TRIBUNALES

El juez procesa al empresario José Luis Ulibarri en la pieza principal del caso Gürtel

El dueño de medios como Diario de León o El Mundo de Castilla y León ya está procesado en la pieza separada de Boadilla del Monte. En esta última pieza del entramado Gürtel aparece por colaborar con Francisco Correa en la ocultación de ingresos y la compra de un yate.

José Luis Ulibarri
Laura Cornejo/EldiarioCyL | 09/03/2020 - 21:58h.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha cerrado la última pieza de Gürtel que investigaba presuntos delitos fiscales cometidos por los responsables del conocido como Grupo Correa para eludir pagos a Hacienda y ocultar los recursos económicos que obtuvieron ellos y sus empresas de forma ilegal. El cabecilla de la trama, Francisco Correa, habría cobrado más de 30 millones en comisiones irregulares y defraudado a Hacienda más de 24. Entre la veintena de empresarios que el juez procesa junto a Correa, y que colaboraron haciendo pasar por servicios cantidades que les daba Correa, figura el constructor y magnate de los medios de comunicación en Castilla y León, José Luis Ulibarri, acusado además en la pieza separada de Boadilla por la que se enfrenta a una petición de 7 año de cárcel. Ulibarri es el dueño, entre otros medios, de Diario de León o la cabecera de El Mundo de Castilla y León.

En este caso, la de Correa es la "pieza principal" de la macrocausa Gürtel que empezó a instruirse en 2008. La instrucción de esta pieza se ha centrado en investigar la organización liderada por Correa, que fue, desde finales de 1999 hasta 2009, un "holding empresarial dedicado a la organización de eventos, entre los que se encontraban gran parte de los que realizaba para el PP". De la Mata propone juzgar a 21 personas físicas y 19 jurídicas por delitos contra la Hacienda Pública, delito continuado de falsedad en documento mercantil y delito de blanqueo de capitales.

Además de procesar a Francisco Correa, el juez incluye a su numero dos, Pablo Crespo, a sus asesores fiscales, Luis de Miguel y al abogado bercano Ramón Blanco Balín, y empresarios y testaferros que fueron parte de la operativa para esquivar las declaraciones  a Hacienda, entre los que se encuentra Ulibarri. El empresario está además vinculado a otras dos causas de corrupción: la operación Púnica y Enredadera.

Respecto a operaciones en las que está implicado José Luis Ulibarri, De la Mata cita entre varias las que llevó a cabo él mismo y también las de su empresa, Grupo Begar "mediante las cuales se logró justificar la salida de fondos de las sociedades de Ulibarri y la entrada de los mismos en las sociedades de Correa, sin correspondencia alguna con una verdadera prestación de servicios, alterando así la imagen fiel de los estados contables y causando un perjuicio a la Hacienda Pública".

Blanco Balín se enfrenta estos días al juicio de la pieza de la trama que aborda la corruptela en la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. En el juicio el abogado berciano ha aceptado un trato con la Fiscalía Anticorrupción por la que ha pagado 400.000 euros por su responsabilidadad y acepta colaborar en su declaración. Ya acumula una condena por la pieza separada de la financiación del PP de Valencia a tres años de cárcel.

Ulibarri y el barco que compró a Correa, el 'Carmen III Junior'

El juez detalla varias operaciones acordadas entre Ulibarri y Correa entre las que destaca la compra del barco 'Carmen III Junior'. Correa se lo vendió a Ulibarri. Según el juez, hay 129.052,70 euros de ganancia patrimonial no justificada, al tratarse de fondos ocultos que afloran en el precio real de compra de la embarcación, algo que se descubrió en los documentos obtenidos en los registros practicados. En concreto, en un registro al contable de Correa, José Luis Izquierdo, apareció un pen drive con la inscripción 'Detalles Vta Barco.XLS' en el que se precisa cómo Ulibarri se hizo con el Carmen III, llamado así por la mujer de Correa.

El barco estaba registrado a nombre de la sociedad de Correa 'Pasadena Viajes SL' y se vendió a Ulibarri en 2005 por 488.114,97 euros. El valor de adquisición de la embarcación había sido, incluyendo todos los gastos adicionales y directamente relacionados, de 487.379,77 euros. Las partes acordaron que se formalizaría un contrato de compraventa con la sociedad Conseil Cabinet SL, de Ulibarri, por un importe reconocido de 192.323,87 euros más IVA, y el resto, 228.465 euros, se pagaría mediante facturas emitidas por diversas sociedades de Correa como TCM, Rialgreen, Good & Better, Easy Concept Comunication, a distintas compañías de Ulibarri como Begar, Begar Medio Ambiente, Peñalba Servicios Inmobiliarios y Begar Construcciones y Contratas, por unos supuestos servicios prestados a las primeras.

Así Peñalba Servicios Inmobiliarios SA abonó una factura de 22.04.2005 a TCM por importe de 34.000 euros, así como tres facturas en abril de 2005 a Easy Concept por importe de 18.000, 12.000, y 28.000 euros iva incluido. Begar abonó una factura de 34.678,20 euros a Good & Better. Por su lado, Begar Construcciones y contratas abonó una factura de 33.176,00 euros a TCM. Conseil Cabinet pagó 2232.095,69 a Pasadena Viajes, y Begar Medio Ambiente abonó 34.765,90 euros a Rialgreen SL.

Según señala el juez en el auto, "los conceptos que figuran en las facturas emitidas son indeterminados, sin que se precise exactamente el objeto del servicio prestado. No consta ningún tipo de trabajo, documentación, anotación, contrato, encargo previo, correo y/o archivo electrónico, que justifique, aunque sea mínimamente, que los servicios supuestamente contratado se hubieran llevado a cabo: las facturas emitidas tienen en carácter de indicio y se utilizan para enmascarar un sobrecoste de la embarcación".

Pero el barco no fue lo único que se utilizó para enmascarar salidas de dinero de las empresas de Correa contando con la colaboración de Ulibarri. En 2005 la empresa de Correa CGI, emitió a UFC, de Ulibarri las facturas por importe de 500.000 euros más 80.000 de IVA, para un total de 580.000 y  en 2006 otra por el mismo importe. Ambas facturas fueron cobradas por transferencia recibida en la cuenta de CGI en el Banco Urquijo.

Ulibarri pagó obras y equipamientos para viviendas de Correa

Para la recuperación de esta cantidad, Correa obtuvo del Grupo Begar, con la mediación de CGI, cantidades por importe de 767.943,01 euros. En esta cantidad están incluidos 200.000 euros transferidos a 'Sotogrande' en pago del precio de la parcela 500814, comprada en documento privado a nombre de Caroki Esta cantidad es transferida por CJI a la empresa vendedora de la parcela en virtud de esa 'deuda' que mantiene con Correa.

También están incluidas varias facturas  varias de Easy Concept y Orange Market por importes que superan los 200.000 euros. El destino de estos fondos, según el juez eran obras o equipamientos en viviendas particulares de Correa.

En este sentido, en el auto se destaca un contrato privado en mayo de 2006 que firman UFC SA, de Ulibarri, y Inversiones Kintamani SL, de Correa, que tenía por objeto gestiones que efectuaría esta última a favor de UFC que iba a comprar una una finca. Hay una primera contraprestación de 300.000 euros que, como indica el informe, paga Begar Construcciones y Contratas, asumiendo facturas de proveedores de las obras que está realizando Correa en sus casas de Sotogrande e Ibiza.

Durante la instrucción, además de los 21 procesados, fueron investigadas otras 28 personas para las que el juez acuerda el sobreseimiento provisional de las actuaciones. Entre ellos están trabajadores de las empresas del grupo de Correa, Álvaro Pérez 'el Bigotes' y Cándido Herrero en estos dos últimos casos,  los hechos que se les atribuían han sido investigados en otras piezas separadas de Gurtel.

En cuanto al exvicepresidente de Castilla y León Jesús Merino, condenado a tres años y 9 meses en otra pieza de Gürtel recurrida ante el Supremo, no se ha acreditado el delito contra la Hacienda Pública; mientras que respecto a Plácido Vázquez, el magistrado archiva por prescripción de los delitos. También ha sobreseído actuaciones el gestor de Correa en Suza, Arturo Gianfranco Fasana.

Según el juez, la finalidad del grupo era enriquecerse ilícitamente de forma sistemática y con cargo a fondos públicos, "con quienes se concertaron para vulnerar la normativa administrativa en materia de contratación pública, emitieron facturas falsas para opacar los fondos obtenidos, ocultaron a la Hacienda Pública los ingresos ilícitos obtenidos y los blanquearon para tratar de retornar a la vida mercantil lícita".

Correa ocultó sus ingresos a través de sociedades de eventos y estructuras societarias patrimoniales tanto en España como en el extranjero.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad