Moción de censura CyL

Fracasa la moción de censura planteada por el PSOE para desbancar de la Junta a Mañueco e Igea

La operación para derribar al Gobierno autonómico conformado por el pacto entre PP y Ciudadanos tras las elecciones de 2019 nada más arrancó el apoyo de Podemos-Equo.

Luis Tudanca moción de censura Cortes de Castilla y León
El candidato socialista a presidir el Ejecutivo autonómico, Luis Tudanca, en el debate de la moción de censura. / Miriam Chacón / ICAL
ileon.com / ICAL | 22/03/2021 - 19:33h.

No hubo sorpresas. Y las matemáticas dijeron 'no' a la moción de censura presentada por el PSOE para hacer presidente de la Junta de Castilla y León a su aspirante, Luis Tudanca. La operación para derribar al Gobierno autonómico conformado por el pacto entre PP y Ciudadanos tras las elecciones de 2019 nada más arrancó el apoyo de Podemos-Equo. Y se quedó, por lo tanto, en 37 votos a favor (35 procuradores socialistas y los dos de la coalición morada) cuando tenía que lograr 41 para alcanzar la mayoría absoluta en una Cámara formada por 81 escaños.

La primera moción de censura en la historia de la Comunidad Autónoma de Castilla y León se quedó en un intento frustrado tras una jornada maratoniana que comenzó a las 9.00 horas. El PSOE apeló a las "conciencias" de los procuradores. "Les pedimos un último examen de conciencia", dijo en el último turno la socialista Virginia Barcones después de que Tudanca llamara al cambio político para "limpiar las instituciones". "La corrupción merece un castigo ejemplar", espetó el líder socialista.

Ante estas invectivas, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y el vicepresidente, Francisco Igea (Cs), y los portavoces de los dos grupos políticos que sustentan el Gobierno autonómico inscribieron la moción de censura en los dictados de la dirección federal del PSOE, a la vez que reprocharon a Tudanca que lanzara esta operación política en plena pandemia.

Por la abstención optó la Unión del Pueblo Leonés, que reconoció la necesidad de un cambio político en la Comunidad, pero rechazo apoyar al candidato socialista por entender que no ha sido "receptivo" a la demanda social y política de abrir los trámites para crear una autonomía para la Región Leonesa. "Queremos un presidente que escuche lo que dijeron a gritos los leoneses", dijo su portavoz, Luis Mariano Santos.

En el debate de la moción de censura sobrevoló el panorama político dibujado por las urnas en 2019, cuando el PSOE fue la fuerza más votada con 35 escaños, pero Ciudadanos pactó con el Partido Popular, que gobierna la Comunidad desde el año 1987.

La moción se resolvió con 41 votos en contra de los procuradores de PP y Ciudadanos y Vox, frente a los 37 a favor del PSOE y Podemos y las tres abstenciones de UPL, Por Ávila y la parlamentaria no adscrita María Montero, que abandonó la filas de Cs.

Por lo tanto, pasadas las 19.36 horas, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, informó de que la moción de censura, la primera en la historia de la Comunidad, había sido rechazada al no otorgar la cámara la confianza al candidato socialista Luis Tudanca. La votación, iniciada por orden alfabético mediante sorteo, la abrió la socialista Patricia Gómez Urbán y se vivió un momento de tensión cuando la zamorana Leticia Sánchez (PP) dijo "sí", para a continuación votar "no".

El PSOE pierde la moción; PP y Cs la mayoría absoluta

La moción fracasó para el PSOE, pero el pase de la hasta ahora procuradora 'naranja' María Montero a la condición de no adscrita rompe la mayoría absoluta de la que gozaba desde el comienzo del mandato el Ejecutivo autonómico de PP y Cs, que ahora tendrá que negociar otros encajes de aritmética parlamentaria para sacar adelante sus propuestas en el Pleno de las Cortes.

La operación política ha puesto también en evidencia las indisimulables tensiones internas en Ciudadanos (la procuradora dimisionaria se despachó con críticas a "un grupo sin liderazgo, en el que no existe el trabajo en equipo"), una formación que se enfrenta a una delicada situación derivada de sus últimos fracasos electorales a distintas escalas en España.

Así las cosas, el Gobierno autonómico mantiene el poder, pero queda en mayoría precaria en plena gestión de la pandemia con la rotunda oposición de PSOE y Podemos Equo, reproches de la Unión del Pueblo Leonés, Por Ávila y Vox y la incógnita al respecto de la actitud que mostrará la nueva procuradora no adscrita.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad