Quantcast

Política: Elecciones Generales 10N

El PSOE calcula que en León el cuarto diputado pasará de Ciudadanos al PP por el desgaste 'naranja'

El Partido Socialista asume la dificultad a nivel nacional de mantener el número de escaños en muchos territorios pero Castilla y León es donde prevé crecer más, dando por hecho que el "pacto de la infamia" de Ciudadanos con Mañueco (PP) para que no gobierne Tudanca, el más votado, les pasará factura hasta el punto de perder siete de los ocho diputados nacionales que obtuvo el 28A.

Resultados 28A: Javier Alfonso Cendón PSOE, Andrea Fernández PSOE, Justo Fernández González Cs y Carmen González Guinda PP
Podría haber cambios en los cuatro rostros de los diputados nacionales por León que salieron de las urnas el 28A.
ileon.com  | 03/10/2019 - 10:03h.

No será una tarea fácil. Pero el Partido Socialista sigue confiando en que la repetición electoral, tras el fracaso para la formación de un Gobierno presidido por su líder, Pedro Sanchez, signifique para el PSOE aumentar su número de escaños en el Congreso de los Diputados a partir de los comicios del próximo 10N. Y en esta estrategia, Castilla y León se atisba como esencial.

Los socialistas tienen sus propios cálculos y son conscientes de que el mayor granero de crecimiento prácticamente de toda España son las nueve provincias de la Comunidad, tal y como publica hoy 'ElDiarioCyL.es', y entre ellas León jugaría también un papel clave.

Sin embargo, en este caso, las estimaciones internas no pasan por que en León el PSOE aumente de los dos diputados actuales a tres -de los cuatro que hay en liza tras la bajada poblacional-. Sus cuentas son que seguirían siendo dos los parlamentarios nacionales por León: su líder provincial, Javier Alfonso Cendón, y Andrea Fernández.

El tercero se dá por hecho que, como ahora, caerá del lado del Partido Popular, escaño que ha ocupado desde el 28A Carmen González Guinda, quien es una incógnita aún si repetirá o se hará a un lado para dejar hueco finalmente al exalcalde y actual portavoz popular en la oposición del Ayuntamiento de León, Antonio Silván, tal y como parece haber nominado Alfonso Fernández Mañueco.

Y es en el cuarto parlamentario donde podría haber novedades. Los socialistas desde Ferraz creen que Ciudadanos, como en casi todas las provincias de la Comunidad, también en León caerá en picado respecto al resultado de los últimos comicios y por lo tanto Justo Fernández, quien se da por hecho que repetirá como cabeza de lista 'naranja', abandonará el escaño. Para el PSOE, este cuarto parlamentario se lo llevaría el Partido Popular, que así pasaría de contar con un diputado a dos.

Pero hay que tener en cuenta que desde Madrid los socialistas no han tenido en cuenta del impacto que podría suponer la candidatura a las generales de Unión del Pueblo Leonés (UPL), que ha decidido ahora sí, al contrario que en abril, presentarse a las elecciones generales con un candidato aún por designar.

Un impacto no tanto porque pueda conseguir este cuatro escaño en el Congreso de los Diputados, que los cálculos ponen como un reto difícil que pasaría por casi duplicar su buen resultado de las últimas autonómicas, y que jamás ha conseguido, sino también porque es una incógnita a qué formaciones le 'robaría' más voto.

Lo que sí que todo el mundo da por seguro es que Podemos, que en el pasado mandato sí tuvo escaño por León, volverá a quedar lejos de conseguirlo con la casi segura repetición de Ana Marcello como cabeza de lista, a pesar de su fuerte empuje nacional en la formación de Pablo Iglesias. Al igual que Vox, que se presentó con escaso éxito por primera vez el 28 de abril con una desconocidísima cabeza de cartel que está por ver si repite.

El granero de Castilla y León

En todo caso, León al margen, el PSOE confía en su 'granero' de Castilla y León para crecer. Porque en su conjunto, valora que Ciudadanos no sólo perderá en León sino en ocho de las nueve provincias en las que el 28A obtuvo un diputado. ¿El motivo? El desgaste de castigo que esperan que los electores impongan a la formación de Albert Ribera tras firmar lo que la oposición ha denominado el "pacto de la infamia" para permitir al PP seguir gobernando en la Junta de Castilla y León 32 años después, a pesar de su discurso de cambio y regeneración.

Por eso, la cuenta de la formación que lidera Pedro Sánchez en la Comunidad es que el PSOE puede arrebatar su parlamentario a Ciudadanos en Salamanca, Zamora, Palencia y Segovia, mientras que caería del lado del PP, además de quizá en León, también en Burgos y Ávila.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad