edad, y en la que están implicados tres jóvenes jugadores de fútbol, dos de ellos leoneses, se celebrará los días 21, 22, 25, 26 y 27 de noviembre a puerta cerrada para proteger a la joven presunta víctima y a los posibles testigos también menores de edad.

Hasta entonces, se deberá evitar el contacto entre la víctima y sus familiares con los acusados, según el auto dictado por la Audiencia Provincial de Burgos conocido hoy.

Además de la fecha de celebración de la vista oral, el auto dictado mantiene las medias cautelares acordadas -en este caso la libertad provisional con cargos y fianza de los tres procesados- por el órgano instructor hasta la finalización del procedimiento que se ha prolongado por espacio de casi 20 meses y admite todas las pruebas testificales, periciales y documentales propuestas por las partes personadas, acusaciones y defensas.

La Audiencia Provincial de Burgos, que se encuentra en el Palacio de Justicia -sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León- juzgará a tres exjugadores de La Arandina Club de Fútbol por un presunto delito de agredir sexualmente a una menor de 16 años en noviembre de 2017 en un piso que compartían en la localidad de Aranda de Duero, así como de atentar contra su libertad sexual y de ser cooperadores necesarios en los hechos.

Se trata de Carlos C.S. 'Lucho', natural de Astorga, y Víctor R.R. 'Viti', de Bembibre, así como Raúl C.H. La Fiscalía Provincial de Burgos solicitó en su escrito de calificación provisional 40 años de cárcel para el último de ellos y otros 39 años para cada uno de los otros dos por agresión sexual a la menor de edad. Los procesados están acusados de agredir sexualmente a la joven, de atentar contra su libertad sexual y de ser cooperadores necesarios en los hechos.

La acusación pública señala en sus conclusiones provisionales que los tres procesados -que carecen de antecedentes penales y en el momento de los hechos aún eran jugadores de la Arandina- mantenían contactos telefónicos y a través de redes sociales, principalmente WhatsApp, desde septiembre de 2017 con la menor de entonces 15 años, L.Z.L. a quien conocían con anterioridad y sabían la edad que tenía, con el objeto de convencerla para que tuviera relaciones sexuales con ellos.

En el escrito de acusación se considera probado que el 24 de noviembre de 2017, la menor acudió al domicilio de los tres procesados, donde después de una conversación fue obligada a mantener relaciones sexuales con todos ellos en el salón de la casa, para seguidamente ser de nuevo obligada, por R.C.H. a soportar otra relación sexual en un dormitorio de la vivienda.

Por ello, R.C.H. es el único de los tres jugadores de fútbol al que se suma un año más de prisión en la petición de pena, que suma 40 años, al entender que el delito de agresión sexual que cometió fue continuado. Además, a R.C.H. la Fiscalía en concepto de responsabilidad civil, le pide una indemnización a título individual para la víctima de 20.000 euros, mientras que él y los otros dos procesados, C.C.S. y V.R.R., deberán responder además con una indemnización conjunta y solidaria de 50.000 euros por daños morales.

La Fiscalía solicita igualmente para los procesados diez años de libertad vigilada tras el cumplimiento de la condena. Además, en base a los delitos que se les imputan, a R.C.H. se pide que se le impida que por un espacio de 42 años se comunique por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual con L.Z.L. y que se le prohíba acercarse a ella, a su domicilio, colegio y a cualquier otro que frecuente a una distancia inferior a 1.000 metros. En el caso de C.C.S. y V.R.R., para ambos la orden solicitada en cuanto al alejamiento y de comunicación con la víctima es de 41 años.

Vista oral a puerta cerrada

Para el acto de celebración del juicio oral, la Fiscalía Provincial de Burgos solicitó que la vista se celebre a puerta cerrada para así garantizar la protección de los menores de edad, tanto de la víctima como los intervinientes en el proceso que puedan declarar como testigos a través de las distintas partes personadas.

En este sentido se hará uso de las pruebas de los distintos interrogatorios de los procesados, testifical, pericial y documental. La Fiscalía ha reiterado la petición del mantenimiento de las medidas cautelares acordadas -en este caso la libertad provisional con cargos y fianza de los tres procesados- por el órgano instructor hasta la finalización del procedimiento que se ha prolongado por espacio de casi 20 meses.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad