Quantcast

Fiasco en sólo década

Préstamo de bicis en la provincia: un desaguisado que costó más de medio millón de euros

Desde 2007, con fondos europeos, la Junta impulsó una amplia red pública que benefició a León, San Andrés, Villaquilambre, Ponferrada y la Universidad. En un caso ya se ha privatizado, con incumplimientos, y los usuarios pagan una carísima tarifa, mientras otro caso está en camino de llenar bolsillos particulares. Otros han desmantelado el sistema, víctimas del problema común del vandalismo, y hay quien las 'regala' meses a los vecinos.

imagen
El muy olvidado sistema de préstamo en León capital, que funciona a duras penas.
Carlos J. Domínguez | 08/12/2017 - 10:41h.

Hace exactamente una década que se implantaron en la provincia leonesa los sistemas públicos de préstamo de bicicletas en buena parte de las grandes localidades de la provincia de León. Fue en 2007 cuando en la mayoría de los casos, léase León, Ponferrada, San Andrés del Rabanedo, Villaquilambre e incluso la Universidad leonesa, el Ente Regional de la Energía (EREN), con dinero proveniente de Europa, desarrolló una red de préstamo público para facilitar la movilidad en estos cuatro grandes municipios, con un coste que superó más de medio millón de euros de dinero público. Menos contaminación, menos tráfico, más sostenibilidad, promoción del ejercicio físico... y a coste cero para los vecinos. Todo eran ventajas.

Pero de aquel dinero, exactamente más de 550.000 euros, apenas queda nada operativo porque, salvo en el caso aislado de San Andrés, o el sistema de ha privatizado y sirve para el negocio específico de una empresa, o se privatizará en breve, o incluso ha dejado totalmente de funcionar. De todo hay.

 

De entonces a esta parte, la gestión que los cuatro ayuntamientos han hecho de sus respectivos sistemas de préstamo de los velucípedos no sólo ha seguido derroteros muy distintos, sino incluso opuestos.

Desde quienes han optado por ampliar incluso hasta tres meses la cesión de las bicis para llevárselas a casa, como ocurre actualmente en San Andrés del Rabanedo, hasta quienes resuelven esa gestión de medios públicos dejándolos en manos de empresas privadas y cobrando por ello a los usuarios. Algo que Ponferrada ya impuso en 2014 y anuncia León ahora.

Un enemigo común: el vandalismo

Tan sólo una cosa les une: el grave problema de los actos vandálicos que han mermado, y muchísimo, el parque móvil de bicicletas disponibles hace una década y destrozado buena parte de los puntos de recogida y entrega, incrementando cuantiosamente el coste para mantener el sistema, lo que ha hecho desistir a algunos, como ocurre en Villaquilambre.

Empezando por León, oficialmente el Ayuntamiento consigna que hay un cupo de 150 bicicletas y circulan a día de hoy 47. Sin embargo, los paneles y la web consignan 24 paradas de diez puestos cada uno, en total, capacidad para 250 vehículos. Y esa misma web, como los paneles, registran realmente 37 bicis disponibles. Esto arroja que circulan realmente un pírrico 15% del total del flamante sistema inaugurado en 2007.

León, camino de la privatización y a pagar por las bicis

Ahora, el equipo de Gobierno del PP que preside Antonio Silván ya no esconde que abogan por la privatización del sistema para que éste se mantenga. Una privatización que conllevará a los usuarios el pago de un euro por dos horas de uso, según ha confirmado el concejal de Tráfico y portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, cuando hasta ahora el uso era gratuito. Las cifras con las que trabaja el PP leonés es licitar el servicio al mejor postor por un precio anual de 10.000 euros.

César Sánchez / ICAL El alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral (I), y el concejal de Movilidad Ciudadana, Aníbal Merayo (D), durante la presentación del nuevo servicio municipal de préstamo de bicicletas.
César Sánchez / ICAL El exalcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral (I), y el exconcejal de Movilidad Ciudadana, Aníbal Merayo (D), durante la presentación del nuevo servicio de préstamo de bicicletas en 2014, privatizado.

 

La excusa, como en tantos procesos de privatización que suma el PP en el Ayuntamiento, es la caída a más de la mitad del número de usuarios en los últimos seis años, a pesar de que según datos socialistas el servicio llegó a sumar 70.000 usuarios en 2011. El grupo municipal de Ciudadanos aplaude y apoya la privatización, lo que otorgará al PP la mayoría absoluta de que no goza, para sacar adelante la medida, siempre que se incluyan sus condicionantes, como que se habiliten bicis eléctricas para personas con movilidad reducida.

Ponferrada: 10 años a una empresa a cambio de 465.000 euros de publicidad

El modelo de León, pues, sería el de Ponferrada. Otro fracaso del sistema público igualmente sufragado por el EREN de la Junta en 2008 llevó a dejar moribundo el sistema. Fue el Gobierno municipal de los 'independientes' de la Unidad Social de Electores (USE) del ex socialista Samuel Folgueral quien en 2014 abogó por su privatización.

El coste de dejar en manos de la empresa alicantina 'Labici' durante 10 años ascendió a la friolera de 465.000 euros, si bien se afanaron en explicar que cero euros a las arcas municipales, ya que el dinero saldría de ceder a la compañía la gestión publicitaria de las bicis y sus zonas de parada. 'Labici', por cierto, también gestiona idénticos sistemas en Murcia, Benidorm, Altea, Majadahonda, Gandía, Getafe y Villagarcía de Arousa.

Incumplimiento flagrante de los compromisos

Más allá de esa cuantiosa privatización, hay otros dos problemas. El actual equipo de Gobierno del PP que preside la alcaldesa Gloria Merayo explica oficialmente que a día de hoy existen 150 velocípedos y 15 paradas repartidas por la capital del Bierzo. El primero de los problemas es que el coste para los usuarios, que arrancó con un elevado coste de 3 euros por un día completo, hoy ya se sitúa en 5 euros, según se recoge en la web oficial con el resto de precios de uso más amplio.

También a la firma del contrato en 2014 el compromiso era de elevar de 140 a 300 las bicis y de 15 a 30 las paradas. Compromiso claramente incumplido sin que nadie se lo exija. Son, por lo tanto, muchas las condiciones por las que el uso de este sistema de transporte personal en Ponferrada esté muy lejos de algo parecido al éxito.

Un 'bluf' total en la Universidad: ni GPS, ni eléctricas ni nada

 

Incluso el más céntrico y vigilado de los puntos, en el propio Ayuntamiento de Villaquilambre, sin bicis y totalmente averiado.
Incluso el más céntrico y vigilado de los puntos, en el propio Ayuntamiento de Villaquilambre, sin bicis y totalmente averiado.

 

El fiasco también fue el resumen de la corta historia del sistema de préstamo de la Universidad leonesa (aquí la web, todavía operativa), que con 150.000 euros de subvención europea vía se implantó en los campus de León y Ponferrada en 2009. La suma permitía disponer de 90 bicis convencionales de paseo, 35 de montaña y 15 bicis eléctricas, casi pioneras en la provincia, todas ellas con un novedoso sistema de ubicación de los vehículos por GPS.

El vandalismo, la dejadez y el elevado coste de mantenimiento fue también en este caso la ecuación que convirtió la pesadilla de su gestión en un fracaso estrepitoso.

Caso casi idéntico al del Ayuntamiento de Villaquilanbre, que bajo el Gobierno municipal de Manuel García (PP) también hace años que se ha dado por vencido. En este caso, el coste de su implantación rozó los 100.000 euros públicos en 2008, que se superaron cuando en 2010 hubo un intento por afianzar el sistema con 50 bicis más y 5 eléctricas, llegándose entonces a sumarse 423 inscritos en el sistema de uso.

Es más, a comienzos de la actual década se anunció una inversión mayor, de 89.084 euros a mayores, para buscar la manera de conseguir algo tan razonable como adaptar los sistemas de Villaquilambre, San Andrés del Rabanedo y León de manera que todos ellos fueran compatibles y un vecino de cualquiera de las poblaciones pudiera coger y depositar las bicis independientemente de su ubicación. Nadie había pensado antes algo tan sencillo.

Monumento al salvajismo en Villaquilambre

Y todavía en 2013 se trató de apuntalar el sistema con nuevos vehículos, reinvirtiendo en arreglar los destrozos cada día más numerosos y rescatando de un almacén las bicis eléctricas para uso de empleados municipales, al menos. Hoy nada de eso funciona, aunque fuentes municipales hablan de arreglo de 50 bicis. Pero los mandatarios se han dado por vencidos y ponen como ejemplo el 'monumento al salvajismo' en que se ha convertido incluso la zona de anclaje del propio Consistorio, con la Policía Municipal al lado. Todos los anclajes rotos, ni una cicicleta disponible.

 

El único caso en que se mantiene, aunque con volumen de uso limitadísimo, un criterio exclusivamente público y casi a coste cero es San Andrés del Rabanedo. Con todas las marquesinas destrozadas, y recortes municipales bajo la marca 'crisis', en  mandato del PP con Goyo Chamorro como alcalde el sistema se dejó morir. Y las bicicletas nuevamente como símbolo de fracaso, bajo el techo de una nave municipal.

San Andrés "regala" la bici y no le cuesta dinero

El nuevo equipo de Gobierno, con la socialista María Eugeia Gancedo como alcaldesa y el concejal del PAL Francisco Gómez como responsable de Servicios Generales y Medio Ambiente, ha explorado una fórmula que más que "San Andrés te presta la bici" -nombre que el EREN implantó en todos los municipios de la Comunidad- es "San Andrés te regala la bici" o poco menos.

Porque como explica Gómez "en vez de gastarnos más de 15.000 euros en el nuevo software y reparar las marquesinas y todo, hemos reparado las bicicletas y permitimos que cualquier vecino, de manera manual, venga a apuntarse y se puede llevar la bici por dos meses, con prórroga de otro más".

El parque móvil sigue siendo de 150 vehículos, que el usuario se lleva a su casa "y es increíble como las cuidan, apenas gastamos en mantenimiento", remarca el edil, que contabiliza ahora "cero incidencias" en un sistema que no duda en tildar de "social, porque en unos núcleos tan rurales como los nuestros, casi todos ya tienen bici y sólo unos pocos no se la pueden permitir". Una original manera de "aprovechar, y no desperdiciar, el mucho dinero de todos que se invirtió en su día". Y un rayo de esperanza a un futuro de bicis gratis para todos que en la provincia de León, en términos generales, se convirtió en una pesadilla. Una carísima pesadilla.

Aquí os dejamos un mapa en el que se pueden consultar todos los puntos y sistemas de préstamo de bicicletas del mundo, aunque en el caso de la provincia de León la información está ya obsoleta por tantos cambios en los sistemas de gestión:

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad