REGIÓN LEONESA

Un taller de los comuneros en Zamora hará jurar "por Castilla" a niños de 5 a 9 años

La actividad, titulada '¡Juremos por Castilla!' propuesta por la Junta para el día 21 en la Biblioteca Pública de la capital zamorana, está dentro de las actividades de conmemoración del quinto centenario de la Guerra de las Comunidades. Sin embargo, Zamora fue una de las últimas en sumarse a ese movimiento –y nunca radicalizada– y no pertenece a la región castellana, por lo que se lanzan críticas por este "adoctrinamiento pancastellano".

Presentación Zamora Comunera
Presentación de Zamora Comunera sólo con la bandera del reino de Castilla (arriba). / Zamora24Horas
ileon.com  | 15/04/2021 - 17:20h.

Niños zamoranos de 5 a 9 años jurando por Castilla. Esa es la propuesta de la Junta de Castilla y León para un taller que se producirá el próximo día 21 en la Biblioteca Pública de Zamora dirigido a niños de 5 a 9 años dentro de los actos conmemorativos del quinto centenario de la Guerra de las Comunidades.

El taller, preparado por la empresa abulense Patrimonio Divertido se titula literalmente: "¡Juramos por Castilla!" y quiere enseñar sobre los rituales para convertirse en caballero. La misma empresa ofrece otra actividad a niños de 10 a 14 años en ese mismo día

Sin embargo, Zamora es una ciudad del Reino de León y no perteneció nunca al Reino de Castilla, con lo cual se han producido protestas por "el adoctrinamiento pancastellanista" de la Junta de Castilla y León.

La ciudad de Zamora está celebrando culturalmente, gracias a la subvención de la Junta de Castilla y León, los cinco siglos de la derrota en Villalar de los comuneros frente a las tropas realistas del rey-emperador Carlos I de España y V de Alemania, inaugurando ayer una exposición sobre la Zamora Comunera titulada 'El Tiempo de Libertad', financiada por la Fundación Castilla y León de las Cortes, que estará abierta hasta el 13 de mayo.

También habrá una serie de conferencias en el salón de actos de La Alhóndiga sobre lo ocurrido en aquellos tiempos, que señalarán "la poca importancia militar de Zamora en el conflicto", pese a que se prevé para octubre una recreación histórica.

El cartel de los talleres en la Biblioteca Pública de Zamora gestionada por la Junta.
El cartel de los talleres en la Biblioteca Pública de Zamora gestionada por la Junta.

Por contra, ningún municipio de la provincia de León ha solicitado este tipo de actividades financiadas por las Cortes de Castilla y León. Rechazando el Ayuntamiento de León específicamente la representación de la Ópera de los Comuneros en el Auditorio de León.

Zamora, en realidad poco Comunera

Sin embargo, la historia indica que Zamora fue una ciudad poco comunera. Según el historiador Manuel Fernández Álvarez en su estudio La Zamora Comunera en 1520 de 1983, si bien sí que terminó sumándose al movimiento de las Comunidades, lo hizo tarde y de forma bastante tibia, jugando casi a dos bandas para no quedarse fuera de juego. "En Zamora fueron de los últimos de los llegados al movimiento comunero [...] y una ciudad nunca excesivamente radicalizada", llega a concluir. Más o menos como ocurrió en León y Ávila.

"Su actitud difiere notoriamente del radicalismo con que reaccionan Toledo y Segovia. De momento, se aprecia un respeto a la legalidad y un contacto respetuoso con el gobierno real, con sede en Valladolid.Veremos que esa será la nota predominante en este período, si bien se procura estar a bien con el movimiento comunero, ya intercediendo por Segovia, ya doliéndose del desastre de Medina del Campo, ya enviando representantes a la Santa Junta de Ávila", indica el historiador salmantino. Zamora abandonaría esa Santa Junta; pero al final en 1521 estaría alineada, tibiamente, con los comuneros en el momento de su derrota en Villalar.

El movimiento comunero se vio realzado en el siglo XIX por el historicismo romanticista como "ejemplo de la primera revolución liberal", pero eso es un ahistoricismo con intención política. Algunos historiadores modernos indican su defensa de los fueros medievales, con lo que se le podría llamar más bien arcaizante y que tiene más que ver con tensiones internas políticas entre los partidarios del infante Fernando y su hermano, el emperador Carlos. Los mismos liberales de hoy en día critican fuertemente esta visión que la Junta de Castilla y León. Y la Fundación de las Cortes antes llamada de Villalar, han impuesto tras millones de euros de financiación durante casi cuarenta años.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad