Quantcast

La fragua literaria leonesa

Pilar Escamilla: “La narrativa es descubrir, sentir, viajar. Un pasaporte vital y emocional”

La poeta, narradora y fotógrafa Pilar Escamilla Fresco, autora de '(H)ojeándote' o 'Manual para borrarte de mi recuerdo', entre otros, estará en la ciudad de León el viernes 6 de marzo para participar en un homenaje a la poeta Alfonsa de la Torre. Y en estos momentos tiene dos proyectos literarios, uno poético y otro narrativo.

Pilar Escamilla
Pilar Escamilla./ Foto: Tamara Martín García
Manuel Cuenya | 04/03/2020 - 10:26h.

Bajo el vuelo de mi falda

las estrellas buscan

el hueco por donde se cuelan

el aire y el deseo

(Pilar Escamilla Fresco, de su poemario '(H)ojeándote')

"León es la región donde tengo mis raíces emocionalmente más queridas", señala con rotundidad la polifacética Pilar Escamilla Fresco, creadora de libros como '(H)ojeándote', 'Manual para borrarte de mi recuerdo' o 'Mi sombra sobre la falda de la montaña', que dedica a sus abuelos maternos Edisa y Lauren, que vivían en San Román de la Vega, donde  naciera la madre de Pilar.

Edisa fue minera en Tremor de Abajo, mientras que Lauren ejerció el oficio de albañil por toda Europa y aun por Hispanoamérica.

Raíces obreras, poderosas, a partir de las cuales brota el arte de Pilar Escamilla Fresco, porque, como bien escribe Umbral, "todo está en el cuerpo de un obrero. Han movido el mundo... Todo ha sido escrito sobre la piel del pueblo... sin esas columnas de esfuerzo, sin ese subsuelo de sangre, nada se habría mantenido en pie".

Cuenta Pilar que veraneaba, con su familia, en casa de sus abuelos. Allí tenía una pandilla de amigos con la que intercambiaba correspondencia postal. "No había aún internet, hablo de los años 80", aclara, a la vez que evoca las aventuras de aquellos veranos (el verano como la estación más lírica del año, como nos dijera el coloso Umbral).  Veranos con baños en el río y en el canal, veranos con bicicletas. Veranos interminables, como los que viviéramos otrora, me atrevería a decir.

"Todo, emocionalmente, todo lo que de allí tengo son recuerdos tiernos y buenos... Mis abuelos eran increíbles. Mi abuelo Lauren falleció el año que nació mi hija, en 2007. Mi abuela sigue viva con 96 años recién cumplidos, pero tiene una demencia importante... La casa de mis abuelos era elástica. Apenas era una planta con las habitaciones justas, pero ahí conseguíamos meternos todos: ellos, mis padres, mis hermanos, mi tía Begoña, mi primo Javi, todos. Eso sí, usando camas hasta en los pasillos. Eran momentos mágicos", rememora Pilar.

"El mercado de los martes con las bicis llenas de cajas y bolsas con mi abuelo, las croquetas y las rosquillas de mi abuela, sus sopas de ajo, la leche recién ordeñada de la vecina de enfrente, Ester. Recoger moras, correr por los montes, ir del barrio de arriba al de abajo, las peleas entre grupos de chavales, los primeros amores...",  añade esta gran lectora, que aprovechaba mucho las siestas y el descanso de los demás para leer.

‘(H)ojeándote’, de Pilar Escamilla
‘(H)ojeándote’, de Pilar Escamilla

"Devoraba todos los libros que allí había, de mi edad y de mayores. Mi tía Bego, que también era mi madrina, tenía libros de poesía. Ella decía de sí misma no tener talento para escribir, pero tenía una sensibilidad tremenda y amaba la poesía. Ella me regaló mi primer libro de mujer poeta leonesa: 'Baladas del abismo', de Margarita Merino. Lo compró en una Librería que había en la calle que llevaba a la Catedral de Astorga".

Durante esos meses de verano leyó a Juan Ramón, Bécquer y muchos más. "Entre el bibliobús que paraba en el pueblo, la biblioteca de Astorga y los libros que nosotros llevábamos y los que le cogía a mi tía, podía leer perfectamente cuatro o cinco libros semanales. También me dejaban muchísimos libros mis tíos Pablo y Marisa. Ellos eran socios del ya desaparecido Círculo de Lectores y cada vez que iba a León a su casa les revisaba con detalle la biblioteca y les cogía prestado todo lo que me llamaba la atención. De todos los libros que me leí me quedo con 'De parte de la princesa muerta'. Me enamoré de ese libro".

"El acento leonés para mí es el más dulce que hay... Así, cuando leo poesía, en mi cabeza lo hago con acento de León, y cuando escribo también... Además, hay palabras que forman parte de mi día a día: berzas, fréjoles, rapaces, etc. Y tradiciones que fuera no se entenderían: ¿quién conoce la vuelta chapista a Astorga si no es de la zona? ¿O quién sabe lo que es un filandón? ¿Quién entendería fuera de León la expresión 'estoy como un botillo'?"

Mis ojos te miran, Edisa.

Increpan sobre esas historias retratadas en viejas fotografías

en las que mi madre, de niña, sonríe a un futuro por llegar.

Tengo en ti un origen silencioso y cálido

donde los abrazos cobran significado,

al igual que tus miradas, tus risas y tus caricias.

Me gustaría, Edisa, tener más sangre tuya.

Sangre resistente, sangre leonesa.

Me gustaría, Edisa, parecerme más a ti.

Aprendiste a silbar mientras sonreías...

Mientras tejes cantas en murmullos...

Mientras guisas murmuras canciones...

Es la música Edisa, la música.

Que parece que va contigo donde quiera que tú vayas.

(Pilar Escamilla Fresco, 'Edisa', incluido en su poemario 'Mi sombra sobre la falda de la montaña')

León en las venas

Está León tan arraigado en sus venas que, en su ópera prima, aparecen sus abuelos en varios poemas suyos. Y, aunque viva en Madrid desde que tenía cinco años, dice que el acento leonés aún resuena en su cabeza.

"El acento leonés para mí es el más dulce que hay... Así, cuando leo poesía, en mi cabeza lo hago con acento de León, y cuando escribo también... Además, hay palabras que forman parte de mi día a día: berzas, fréjoles, rapaces, etc. Y tradiciones que fuera no se entenderían: ¿quién conoce la vuelta chapista a Astorga si no es de la zona? ¿O quién sabe lo que es un filandón? ¿Quién entendería fuera de León la expresión 'estoy como un botillo'?", se expresa esta Licenciada en Económicas con postgrado en Biblioteconomía y Documentación, que siempre que puede se escapa a la provincia de León porque su actual pareja es de El Ganso.

"Le digo a mi pareja que él me ha devuelto la infancia y el pueblo que había perdido. Y me encanta haberlo recuperado. Allí me siento como en casa", precisa Pilar, que siente asimismo pasión por la ya mencionada poeta Margarita Merino (a quien le hemos dedicado fragua en este mismo diario: https://www.ileon.com/cultura/073015/margarita-merino-espana-es-un-pais-tremendamente-cruel-en-sus-modos-y-mas-con-sus-propios-hijos), o bien Leopoldo Panero y el propio Julio Llamazares.

"Aún me recuerdo leyendo sus poemas –se refiere a 'Memoria de la nieve', de Llamazares–, mientras visitaba su pueblo hundido bajo el agua en las montañas de León... Panero también ha sido uno de mis autores de referencia. Me recuerdo asomándome de pequeña al murete de su casa medio abandonada en aquella época e imaginando lo que había podido ocurrir tras esos muros. Menos mal que ahora la casa está recuperada como Casa Museo".

Asimismo, confiesa que, desde hace bastantes años, guarda con mucho cariño una antología muy curiosa: 'The Children's Book of the American Birds' (del Club Leteo). "Ése fue, quizás, mi primer acercamiento a la poesía contemporánea de León", afirma Pilar, que llegó a gestionar, junto a Nico de Brozas como coordinador, una Jam Simultánea de Poesía en noviembre de 2015 en el Ateneo Varillas de León: https://www.facebook.com/events/136222936735247/

Recientemente, ha participado en el Ágora de Poesía, L'Ékole Poetique y Solsticio en Turgencius, eventos que se le antojan fascinantes.

"El Ágora es increíble. Llueva, nieve o haga el tiempo que haga, ahí están, recitando versos al aire libre. La gente de L'Ékole me parece que hacen un trabajo inconmensurable llevando a muchísimos poetas y llenando acto tras acto el local donde lo realizan. El Solsticio es un evento mágico, donde se mezcla la palabra, la música y la magia de la noche de San Juan. Además, el paraje donde se realiza tiene una energía brutal", matiza esta organizadora de eventos poéticos, a quien le gustaría poder participar pronto en 'Versos en la Somoza': https://versosenlasomoza.home.blog/, porque le parece una iniciativa única: "acercar a pueblos de la comarca poetas y músicos. Los vecinos de esos pueblos rara vez podrán acercarse a un recital o un concierto salvo que vayan a alguno muy puntual en León o en Madrid/Barcelona donde son más habituales. La oportunidad bidireccional de regalar tu obra a esas personas, y lo que ellas te aportan escuchándote y hablando con ellas, recibiendo sus comentarios, sus opiniones, desde luego es inconmensurable".

Siente admiración por autoras leonesas como Cris Flantains, Carmen Busmayor, Ángeles Fernangómez, Mercedes G. Rojo o Mari Paz Martínez (todas ellas entrevistadas en este periódico), cuya labor como promotoras culturales le resulta maravillosa e imprescindible. Y, además, están surgiendo algunas iniciativas editoriales como Mariposa Ediciones o Marciano Sonoro que están llenando, en su opinión, el panorama de libros de altísimo nivel literario, con una excelente calidad de edición.

"Me está despertando mucha curiosidad las propuestas que lanzan desde #Plataforma, destacando a Marina Díez (https://www.ileon.com/cultura/071870/marina-diez-es-liberador-para-una-persona-tan-pasional-en-todo-lo-que-hace-como-yo-el-poder-desahogarse-en-papel) cuya sensibilidad y creatividad me parecen fascinantes", reseña esta confesa admiradora del Diario de Ana Frank, los diarios de Anaïs Nin, 'Una Habitación propia' de Virginia Woolf, 'Frankenstein' de Mary Shelley, 'Alicia' de Lewis Carroll y 'El Principito' de Saint-Exupéry... aparte de Benedetti o escritoras de la talla de Gioconda Belli, Magdalena Lasala, Jane Austen y las hermanas Brontë, Sylvia Plath, Anne Sexton, Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, Marina Tsvetáyeva, Wislawa Szymborska, Ana Rossetti, Amélie Nothomb, Chantal Maillard, Clara Janés, Carmen Conde, Gloria Fuertes, Ana Pérez Cañamares, Silvia Cuevas Morales o la poesía de adultos de Alfonsa de la Torre.

"Aún me recuerdo leyendo los poemas de 'Memoria de la nieve', de Llamazares, mientras visitaba su pueblo hundido bajo el agua en las montañas de León... Panero también ha sido uno de mis autores de referencia. Me recuerdo asomándome de pequeña al murete de su casa medio abandonada en aquella época e imaginando lo que había podido ocurrir tras esos muros. Menos mal que ahora la casa está recuperada como Casa Museo".

Cabe subrayar que Pilar Escamilla estará en la ciudad de León el viernes 6 de marzo para participar en un homenaje a la poeta Alfonsa de la Torre que organiza Mercedes G. Rojo. Y el domingo 22 de marzo estará en el ciclo 'Versos sobre el Pentagrama' que llevan años realizando en Madrid, en el Café Libertad 8, Rafa Mora y Moncho Otero: http://www.versosobrelpentagrama.com/

"Desde que tengo conciencia me recuerdo leyendo, con uno o varios libros en el bolso o en la mochila, así como uno o varios cuadernos, y siempre con un estuche lleno de útiles de escritura encima. Esta manía la sigo manteniendo actualmente... Siendo muy pequeña mi madrina me regaló el Diario de Ana Frank. Y ahí empecé la escritura de un diario que aún a día de hoy mantengo, con altibajos, pero mantengo", explica esta narradora oral y fotógrafa aficionada, que ya en el instituto ganó un concurso de poesía, escribiendo sin parar a partir de esa época.

"Ya en la facultad algunos compañeros me recomendaron entregar una muestra de mi obra en la Red de Arte Joven de la Comunidad de Madrid. Así lo hice, y ahí empezó mi 'carrera' en los escenarios. Desde entonces, no he parado... Participo muy activamente en recitales conjuntos y periódicamente ofrezco alguno individual, aunque siempre intento estar bien arropada por músicos amigos como Agustín Alegre y Daniel Hare... O bien la poeta Beatriz Ruiz Ruiz y mi prima, también escritora, Susana Escamilla López... Todo esto por amor al arte y con mucho esfuerzo personal y económico por mi parte. Pocas veces he cobrado por estas actividades y la verdad es que, como casi todos en este mundillo, tengo que trabajar para poder mantenerme, ya que de la literatura y del arte aún no he descubierto la forma de vivir", puntualiza la autora de 'Mi sombra sobre la falda de la montaña', que encuentra en Madrid un hervidero de actividad, además de algunas convocatorias anuales de encuentros literarios "como el que organiza Enrique Gracia Trinidad en Gilet, o Ángeles Fernangómez en la Lobera de Gredos que sirven para descubrir voces y relacionarse con compañeros de este mundo".

En su caso la poesía, que es como el aire que respira o el agua que bebe, le sirve como desahogo, para expresar lo más íntimo de su ser, habida cuenta de que su obra es muy intimista. Asegura que se desnuda casi completamente cuando escribe.

"Subirme a un escenario y leer mis textos es un ejercicio complicado de estriptis de la parte más íntima de mí misma. También es verdad que me gusta mucho la belleza de las palabras, y la parte más lúdica que me permite jugar con ellas y divertirme escondiendo mensajes, y jugando a meter nombres, mensajes y dedicatorias entre líneas".

Pilar Escamilla./ Foto: Tamara Martín García
Pilar Escamilla./ Foto: Tamara Martín García

Cree que la poesía debería ayudar a ver y a sentir la belleza de la vida, sea desde el dolor, el desarraigo, la denuncia o simplemente de la expresión de emociones básicas. "Hay mucha gente que me dice: 'no, a mí no me gusta la poesía'. Vale, si te quedas con lo que te enseñaron en la escuela y el instituto no me extraña que no guste. Con una princesa triste de labios de fresa que nada dice a una persona que vive en el siglo XXI. Pero cuando lees a poetas contemporáneos como Ana Pérez Cañamares, por ejemplo, es brutal. Sientes el disparo de la palabra que te atraviesa y te desgarra, de la expresión precisa y acertada, y además, la música y la belleza que te embarga y que no puedes soltar y te hacen volver de nuevo a la lectura de ese texto una y mil veces más".

'(H)ojeándote' es, a juicio de su prologuista Beatriz Ruiz, "un libro mojado de lluvia y caídas", bellamente ilustrado, que penetra en nuestras entrañas, escrito con sensibilidad y valentía, "con versos en las venas", por decirlo con sus propias palabras. "Leer a Pilar es un recorrido desde el útero al cerebro pintando de colores las uñas de mis pies", escribe en el epílogo Rocío Scharfhausen.

'Manual para borrarte de mi recuerdo' es un poemario de búsqueda, búsqueda de libertad, de anhelos, de verdad, de olvido, en ese proceso dialéctico de olvido/memoria, de reconstrucción, en definitiva, tocado por amor/desamor y el erotismo: "...Sentir tus manos sobre mi espalda/ la lengua sobre mis nalgas,/ tus piernas entre mis piernas...". "...Crezco salvaje entre tus mordiscos/ sin saber si volverán a mi piel,/ deseando que tu voz me tiemble/ mientras mis gemidos te lamen./ Apenas puedo dormir sin ti,/ como tampoco lo hago contigo./ Quiero encontrar tu vientre silvestre/ en mi almohada de mariposas/ y rozar con mis nalgas tu deseo...".

Por su parte, la narrativa le hace viajar. "Es un pasaporte a sitios y vidas distintos... Hay una imagen que circula por internet preciosa en la que se ve a una niña pidiéndole a Papá Noel que le permita viajar y conocer otros mundos y otras culturas, y él le da un carnet de biblioteca. Eso es para mí la narrativa. Descubrir, sentir, viajar. Un pasaporte vital y emocional".

Su obra narrativa va en paralelo, según ella, a su obra poética. Sus textos de 'Amor, neurosis y vida' no son estrictamente cuentos o relatos en sí mismos, sino un acercamiento más al género epistolar y de diario. Aunque también haya escrito relatos en el sentido más clásico donde cuenta historias.

Hay un gorrión afónico alojado en mi bufanda,

tengo un pañuelo de colores que te abraza,

huelo a vainilla y pan de horno,

y, sí, lo has adivinado, tiemblo.

(Pilar Escamilla Fresco, de su poemario 'Manual para borrarte de mi recuerdo')

Fotógrafa de las palabras

Como amante de la belleza y la expresión íntima, Pilar siente gran atracción tanto por la imagen como por la palabra. "La imagen, muchas veces, acompaña a la palabra escrita en mis publicaciones. Mi último poemario, sin ir más lejos, va acompañado de algunas de mis fotografías que han de ir (y van) de la mano de los textos a los que acompañan. La fotografía me permite acercarme a una expresividad que muchas veces con la palabra no alcanzo. Y al revés. Se retroalimentan la una de la otra".

Cuenta que se ha centrado sobre todo en los retratos de que aquellas personas que la rodean y a las que admira. Por tanto, en su colección fotográfica abundan fundamentalmente los retratos de amigos, poetas y músicos de la actualidad madrileña. "En mis retratos intento no sólo fotografiar a las personas, sino reflejar lo que ellas me transmiten, la esencia que ellas dejan en mí".

En estos momentos, desde el punto de vista literario, dice que está rumiando dos proyectos, uno de poesía y otro de prosa.

En cuanto al poético, va a intentar dar voz a su yo más personal. Por ahora está barajando estructuras, aunque ya tiene unos cuantos textos avanzados. "Tengo vivencias que nunca he plasmado aún en mis publicaciones y son las que ahora gritan por salir a la luz".

"Cuando lees a poetas contemporáneos como Ana Pérez Cañamares, por ejemplo, es brutal. Sientes el disparo de la palabra que te atraviesa y te desgarra, de la expresión precisa y acertada, y además, la música y la belleza que te embarga y que no puedes soltar y te hacen volver de nuevo a la lectura de ese texto una y mil veces más"

Respecto a su proyecto narrativo, bajo el título colectivo de 'Amor, neurosis y vida': https://pilarfresco.blogspot.com/2017/03/amor-neurosis-y-vida.html, ha comenzado a publicarlo en su blog. Se trata de relatos íntimos dedicados a personas queridas, "a las que quiero o he querido tanto como para hacer mías sus dolencias, sus neurosis y sus vidas... He ido recogiendo tanto los textos ya escritos (con enlace) como los proyectados (aún sin enlaces). Cada relato va acompañado de alguna imagen que me ha parecido significativa y que se puede encontrar fácilmente en internet (siempre pongo la fuente y digo quién es el autor de cada imagen). Además, cada relato (o reflexión, carta o como quiera llamarse) lo he ido acompañando de una lista de reproducción de canciones en Spotify que va creciendo conforme voy añadiendo textos y personas a mi proyecto... La neurosis y el arte van de la mano con más frecuencia de la que muchas veces queremos reconocer".

Viajante incansable que recorre Europa y América

para alimentar a su familia.

Al menos incansable parecías.

Pero tus ojos miraban lentamente

esas fotografías en blanco y negro

de unas niñas

de una esposa

de una familia riendo.

A lo lejos, sus ojos se pierden

en un océano salado y lleno de vida.

Vida, esa vida que la pobreza roba.

Construir, construir, construir.

Y un presente que se le escapa de las manos.

Edisa, ¿dónde estás?, ¿dónde?...

Es de noche y a mi lado tu sombra me mira... Es de noche y hace frío... Edisa, te necesito...

¿Dónde están? Mis niñas, Edisa, ¿dónde?

Viajante-emigrante,   trabajador-emigrante...

(Pilar Escamilla Fresco, 'Lauren', incluido en su poemario 'Mi sombra sobre la falda de la montaña')

‘Manual para borrarte de mi recuerdo’, de Pilar Escamilla
‘Manual para borrarte de mi recuerdo’, de Pilar Escamilla

Entrevista breve a Pilar Escamilla Fresco

"Si no escribo, las palabras se me atoran en la cabeza y tengo miedo de que me explote"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

Sigo releyendo los diarios de Anaïs Nin año tras año.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).

Varios: Alicia, el Conejo, el Sombrerero y la Reina Roja, de Lewis Carroll.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

He empezado varias veces 'La insoportable levedad del ser' y no puedo con ese libro. Lo siento, reconozco que aún no lo he acabado.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Me considero una persona muy sensible en todos los aspectos de la vida, lo cual muchas veces me trae demasiados quebraderos de cabeza.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Que tengan buen fondo, buen corazón, lo que llamamos "ser buena persona". Todos podemos equivocarnos, tener fases en las que vivimos de una u otra manera, pero hay esencias que permanecen con nosotros.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Estoy muy desilusionada con la política actual. Me considero una persona de izquierdas, feminista y republicana. Y no me siento representada por ninguna fuerza política actual. Al principio de su andadura colaboré activamente con Podemos, donde, a pesar de Pablo Iglesias, me sentí cómoda con las ideas que defendían. Una vez vivido desde dentro, salí escaldada. Tras Vistalegre (el primero que hubo), me fui retirando poco a poco y no he vuelto a participar en nada más. Especialmente como mujer, me siento obligada a ir a votar convocatoria tras convocatoria al que considero menos malo. Incluso aunque eso me haga sentir muchas veces que mi voto no sirve para nada. Para mí votar es más que un derecho, es una forma de dar las gracias a todas esas mujeres que han luchado con su vida para que yo pueda ese día votar.

La sociedad actual tiene muchas iniciativas que me parecen fascinantes pero que aún son muy desconocidas. Grupos de iniciativa vecinal como Bancos del Tiempo, Bancos de Alimentos y grupos de intercambio y reciclaje de enseres como los englobados bajo la red mundial de reciclaje Freecycle me parecen innovadores y aportan mucho a las personas y a la sociedad. Aun así, me da pánico ver a mi hija de 12 años cómo se relaciona con el consumismo, la imagen y las nuevas tecnologías. Y eso que, ejemplo y educación en casa hacia otro tipo de ocio, hay.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Leer y escribir, podría decir. Pero mentiría. Eso me aporta muchísimo. Pero no es lo que más me divierte. Lo que más me divierte es quedar –para charlar, tomar café, comer, ver exposiciones, etc.- con mis vidas cercanas (amigos, familia extendida y elegida, gente querida), practicar el 'Bookcrossing' (tanto en la parte de la liberación y el intercambio de libros, como en los encuentros con la maravillosa comunidad que hay en España: http://www.bookcrossing-spain.com) y el 'Geocaching', que me permite viajar y descubrir sitios que de otra manera no conocería,  de una manera lúdica y divertida. Además de conocer gente tan loca como para esconder y buscar "tesoros" por los campos y por las ciudades: http://www.geocachingspain.es).

¿Por qué escribes?

Por pura necesidad. Si no escribo, las palabras se me atoran en la cabeza y tengo miedo de que me explote o de que la pierda en un brote de locura irremediable.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

A mí no sólo no me sirven sino que me perjudican. Para mí son unos ladrones de tiempo brutales, pero he de reconocer que son plataformas para publicitar, contactar con gente, ampliar horizontes. No exentos de peligros derivados de la exposición pública y la auto-imagen que quieres proyectar.

Yo he tenido cuentas, creo, en casi todas las redes, pero me he saturado y he sentido la necesidad de hacer limpieza de mis nubes, por decirlo de una manera suave. A finales del año pasado me di de baja de Twitter, de Instagram y dejé en pausa mi cuenta de Facebook. A esta cuenta he vuelto hace poco, casi por tu culpa, porque me llegaron avisos de que me estabas escribiendo y volví a activar la cuenta. Ahí tengo cuenta personal como Pi Fresco y cuenta con mi perfil público como Pilar Escamilla Fresco. Pero mis sentimientos son ahora de pereza y distanciamiento, apenas me meto en ella salvo cuando alguien me escribe o me menciona directamente, o salvo para compartir algo que pueda ser extremadamente interesante o que sea de mi interés promocionar.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

La vida, las personas y la observación. Compaginado con un ansia de lectura que nunca he sido capaz de saciar. Leer y vivir es lo que a mí me lleva a escribir.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Estoy suscrita a algunos blogs y páginas que me interesan a nivel profesional, pero entiendo que estos no son por los que me preguntas. Blogs que me entusiasman por las recomendaciones literarias fantásticas que hacen son: 'Bestia Lectora': https://www.bestialectora.com/, y 'Leo y te lo cuento': https://loslibrosdeveda.blogspot.com/

Para mí la mejor herramienta literaria es acudir a eventos (mejor como público, sin participación activa), descubrir voces y comprar sus libros para leer y releer.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Uf, creo que es la pregunta más difícil de esta entrevista y no sé si sabré responderla sin cambiar de idea al poco de habértela enviado...

Vive, disfruta de la vida, cuídate, cuida de tus vidas cercanas, y deja vivir.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad