TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Demuelen con 48 kilos de dinamita la torre de refrigeración de la térmica de Anllares

[VÍDEOS] Con la voladura de esta torre de hiperboloide de 110 metros y diámetro en el suelo de casi 80, con un volumen de unos 745.000 metros cúbicos y un peso de más de 8.000 toneladas, están terminados los trabajos de desmantelamiento al 80%.

Voladura controlada de la torre de refrigeración de la térmica de Anllares.
Inicio de la voladura de la torre de refrigeración de la térmica de Anllares. // César Sánchez / ICAL
InfoBierzo.com | 03/06/2021 - 14:00h.

La central térmica de Anllares se ha despedido este jueves de su torre de refrigeración en una explosión que avanza en el desmantelamiento definitivo. Poco después de las una de la tarde, 48 kilos de dinamita y 850 metros de cordón detonante volaron una de las 'chimeneas' más visibles de la central; que en realidad no lo era, sino un elemento fundamental para la operatividad de la misma con la función de enfriar el vapor de agua con el que se generaba la electricidad en las turbinas.

Con el mismo procedimiento que las anteriores detonaciones –la última el 6 de mayo con la demolición de la caldera–, la altura de 110 metros y diámetro en el suelo de unos ochenta, la torre, de forma hiperboloide con un volumen de unos 745.000 metros cúbicos y un peso de más de 8.000 toneladas, cayó a plomo sobre el suelo de la central reducidas a cenizas y escombro, dejando tras de sí una columna de humo como último testigo de la pieza.

Desde Naturgy explican que "en cumplimiento de las medidas de seguridad aplicables a esta voladura, se han realizado los pertinentes avisos a las autoridades competentes, al Ayuntamiento de Páramo del Sil y a la Junta Vecinal de Anllares. Igualmente se ha comprobado la ausencia de nidos de aves, así como de otras especies que pudieran verse afectadas".

Voladura controlada de la torre de refrigeración de la térmica de Anllares. // César Sánchez / ICAL
Voladura controlada de la torre de refrigeración de la térmica de Anllares. // César Sánchez / ICAL

El 25 de noviembre del año pasado comenzó la demolición mediante explosivos de la vieja central térmica, con la caída de la chimenea como se puede ver en este vídeo.

A punto de finalizar el desmantelamiento

El desmantelamiento de la instalación abarca todas las instalaciones de producción y se llevará a cabo a lo largo de un periodo de unos 42 meses, donde se ha finalizado ya más del 80% de los trabajos contemplados en el propio desmantelamiento. Con esta actividad se da empleo a alrededor de 60 personas, que han completado más de 138.000 horas de trabajo.

La central térmica de Anllares, situada en Páramo del Sil, propiedad de Naturgy (66,6%) y Endesa (33,3%), comenzó a funcionar en 1982 y acumuló 36 años de operación tras su parada definitiva en diciembre de 2018. Ambos propietarios adjudicaron el contrato de desmantelamiento de la instalación a la empresa vasca Lezama Demoliciones.

Restos de la torre de refrigeración de la térmica de Anllares tras la demolición. // César Sánchez / ICAL
Restos de la torre de refrigeración de la térmica de Anllares tras la demolición. // César Sánchez / ICAL

Mira aquí el 'Cómo se hizo' de la voladura de la Torre de Refrigeración de Anllares

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad