Quantcast

RESULTADOS ELECCIONES 26M

El posible error de la mesa 7-5B siembra la incertidumbre sobre la gobernabilidad de León hasta finales de julio

La presidenta y las vocales de la mesa de la discordia, ubicada en el Colegio de las Pastorinas durante la jornada electoral, afirman que en el acta "hay un error" y "no refleja la realidad" porque el PSOE fue el partido más votado y no Vox, según publica El Diario de León. PSOE y UPL presentarán alegaciones y este procedimiento podría resolverse en los Tribunales que tendrían como plazo máximo para dar una resolución el 25 de julio.

Carlos S. Campillo / ICAL Recuento de votos en el Juzgado de León.
Carlos S. Campillo / ICAL Recuento de votos en el Juzgado de León.
ileon.com  | 30/05/2019 - 10:15h.

"Hay un error. Ahí ganó el PSOE claramente". Así de tajantes se han mostrado la presidenta y las vocales de la mesa de la discordia de las elecciones del pasado domingo, la 7-5B, ubicada en el Colegio de las Pastorinas  y cuyos resultados, que están en cuestión, pueden hacer cambiar la gobernabilidad del Ayuntamiento de León.

En sus declaraciones, que ha publicado este jueves El Diario de León, las componentes de la mesa electoral afirman que se produjo una equivocación en el traspaso de los datos al acta. La presidenta añade que el acta "no refleja la realidad". "Hice un borrador que tengo guardado. Es una equivocación al hacer el traspaso de datos, nada más. Hay que aclararlo y ya está", agrega según este mismo medio.

Una versión que comparten las otras integrantes de la mesa electoral y confirman que el acta no contiene los resultados reales de los votos recogidos en la urna y que, por error, "se colocaron los votos de Vox al PSOE y los del PSOE a Vox".

Durante la jornada del miércoles se llevó a cabo el recuento oficial de los votos de las pasadas elecciones del 26 de mayo en la Junta Electoral de León que dio un ligero vuelco a la composición del Ayuntamiento de la capital, que difiere de los resultados provisionales que se dieron a conocer la noche electoral. Según este escrutinio oficial El PSOE obtiene 10 concejales, en lugar de los 9 que se le atribuyeron en un primer momento. En segundo lugar se situaría el PP con 9 ediles, Ciudadanos con 4, UPL con dos y Podemos y Vox con uno.

La mesa de la discordia

El acta oficial, recontada este miércoles en la Junta Electoral de Zona de León ante la reclamación del Partido Socialista certifica de manera oficial que Vox obtuvo 130 sufragios, mientras el PSOE apenas sumó 28. Con esa cifra, la formación de ultraderecha habría sido la lista más votada en esta polémica mesa con gran diferencia, ya que por debajo de los 130 votos se situaría en orden descendente el PP con otros 96 votos, 90 más para Ciudadanos, 44 para UPL y 28 para los socialistas y 25 para Podemos.

Pero hay algunas cosas que, sospechosas o no -el acta es oficial-, no cuadran. Por ejemplo, que en esa misma mesa en la urna de las elecciones autonómicas Vox apenas sumara 31 votos, mientras el PSOE cosechaba 119. O que en la urna de las Europeas Vox obtuviera 41 papeletas, por 137 a favor de las socialistas.

El cabeza de lista de la formación socialista, José Antonio Diez, ha anunciado recurso contra este acta al considerarla errónea en la transcripción que otorgaba la victoria a la extrema derecha, pero dicho acta es válido hasta este momento. Una reclamación a la que se ha sumado UPL. Desde la formación leonesista aseguran que "irán hasta el final" para aclarar todo este asunto

Además, habría una segunda mesa en entredicho. Se trata de la mesa electoral 1-1B ubicada en el colegio electoral que se situó la noche del pasado domingo en San Marcelo y en la que, según el acta oficial y que cuestionan los socialistas, Vox logró 84 votos y el PSOE 24. En esa misma mesa, en las elecciones autonómicas y europeas celebradas ese mismo día el PSOE superó en votos al partido de extrema derecha.

Plazos para recursos y alegaciones

Los recursos que tanto PSOE como UPL han anunciado que presentarán ante la Junta Electoral y, de no prosperar éstos, ante los tribunales para resolver la cuestión de la polémica mesa 7-5B tendrán que resolverse como muy tarde a finales de julio.

El escrutinio oficial que comenzó el miércoles finaliza el 1 de junio con la proclamación de candidatos. A partir de ese momento, PSOE y UPL tendrán un día para presentar un recurso ante la Junta Electoral de Zona de León que tendrá que resolver al día siguiente, 3 de junio.

En caso de no estar de acuerdo, podrían presentar un segundo recurso en este caso ante la Junta Electoral Central, en Madrid, que debería llevarse a cabo entre el 4 y el 5 de junio. La cuestión se analizaría los días 7 y 8 de junio y el día 9 se conocería la resolución de la Junta Electoral Central. El 10 de junio se proclamarán oficialmente los candidatos electos tras el análisis de todos los recursos.

A partir de este momento, si los recurrentes no están de acuerdo y quieren continuar con el procedimiento se entraría ya en la fase judicial. Entre el 11 y el 13 de junio podrían presentar un recurso contencioso electoral y de amparo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El 14 de junio el TSJ recibiría los expedientes y el 15 y 16 de junio sería el turno de la comparecencia de los recurrentes. Así, el 17 de junio sería el momento de trasladar la causa a las partes y Ministerio Fiscal. Después los días 18, 19, 20 y 21 estarían destinados a que las partes formulen alegaciones. El día siguiente, 22 de junio, se llevaría a cabo el traslado de la prueba y entre el 23 y 27 de junio se realizaría, si así lo estima el Tribunal, el análisis de la prueba. El TSJCyL debería emitir una sentencia como muy tarde el 1 de julio que debería ser notificada a las partes en todo caso antes del 7 de julio.

Después de todo este procedimiento y si los recurrentes no estuvieran conformes con la resolución tendrían una última vía de acción que sería interponer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional que debería presentarse hasta tres días después de la notificación de la sentencia, lo que sería como muy tarde, el 10  de julio. El Constitucional tendría 15 días para resolver por lo que debería pronunciarse, en todo caso, antes del 25 de julio.

Finales de julio, por lo tanto, es la fecha límite hasta la que se podría retrasar la futura composición del Ayuntamiento de León.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad