Quantcast

OPERACIÓN ANTICORRUCIÓN ENREDADERA

La trama Enredadera habría contado con Salguero, teniente de alcalde en León, para el "apaño de pliegos"

Con reticencias del jefe de Policía Local se dieron al traste las pretensiones, alentadas por Ulibarri y 'El Patatero', de que la empresa Gespol se adjudicara la gestión de las multas o el mantenimiento de los foto-rojo de la ciudad, a pesar de las reuniones con el concejal de Tráfico y mano derecha de Silván. El contrato nunca salió adelante pero Fiscalía y la UDEF le señalan por entregar "informacion reservada".

imagen
Silván secundado por José María López Benito (investigado) y Fernando Salguero en su primer día como alcalde de León. / Carlos S. Campillo / ICAL
A. Vega / C.J. Domínguez | 06/08/2018 - 12:10h.

Cada día que pasa, se amplía la lista de altos responsables políticos del Ayuntamiento de León que tendrán que dar explicaciones profusas sobre su implicación con la trama de corrupción destapada por la Operación Enredadera y que en la provincia tuvo como epicentro a los empresarios y dueños de medios de comunicación José Luis Ulibarri y Ángel Luis García Martín 'El Patatero'.

Y después del propio alcalde de León, Antonio Silván, y el concejal de Infraestructuras y Deportes, José María López Benito 'Yiyo' -este es el único apartado de sus responsabilidades, que no de su acta del PP- es vez le toca el turno al número 2 en el Consistorio, el teniente de alcalde Fernando Salguero.

Tras meses de escuchas a alguno de los principales responsables de la trama corrupta, el juez que lleva el 'macrocaso' desde Badalona ya tenía claro el pasado mes de septiembre que pretendían "penetrar poco a poco amaños a los concursos que vayan saliendo, obteniendo información privilegiada de ellos, incluso influyendo en su redacción y alteración de los pliegos, utilizando para ello a Fernando Salguero".

Unas sospechas que comparte la Fiscalía Anticorrupción de Barcelona en su informe del 24 de julio de 2017, cuando destaca al menos una entrevista personal mantenida con el teniente de alcalde y concejal de Policía y Tráfico leonés, "entrevista que se habría producido con anterioridad a la propia publicación del concurso, de suerte que con toda probabilidad los investigados habrán obtenido información reservada acerca del mismo".

"A la vista de los indicios existentes, resulta lógico pensar, asimismo, que los investigados habrían intentado influir en la redacción de los pliegos, al objeto de que el clausulado del mismo les resulte beneficioso para lograr su posterior adjudicación, tratándose en cualquier caso de una licitación en curso, respecto de la que todo parece apuntar (que) los investigados obtendrán su adjudicación".

José Luis Ulibarri y su 'socio' y aprendiz Ángel Luis García Martín 'El Patatero', un filón para la investigación policial de la trama Enredadera.
José Luis Ulibarri y su 'socio' y aprendiz Ángel Luis García Martín 'El Patatero'.

Eso no acabó siendo así, porque en aquel concurso municipal para dejar en manos de la empresa Gespol, por mediación de Ulibarri y 'El Patatero', toda la gestión del tráfico y los radares de multas de foto-rojo de la capital leonesa, esta empresa quedó la segunda por la cola.

Un detalle que, a la vista del magistrado catalán, no exime de responsabilidad a Fernando Salguero, cuando en otro auto del 29 de noviembre reconoce que "a pesar del fracaso del intento de adjudicación (sin perjuicio del carácter delictivo de los actos preparatorios), salta a la escena el nuevo investigado, D. José María López Benito (alias 'Yiyo'), concejal de Infraestructura y Deportes y segundo teniente de alcalde", que coge el relevo del protagonismo de la preparación de adjudicaciones presuntamente irregulares.

La cita en la sexta planta, febrero de 2017

La reunión originaria que salpica a Salguero, o al menos una de ellas, tuvo lugar en la planta sexta del Ayuntamiento de León  el 9 de febrero de 2017, en la que el número dos municipal recibe a García Martín 'El Patatero' y al delegado en la zona centro de Gespol, Roberto Legazpi. La escena se la relató en una llamada 'pinchada' a su compañero de Cataluña José Alberto Bueno y consta en los informes de la UDEF que obran en poder de ILEÓN.

La Policía Nacional extracta así la conversación delatora: "Para que... se haga una idea han entrado en el Ayuntamiento (de León) por una puerta trasera, los dos guardias les han dejado pasar sin preguntarles nada, han cogido un ascensor con una llave y se han ido a la 6ª planta", decía legazpi entre risas.

"Les ha atendido una chica, y que les ha dicho que el concejal de Tráfico y primer teniente alcalde de León está reunido pero no ha tardado nada y ha salido el señor Fernando Salguero, y se han ido a un despacho, han hablado del tema". Ese "tema" es que el Ayuntamiento deje de emplear el sistema Eurocop para la gestión de tráfico y contrate el de Gespol, "que vale 20.000 o 30.000 euros, más o menos", a lo que Salguero responde que "eso no es dinero".

'El Patatero' lo ve hecho: "Me van a chupar la polla"

En esa conversación, Legazpi tiene claro y transmite a Bueno que "no diga nada, pero que va a ser lo que diga José Luís (posiblemente Ulibarri, SIC de la UDEF), que les ha preguntado (el alcalde) por su socio porque le ha preguntado el alcalde por él y le han dicho que está en Tenerife pero que José Luis va por allí, pero que era para hablar con él".

Tras la cita, y siempre según su relato 'pinchado', Salguero "les ha acompañado en el ascensor, se ha bajado con ellos y en la puerta los ha despedido entre lágrimas". La sensación es tan buena que 'El Patatero' no duda en destacar ante Legazpi su buena mano, con una chabacanería: "Has visto, me va a chupar la polla".

Imagen del radar foto-rojo ya operativo que fue inutilizado a disparos hace meses.
Imagen del radar foto-rojo de Las Ventas, en León.

El escollo del jefe de la Policía Local

El concejal ya pone entonces el acento a dónde está el escollo: en que "el jefe que está contento con Eurocop, pero que en un año se jubila". Se refiere al intendente jefe de Policía Local leonesa, Martín Muñoz. Sólo un día más tarde, en una nueva conversación telefónica entre ambos, Legazpi y Bueno, certifican que en Muñoz está su problema.

La UDEF lo extracta así: "Roberto dice que el idiota del jefe de león, se jubila el año que viene, es el momento de decirle 'retírate para el año que viene'".

ILEÓN ya recabó hace semanas del intendente la evidencia que Gespol nunca fue, bajo su punto de vista, una opción en León porque "estamos contentos con Europol, y además nos sale más barato, porque es el sistema que nos entrega la Junta de Castilla y León".

Sin embargo, Salguero matiza en este aspecto que "fui yo y sólo yo quien se negó a adquirir las tablets" (conveniadas con la empresa de 'El Patatero' por el alcalde anterior, Emilio Gutiérrez), "porque no me fiaba y por eso no quise incluir esa compra ni en el presupuesto de 2016 ni en el de 2017 ni en el de 2018".

Con todo lo investigado, la UDEF afirma que en agosto de 2017 que "tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación Ángel Luis y José Luis Ulibarri cuentan con contactos e influencias, focalizados en la persona de Fernando Salguero, quien pudo influenciar en la redacción y apaño de los pliegos", lo que transmite al juez.

 

'Salpicados' los tres mandatarios principales en León

Con estas evidencias, se pone aún más complicado para Silván y el Partido Popular el Pleno extraordinario este martes convocado para dar explicaciones en principio de la implicación personal del alcalde al transmitir a Ulibarri información de un concurso público en tiempo real, porque también habrán de afrontrar la defensa de los números dos y tres de su equipo, Salguero y 'Yiyo'. Pero hay que remarcar que sólo este último, José María López Benito, está formalmente investigado (imputado) en la instrucción judicial en el momento presente, al contrario que Silván y Salguero.

El primer intento de 2014, con Emilio Gutiérrez de alcalde

ILEÓN ya publicó que aquel no fue el primer intento de la trama, en concreto de las empresas de Ángel Luis García Martín 'El Patatero', por entrar a contratos municipales en León. De hecho, firmó en agosto de 2014 un 'acuerdo' con el entonces alcalde del PP, Emilio Gutiérrez, para "desarrollar una aplicación informática de gestión" destinada a la Policía que no cumplió las expectativas "ni de lejos".

Tras fracasar, el empresario astorgano siguió intentando conseguir un contrato municipal presentándose "entre cuarenta y cincuenta veces" a licitaciones de servicios y proyectos con sus varias empresas, como Agema, Integración de Servicios Administrativos, Utebo Servicios de Gestión, Arco Capital Fund o Anento Servicios de Gestión.

Precisamente con esta última, Agema, (nótese que es un acrónimo de Ángel García Martín) conseguiría su primer contrato en el Ayuntamiento de León, según una investigación de iLEÓN en el listado de adjudicaciones desde 2011 a 2018 confirmando lo que afirmaban ya fuentes municipales, en la remodelación del skate park del Paseo de Papalaguinda.

Salguero lo niega todo, "al 90% es falso"

El mencionado, Fernando Salguero, que fuera con Silván de consejero de Fomento en la Junta director general de Protección Civil, preguntado por ILEÓN sobre todas estas informaciones, se ha mostrado "muy sorprendido" y asegurado que son "al 90% falsas, lo básico es falso", algo "inaudito".

De una manera categórica y referida con detalle a los datosa más personales que le afectan en la causa, resume que "en el Ayuntamiento no hay puerta de atrás ni ascensor con llave, no he llorado a nadie, no le he chupado nada a nadie, no he comido ni cenado", no responsabilizándose de "lo que digan los demás.

Aunque asegura no recordar la reunión en el Consistorio en febrero del año pasado, "vamos a decir que sí" se pudo producir, "aunque no me acuerde y como me reúno con muchas empresas interesadas en conocer los parámetros generales de un concurso". Pero negando tajante que, como estiman Fiscalía y juez, "diera ninguna información concreta de nada, entre otras cosas porque esos pliegos son extraordinariamente técnicos".

Salguero niega "presiones de ningún tipo" de carácter mediático de Ulibarri o Ángel Luis García, a quien conoce, dice, "de vernos por la calle", para inclinar los concursos. Y la prueba que airea es que Gespol "quedó la última o la penúltima" en aquel concurso público, de manera que "muy mal les habría informado si lo hubiera hecho, que no lo hice".

Cabe recordar, por último, que la instrucción judicial señala conversaciones en las que miembros de la trama citan a Salguero como un posible recambio de Antonio Silván como alcalde si éste hubiera vencido a Mañueco en las primarias del PP para liderar el partido en Castilla y León.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad